miércoles, 29 de agosto de 2012

Adiós a la pensión renovable.



Cómo calificar el incumplimiento de la promesa del Comandante Ollanta Humala a los uniformados a un año de su ascensión al poder. Hasta el momento, desde nuestra percepción, se sigue aplicando la misma mecedora de los gobiernos de Toledo y García, la misma musiquita merenguera, con el mismo director, representante del FMI y el BM.

¿Se puede creer en este gobierno que dice está cumpliendo sus promesas? Recordemos que, el voto de militares y policías en retiro, así como de sus familiares y discapacitados, fue crucial para que Ollanta triunfe en la segunda vuelta electoral. Esta es una verdad insoslayable que la sabe perfectamente Ollanta. Entonces ¿no es de justicia cumplir sus promesas a sus hermanos de uniforme?

El presidente Ollanta, el ministro Castilla y los ministros de Defensa y del Interior han olvidado o pretenden olvidar que, la pensión renovable es un derecho establecido por el DL 19846 y por Ley 24640 y DL 213-90-EF, etc. Estas normas legales disponen que  el personal en situación de retiro, que cumple los requisitos establecidos,  debe percibir las mismas remuneraciones que percibe el personal en situación de actividad.

El pago de bonificaciones establecido durante el gobierno de García, solo para el personal en actividad, estaría violando el derecho a la pensión renovable, señalada en el DL 19846 inciso i. Lo más triste es que, el personal en retiro está aceptando tácitamente esta situación. Quizás, mal orientados por quienes tienen intereses subalternos para legalizar la conculcación de sus derechos y aplicar la ley del “perro muerto”.

Si en esta nueva reestructuración de las remuneraciones y pensiones que se ha planteado al Congreso, se considera la eliminación de la pensión renovable por cualquiera de estas razones: derogatoria del DL 19846, mención expresa en la nueva ley, o simplemente por aplicación de la Constitución, se eliminará automáticamente la cédula viva, conculcando los derechos de los veteranos.

Sin embargo, los veteranos de las FFAA y PNP que se fajaron en la lucha contra las organizaciones subversivas de SL y MRTA, en defensa del estado de derecho, aun mantienen un halito de esperanza, confían que el soberano Congreso rechace tácitamente la propuesta infeliz de Castilla y apruebe el proyecto presentado por las organizaciones de las FFAA y PNP en retiro. Porque una vez eliminada la pensión renovable, ya no existe la mas mínima posibilidad de recuperar derechos. Todo se habrá consumado frente a la inacción de los afectados.

Por otro lado, existen voces persistentes y discordantes de innumerables detractores que tienen las FFAA. Entre estos grupos interesados en desparecer a las FFAA del país, están las ONG´s, la caviarada y los grupos de izquierda extrema que ven a las FFAA como enemigos potenciales y por considerarlos la coraza del estado de derecho y garantía de la  gobernabilidad. Razones por demás importantes, para que el gobierno en uso de sus facultades constitucionales y responsabilidad frente a la seguridad nacional de los 28 millones de peruanos, reconsidere su posición frente a la situación económica de los uniformados.

Innumerables denuncias periodísticas dan cuenta de la nueva estrategia política de Sendero Luminoso. La aparición de organismos de fachada como el Movadef y el Sutep-Conare, así como la presencia de SL en las universidades La Cantuta y UNMSM, son indicativos que SL no ha desaparecido. Esta organización terrorista, convenientemente maquillada, con un nuevo discurso, está aprovechando las garantías de esta democracia, para adoctrinar y confundir a la juventud que no vivió los años de violencia que protagonizó SL contra el Perú.  

Finalmente, en su momento se aplaudió el nacimiento del Frente Nacional Militar Policial (FRENMIPOL). Pues, esta es la oportunidad para que valiéndose del amparo de la Constitución, puedan plantear una acción de garantía basados en el Art. 51 de la Constitución y en el Art. 10, inciso i), del DL 19846, para exigir que el gobierno cumpla con pagar a los pensionistas las bonificaciones que ilegal e inconstitucionalmente esta otorgando al personal en actividad.

Una reflexión final, “derrotamos el terrorismo, sin embargo sus lacayos han maquinado esta venganza a tal extremo que, hoy nuestras FFAA están desarmadas inclusive para la lucha interna, no hay nada mas que decir, han sido castrados su espíritu de lucha y recortado sus capacidad de reacción…”.

No hay comentarios: