domingo, 26 de febrero de 2017

Nadine no la sacó barata, Barata la desbarata

Que a mi patria la fundaron a golpes y cachetazos, cuántas voces se callaron a machete y a balazos, cuántas voces se callaron país, a machete y a balazos; ay país, país, país; ay país, país, país; ay país, país, país; ay país, país, país”
Coplas de mi país.
PIERO

Mientras la podredumbre avanza como plaga infecciosa, en medio de este cieno que huele a “Clathrus crispus”, y que ataca los cimientos del Estado, se ha desatado en la opinión nacional un sentimiento de desconfianza que amenaza generalizarse. La población nacional no solo esta defraudada, ya no sabe en quién o quiénes confiar, o a quién creer.
No se necesita, ser loco, saber leer las estrellas, las cartas, ser adivino, o nigromante, para darse cuenta que el gobierno está metiendo las manos en todo; para sostenerse, para evitar la caída estrepitosa en las encuestas, para tapar el escándalo de Odebrecht, y ayudar a Toledo, ex jefe del actual mandatario. Están desesperados.
En este mega caso de corrupción están involucrados los gobiernos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala. Una gran vergüenza nacional. Somos primeros en: TID, falsificación de dinero, ahora presidentes corruptos y últimos en comprensión lectora en el planeta, una vergüenza. ¿Qué está pasando? ¿Quién nos saca de este derrotero?
La Dra. Julia Príncipe, tiene muchas fortalezas y una hoja impecable de servicios y de lucha contra la corrupción. Ha tenido dos errores garrafales que hacen dudar de su idoneidad: Su opinión acerca de la responsabilidad de Alan García en el caso Odebrecht y las fotografías negadas de su participación en una reunión con la familia Tambini; dicen, gran amigo de Alan García y este haya salido a defenderla.
1.      Barata desbarata a Nadine.
La declaración de Jorge Henrique Simoes Barata, en el caso de corrupción Odebrecht, quien acudió ante el Fiscal Provincial Dr. Hamilton Castro Trigoso, el Fiscal Adjunto Provincial Sergio Jiménez Niño y el Dr. Luis Alberto Bramont Arias Torres, abogado defensor, “para brindar información eficaz con relación al caso investigado y acogerse a beneficios del proceso de Colaboración Eficaz”.
El semanario “Hildebrandt en sus trece”, ha publicado la confesión de Barata ante el fiscal Hamilton Castro. Confirmaría la entrega de coimas a Alejandro Toledo por la interoceánica Sur y a Nadine Heredia para la campaña electoral de Humala el 2011. Las agendas de la señora sí que saben hablar.
Qué declaró al respecto Ollanta Humala, "Nosotros no hemos recibido fondos ilegales de la empresa Odebrecht para la campaña como se ha venido especulando, nos ratificamos en nuestra rendición de cuenta que hemos hecho ante la ONPE como en el 2006 y en el 2011, estamos tranquilos". Tremendo cuajo, no les parece.
Como expresa el Economista Juan Mendoza en un diario de la capital al plantearse una serie de interrogantes, sobre los probables o presuntos delitos que ha cometido la mal llamada pareja presidencial; sociedad conyugal, en la que se impuso el matriarcado para la obtención de pingues ganancias y sobornos siderales a costa del hambre del pueblo.
“¿Por qué una empresa corrupta como Odebrecht le daría plata a los Humala? ¿No sería acaso para ser favorecida por su gobierno? ¿Por qué la “donación”, en cash, fue registrada por la “división de coimas” de la empresa? ¿No habría lavado de activos? ¿Qué credibilidad tienen los Humala si, en lugar de declarar la “donación”, la siguen negando?
Si los Humala hubieran utilizado la plata de Odebrecht en beneficio propio, ¿no sería ello defraudación tributaria? ¿Por qué, según un colaborador eficaz, luego de recibir la “donación”, Nadine hizo lo imposible para que el gasoducto fuese adjudicado a Odebrecht en condiciones lesivas para el Perú? ¿No sería ello cohecho y colusión? ¿Por qué el señor Duberlí Rodríguez, presidente del Poder Judicial, adelantó opinión sobre los posibles delitos de Nadine en una entrevista a Correo?” (Peru21.26febrero2017).
Por ello, llama poderosamente la atención, que algunas autoridades judiciales adelanten opinión, le hacen el juego a los Humala-Heredia. Hasta hace unos meses, Toledo y Karp, eran considerados como dos grandes embusteros, oportunistas y aventureros. Hoy, los Humala-Heredia, han superado la marca dejada por Toledo y su mujer.
Mintieron, engañaron y se burlaron del pueblo. Sostuvieron un discurso de honestidad, de exigir caminar derecho por el sendero de la ley y lucha frontal contra la corrupción, piedra angular de su gobierno; del discurso nacionalista, que nunca la sintieron suya, ni la practicaron, solo cacarón. Un gobierno disque nacionalista.
Fiel a su estilo, Nadine Heredia se pronunció vía twitter respondiendo a la periodista Cecilia Valenzuela, dice: "Ud. puede decir lo que quiera, como siempre. Eso no significa que me hayan entregado a mi ese dinero. Sea estricta en sus juicios".
2.      Los Fujimori en el candelero mediático
La estrategia de los adversarios políticos del fujimorismo, es enlodar y contagiar con el virus de Odebrecht a la clase política. Meter en un saco a todos, reuniéndolos en una misma categoría y estigmatizándolos. Logrando una suma individualizada de “todos pecadores”, “que levante la mano quien esté libre de pecado”, mediante la reiteración incansable de ideas relacionadas con este apestoso caso.
Como se recuerda, aunque la intención de este gobierno sea que la opinión pública nacional se olvide de este tremendo escándalo en las alturas del poder, como cuando PPK, pidió “pasar la página”, tengamos en cuenta que, Odebrecht reconoció “el pago de 29 millones de dólares en sobornos a funcionarios del Gobierno peruano entre 2005 y 2014”.
Como se ha podido observar, se ha declarado la guerra del gobierno contra el fujimorismo, ahora sí, abiertamente. Pese a que el Congreso controlado por Fuerza Popular, aprobó al Premier Zavala y sus ministros durante su presentación en el Congreso y le autorizaron 90 días para legislar y solucionar la crisis en que nos ha dejado Ollanta Humala y su mujer.
La apertura de investigación al congresista Kenji Fujimori por presunto lavado de activos, es una medida que se veía venir, lo estaban guardando y esperando el momento oportuno. Parece que ya llegó ese momento. Le levantarán la inmunidad parlamentaria a su pedido y con plena seguridad, el Ministerio Público no demorará, como en otros casos, para levantarle el secreto bancario.
La denuncia contra Joaquín Ramírez ex secretario general de Fuerza Popular, en la que se denuncia a Keiko Fujimori por presuntamente haber entregado US $ 15 millones, para ser lavados en grifos del norte del país. Y que debe este ser el dinero que su padre robó durante su gobierno. Para los enemigos del fujimorismo es suficiente para meterlos en la colada.
Pode Judicial de Chile decidió ampliar la extradición del ex presidente Alberto Fujimori por el presunto delito de homicidio calificado por el caso de la matanza de Pativilca. Qué se esconde detrás de esta situación, ¿es una ayuda al gobierno de PPK, para después cobrar dividendos en gas y energía? Cuál ha sido el rol del expresidente chileno Sebastián Piñera, muy influyente en su país. De Chile esperamos cualquiera cosa.
3.      Pedro Pablo Kuczynski (PPK) en su laberinto
Debe ser grande la preocupación de PPK que, según algunos analistas, se buscó un viaje a EE. UU, condecoración de por medio en Princeton University, para arreglar sus cosas personales. Otros dicen que podría reunirse con Toledo y negociar, para que no regrese el “sano y sagrado”; porque, comprometería a PPK y causaría o provocaría una futura vacancia presidencial.
Quién o quiénes son responsables de esta situación, solo los actuales funcionarios de este gobierno. Pedro Pablo Kuczynski en menos de 7 meses ha descendido peligrosamente en las encuestas un 29% este mes, 6 puntos menos que en enero, mientras que la desaprobación llega a 58% Niveles que le será muy difícil revertir en el futuro. Todo esto por errores, crasos errores de sus principales colaboradores.
El gobierno no sabe cómo ayudar a Alejandro Toledo, no hablamos de las presiones que deben llegar desde EE. UU sobre el actual presidente, quien fue Premier y ministro de economía de Toledo, ni del Gobierno contra la fiscalía encargada del caso “lava jato” y de la mayoría de funcionarios que están en el gobierno y que trabajaron con el “sano y sagrado”, como el premier Zavala.
Las razones: el escándalo de corrupción provocado por las empresas brasileñas constructoras en nuestro país, cuyas denuncias pese a que ya se conocían dese hace varios años, lo advirtió Aldo Mariátegui, cuando fue director del diario Correo. Nadie le hizo caso, todos miraron al otro lado y lo hicieron papilla; sí, los mismos que hoy, gritan al unísono contra Odebrecht y se erigen como defensores de los DDHH. Hipócritas
Tuvo que venir la denuncia de EE.UU., para que, recién entonces, despertaran de su letargo y de inmediato se pusieran las pilas. Se desataron las recriminaciones, salieron a la luz algunas observaciones de la Contraloría General de la República, específicamente del ex contralor fallecido Genaro Matute y un sinfín de etc., etc., etc.
Para enturbiar el proceso de extradición de Toledo, el Ejecutivo, vías sus principales voceros, Basombrio, Sheput, Bruce, todos al unísono criticaron y atacaron, se pusieron contra Toledo, lo alertaron, hicieron declaraciones políticas, que podrían empañar la denuncia de captura internacional, dictada por la justicia nacional contra el ex jefe de estos funcionarios. Algo irónico, han trabajado para ese gobierno y hoy están “ayudando”.
Para rematar esta situación, aparece una foto, “que vale más que mil palabras”, para enturbiar el proceso del aeropuerto de Chinchero, sumado a las parientes de prominentes funcionarios de este gobierno y algunos amigos que se beneficiarán por 40 años sin poner un sol.
La fotografía es elocuente, más allá de las explicaciones que se puedan ensayar a última hora, como dicen, “vale más que mil palabras” y vale más que cien mil explicaciones. El ministro de Transportes y Comunicaciones, actual Vicepresidente de la República Martín Vizcarra, sería interpelado, lo han planteado el congresista Yonhy Lescano vocero de Acción Popular y Luis Galarreta vocero de Fuerza Popular.

Finalmente, el mensaje del Cardenal Cipriani es elocuente, “Cuando veo esta podredumbre de la corrupción, este veneno de la corrupción, me hace pensar que algunos de esos protagonistas fueron de los principales personajes que se dedicaron a maltratarme. Esos que decían ‘nunca más corrupción’ hoy son corruptos, ‘nunca más la mentira’ y hoy son mentirosos”, dijo el cardenal (RPP-26 febrero 2017). Enturbiar 

lunes, 6 de febrero de 2017

Dos aventureros en París rumbo a Israel


Umberto Jara, en su obra Historia de dos aventureros, hace un recuento de las andanzas de Alejandro Toledo y Eliane Karp, dos oportunistas. Desde que se conocieron en la Universidad de Stanford, su matrimonio no aprobado por los padres de ella. El abandono de hogar por parte de la Karp dejando a Toledo con su hija Chantal de 4 años.
Su posterior divorcio en un juzgado de EE.UU., la separación durante diez largos años, el retorno de Karp al Perú desde Israel donde trabajaba. Su interés por figurar en la política como parte del proyecto político de su ex marido, decidió unirse nuevamente a él, para emprender una aventura en nuestro país, con ayuda de oportunistas, ingenuos arribistas y llegar así a la presidencia.
Según el relato de Umberto Jara, todo en la vida de Alejandro Toledo ha pasado por discursos de falsedades, mentiras e historias ficticias, solo para construirse una imagen de experto en temas de economía. La pobreza de su niñez en Chimbote en el Pueblo Joven San Pedro, sus estudios escolares y su viaje a EE.UU. ayudado por el Cuerpo de Paz.
Desde la utilización de su imagen de seudo-economista, pasando por su asesoramiento al dueño de CLAE, quien le pagó una estadía en Harvard como “visiting scholar”, la fotografía que ambos se tomaron en el campus universitario de esta prestigiosa universidad, fue utilizada burdamente en una campaña publicitaria engañosa para atraer a CLAE, nuevos incautos para estafarlos.  
Toledo se ha caracterizado a lo largo de su vida por “Tomar como suyo el prestigio ajeno”. Veamos lo que apunta Umberto Jara en su obra: “El paso de Toledo por Stanford sin haber obtenido el título de Economista. Los dos millones de dólares que ganó en CLAE por su relación con Carlos Manrique. Sus vínculos secretos con Vladimiro Montesinos desde 1994 hasta el 2000. La compra de la casa de Camacho por medio millón de dólares ante el notario de Montesinos Oscar Medelius. La historia de su divorcio y matrimonio. Las negociaciones con emisarios de Montesinos y un millonario soborno para fingir una renuncia a la segunda vuelta electoral del año 2000, etc.”.
Alejandro Toledo, desde antes de acceder a la presidencia, llevaba una vida licenciosa, así trataba de demostrar que era un cholo avivado, que se las sabía todas. Su vida ha sido una fosa de mentiras, una cima de alcohol, mujeres y sustancias prohibidas. Quién no recuerda cuando se “perdió” en los hostales Queens y Melody, previa paso por el Two Stars, de donde salió ebrio y acompañado de cinco mujeres. Era el 15 de octubre de 1998.
A día siguiente, Eliane Karp busco el consejo de Alfredo Novoa, jefe de su marido, quien hizo la denuncia por secuestro ante la división de secuestros de la policía. A este caso la prensa lo bautizó como “el día perdido” y fue un día muy especial de alcohol y mujeres y drogas corroborado por análisis clínicos, testimonios de personas y partes policiales. No fue un secuestro. Nada de esto era ajeno al conocimiento de Vladimiro Montesinos.
El 25 de marzo de 2001, la prensa acusó a Toledo por consumo de cocaína, la respuesta de Toledo fue un comunicado, aprovechando que Montesinos estaba prófugo declaró: “Fui secuestrado, sedado y drogado, posiblemente para fotografiarme en situaciones comprometedoras y posteriormente tratar de chantajearme”.
Hoy nuevamente este personaje, hace noticia, atrás quedó para el recuerdo la marcha de los 4 suyos, cuando un enardecido “cholo de Harvard”, con vincha de revolucionario, se lanzó a las calles de Lima con un discurso mortífero contra la reelección de Fujimori. Atrás quedaron sus buenas intenciones, su perorata engañosa y su manipulación, para movilizar a la gente que creyó en él.
Hoy enfrenta acusaciones de la fiscalía por haber recibido USA 20 millones de dólares como soborno para dar el sí a la construcción de la carretera interoceánica sur. Toledo hoy es señalado con el dedo acusador de la justicia, por haberse dejado vencer moralmente por su mala conducta, ambición, vida licenciosa y disipada, que muchas veces mostró siendo candidato, pero que el pueblo no quiso ver y lo eligió.
Triste decepción para un pueblo que cada lustro asiste a las urnas, para entregar su voto, esperanzado en que las cosas cambiarán y mejorará su situación económica y de inseguridad, en que se ha vuelto el escenario de nuestro país. No solo la moral pública está podrida, hiede a pus, las pústulas malolientes atacan el cuerpo de la nación.
Nuevamente ese sufrido pueblo, 30 millones de connacionales, no solo ha recibido un portazo en las narices, sino que observa con mucha preocupación la depravación de la moral en quienes detentan el poder, aquellos que tienen la responsabilidad de gobernar el país, eso sucede, porque se elige equivocadamente al candidato menos malo, que al final resulta una gran decepción como es el caso de los tres últimos gobernantes.
Mientras la fiscalía demora exprofesamente la solicitud de detención nacional e internacional, este lunes recién el juez determinará y dispondrá la captura de Alejandro Toledo por haber recibido, la suma de US$ 20 millones de dólares como soborno para la construcción de la carretera transoceánica sur. La pareja de aventureros disfrutaba de un viaje de placer en la ciudad más cara del planeta.
Esta pareja de afortunados aventureros, antes de llegar a su nuevo destino Israel, se divierte de lo lindo en una de las ciudades más caras del planeta, no dudamos que, fiel a su estilo, se habrá despedido del Moulin Rouge, con buen champagne MOËT & CHANDON o un VEUVE CLICQUOT, que están dentro de los mejores y más caros.
Alejandro Toledo arrastra su vergüenza por todo el planeta, con seguridad debe estar buscando un hueco dónde esconderse. Él puede decir que es inocente, una mansa paloma, que están violando sus derechos humanos, amenazar con acudir a la OEA, solo su desesperación lo puede dominar; pero, allí están las pruebas.

La señora Eliane Karp, puede darse el lujo, estando lejos del país, de amenazar a medio mundo en especial al actual mandatario; si la señora Karp tiene algo que decir, que lo declare ante un juez y deje de comportarse con actitudes que más huelen a chantajes. No ponemos las manos al fuego por PPK, él sabrá cómo defenderse. Pero, habiendo sido aludido por la señora Karp, Pedro Pablo Kuczynski le debe una explicación al país y creemos que es hora de tomar el toro por las astas. 
Foto: IDL-Reporteros.

sábado, 4 de febrero de 2017

Expedición Lynch, 46 días de alevosa destrucción.


Recordar para nunca olvidar...

Han transcurrido 128 años desde aquel 4 de setiembre de 1880, se inició en que nuestros principales puertos y haciendas del Norte, fueron destruidos violentamente por la expedición Lynch. El 6 de noviembre de 1881 Francisco García Calderón es tomado preso y enviado a una cárcel en Chile.

En una entrevista realizada 7 de septiembre de 1883, por un reportero del periódico New York Herald, al Almirante chileno Patricio Lynch, jefe de las fuerzas de ocupación en Lima, este declaró sobre al general  Miguel Iglesias lo siguiente:

“Al fin un valiente militar y un patriota bien intencionado, el general Iglesias, se ha presentado para redimir su país. Le damos toda clase de auxilios; le damos dinero y armas; derrotamos a sus enemigos y le damos prestigio. ¿Con qué objeto? Para que pueda venir la paz”.
“Hemos evacuado el Norte del Perú; hemos dado al gobierno de Iglesias la valiosa Aduana de Salaverry (puerto de Trujillo) y sólo por razones de humanidad no sacamos a nuestras tropas de otros muchos lugares porque las poblaciones quedarían saqueadas sin piedad por merodeadores peruanos, si las evacuáramos”.
“Ahora o nunca, tiene que establecer el Perú un Gobierno moderado y honrado, y es de esperar que lo que ha sobrevenido podrá ser una lección útil a los peruanos para saber disciplinarse”.
¿Y quién fue Patricio Lynch?
La piratería es una actividad, tan antigua como la navegación misma. Una embarcación privada o estatal amotinada, atacaba a otra en aguas internacionales o en lugares sometidos a la jurisdicción o no de un Estado, con el propósito de robar su carga, exigir rescate por los pasajeros, convertirlos en esclavos y muchas veces apoderarse de la nave. Quienes realizaban esta práctica se denominaban piratas y robaban por cuenta propia.

Los Corsarios, eran marinos contratados y que servían en naves privadas con “patente de corso”, es decir, tenían permiso de la autoridad para atacar barcos y poblaciones de naciones enemigas. La distinción entre pirata y corsario es parcial, porque corsarios como Francis Drake o la flota francesa en la Batalla de la Isla Terceira fueron considerados vulgares piratas por las autoridades españolas.

En la actualidad el concepto de piratería ha evolucionado y se ha extendido a otros ámbitos. Hoy se califican de piratas a quienes imprimen libros, revistas, etc., reproducen CD`s de música y DVD`s de películas, comercializan medicinas de dudosa procedencia y fabrican ropa y zapatillas de marca reconocida. La informática también tiene sus piratas, crackers y hackers.

El Callao, desde tiempos del Virreinato fue “visitado” por piratas y corsarios de toda laya. El más célebre ataque pirata contra el primer puerto del virreinato del Perú fue realizado en tiempos del virrey Francisco de Toledo (1569-1581) cuando reinaba en España, Felipe II (1556-1598), por el legendario Sir Francis Drake, socio de aventuras del pirata negrero John Hawkins.

Drake salió de Inglaterra en diciembre de 1577 con 5 naves rumbo al Brasil, penetró en el Río de La Plata, luego atravesó el estrecho de Magallanes en agosto de 1578. Aunque sólo conservó su propia nave, tomó rumbo hacia el norte y realizó asaltos sorpresivos en Valparaíso, Coquimbo y Arica.

Protegido por las sombras de la noche, se apoderó en el Callao de las naves surtas en la bahía el 13 de febrero de 1579, transbordó a la suya toda la carga que juzgó útil y luego las hundió o las soltó a merced de la corriente. Inmediatamente prosiguió hacia el norte, para eludir los preparativos de defensa en el puerto.

En los días del ataque de Drake al Callao, el virrey Toledo tenía en prisión a un pirata inglés capturado en Panamá mientras intentaba robar esclavos en tierra firme: John Oxenham, que concluyó sus días en una prisión de Lima. En 1587, en tiempo del virrey Fernando Torres y Portugal (1585-1589), Conde del Villar Dampardo, fue traído un grupo de piratas ingleses capturados en el estuario del Plata.

El Callao rechazó con éxito otras incursiones, hasta que en 1624, en tiempos del Virrey Marqués de Guadalcázar, el Callao fue sitiado por el holandés Jacob Clerk, apodado Jackes L´Hermite, el Ermitaño. Durante la batalla en defensa del puerto los piratas tomaron como base la Isla San Lorenzo, donde sepultaron sus camaradas caídos, entre ellos, el propio L´Hermite, víctima posiblemente del cólera.

Pero el más sanguinario, no había llegado sino hasta setiembre de 1880, en que asoló puertos y haciendas. Patricio Lynch, que se comportó como un vulgar bucanero, los bucaneros eran matarifes de reses y se convirtieron en carniceros de hombres. Fue propio del Caribe y del segundo cuarto del siglo XVII.

Pero además Lynch por su comportamiento durante el ataque artero, traicionero y a mansalva, a los puertos y haciendas de nuestro litoral, desprotegidos, abandonados por la inercia de Nicolás de Piérola, recibió el calificativo de filibustero “el que captura el botín libremente”.

Con seguridad se preguntarán por qué el calificativo de “pirata-corsario-bucanero-filibustero” que se le endilgó a Patricio Lynch, el gran almirante chileno que recorrió nuestra costa desde Arica, hasta Paita, dejando a su paso, destrucción, desolación, impunidad, muerte, robo, imponiendo cupos a las poblaciones indefensas, destruyendo la infraestructura de las haciendas, etc.

Después de la caída de Arica en manos chilenas y la muerte de Bolognesi. La flota chilena tenía nuestro océano libre para desplazarse sin temor y transportar sus vituallas, personal, y proseguir las operaciones militares hacia nuestra capital, tal como era el interés del ministro de guerra chileno Manuel Vergara, quien contaba con el apoyo del ejército en poder de Baquedano.

La opinión pública azuzada por los diarios chilenos que deseaban la continuación de la guerra, como El Independiente de Santiago del 23 de agosto de 1880, que expresaba: “… a Lima! para dar el golpe de muerte a esa serpiente, para firmar en el palacio de los virreyes el tratado de paz que nos dé, como reparación e indemnización de guerra, la costa del Pacífico hasta el grado 19; a Lima, en fin, para satisfacer el anhelo vehemente de nuestros soldados”.

A partir del 10 de abril de 1880, el Callao fue bloqueado, el almirante Galvarino Riveros dio un plazo de diez días para poner a buen recaudo los bienes neutrales y privados, al término del cual bombardearía el puerto. Vencido el plazo el 22 de abril se ejecutó el primer bombardeo, sin muchos efectos en las propiedades y población; el 10 de mayo se realizó el segundo bombardeo, hizo 418 disparos, no alcanzó a causar perjuicios, fracasando en su cometido.

Un hecho que precipitó la autorización a Lynch para sus correrías en nuestro litoral, a no dudarlo, fue el hundimiento del Loa, por una acción arriesgada de nuestros antepasados. Quienes colocaron una trampa explosiva en una embarcación, utilizado como señuelo y tentando la angurria de los “rotos”. La nave pequeña, contenía frutas, verduras y animales de crianza, cuando izaban la carga a su nave, explotó una bomba que sacudió al Loa, matando cerca de 130 hombres de su tripulación.

Este hecho, singular, realizado por defensores anónimos del Callao, con valor, ingenio y creatividad, causó una grave crisis en el gobierno mapochino. Chile a esta acción valerosa de un grupo de peruanos, respondió azuzado por su prensa, parametrada, patriotera y al borde del paroxismo, para que Pinto autorizara la expedición Lynch.
El 26 de julio de 1880 el Mercurio de Valparaíso, traducía su odio contra nuestro país, al expresar: “Venganza, venganza clama hoy el infante y el viejo, el guerrero y el sacerdote; venganza pronta, rápida, enérgica, eficaz, sangriento, es lo que nos grita en cada uno de sus rayos el sol que nos alumbra, el mar que nos baña, el aire que nos vivifica. A estas horas no hay en Chile otro sentimiento, otra expresión, otro deseo que este: Venganza, y se repite con renovado furor el grito de “a Lima, a Lima”.

Patricio Lynch, recibió la autorización de Aníbal Pinto a su plan de acción en estos términos: “Junio 22. La idea de una expedición me parece muy bien. Organízala tú. Dime que buques y tropas necesitas. Envíanos un plan bien detallado indicándonos lo que necesitas llevar…”; durante cuarentaiséis días azoló nuestra costa, llevando muerte y desgracia a los principales puertos y haciendas azucareras del norte.

La fuerza expedicionaria al mando de Lynch debía sujetarse entre otras cosas a que: contaría con dos buques, la corbeta Chacabuco y el vapor Abtao y un total de 2200 hombres. Podía tomar los acopios de víveres u otros artículos de utilidad, destruir el material rodante de los ferrocarriles. También perseguir remesas de armas, recoger ganado, imponer contribuciones de guerra, exigir pago en metálico o en especies, como azúcar, algodón, arroz, alcoholes. La cuota de contribución lo hará efectiva con todo rigor, apelando si es necesario a la destrucción de la propiedad. Destruir la economía del país. Tal como lo hizo.

Lynch al llegar a Chimbote impuso cupos a lugares y personas seleccionadas, entre ellas a los dueños de la hacienda Palo Seco, la maquinaria de esta hacienda una verdadera ciudad, estaba valorizada en 100, 000 libras esterlinas. Contaba con la casa principal semejante al Palacio de la Exposición de Santiago. Colocaron dinamita para destruir, el trapiche, los calderos, el alambique, el edificio, el ingenio de arroz, las casas destruidas completamente. Muerte y destrucción dejó Lynch en Paño Seco.

Seguidamente Lynch se desplazó al puerto de Supe, se dirigieron a la Hacienda San Nicolás, al igual que en Palo Seco, destruyeron la maquinaria, lo edificios, casas, bodegas y almacenes, se llevaron todo el algodón que encontraron y que estaban en fardos en el almacén.

Posteriormente se trasladaron a Paita, para interceptar una nave extranjera, que traía una valiosa carga para el Perú, esta tenía en sus bodegas 28 cajones consignados al gobierno peruano, contenían dinero para circular en el país, en total 7`290,000 en billetes y 375,000 en estampillas de franqueo común, el país sufrió un fuerte golpe, por la utilidad que el enemigo le pudo dar ulteriormente. A Paita le impusieron como contribución de guerra, la cantidad de diez mil pesos de plata, pero como no pudieron pagar, incendiaron y redujeron a cenizas las instalaciones.

Luego seguirían Eten y Ferreñafe, en Chiclayo impusieron un cupo de 150, 000 pesos, que no pudieron pagar en las 48 horas de plazo, por lo que Lynch ordenó la destrucción, incendio, muerte y destrucción. El cómplice de Lynch, Stuven se desplazó hacia Ferreñafe, impuso cupos a las haciendas más importantes. La administración del ferrocarril de Eten, la hacienda Llape, la hacienda Cayaltí entre otras pagaron sus cupos.

En octubre las fuerzas expedicionarias llegaron a Trujillo, Lynch impuso un cupo de 150,000 pesos, no pudieron pagar, por lo que Lynch ordenó destruir el puente sobre el rio Chicama, incendiaron la estación ferrocarril de Ascope y Chocope. El 26 de octubre Lynch después de haber causado muerte y destrucción como una tormenta, abandonó Trujillo, con sus naves bien cargadas de oro, plata y especies que, había robado a los pacíficos e indefensos habitantes.

Lynch fue obligado por su gobierno a declarar todo lo obtenido. Este hizo un inventario para cubrir las apariencias y a su conveniencia. Según el historiador chileno Barros Arana, parcializado con su paisano, dice que el increíble botín de este buitre llamado Lynch ascendió a: como producto de las contribuciones de guerra, se obtuvieron 29,050.00 libras esterlinas, 11,428 pesos en dinero y 5,000 pesos en papel moneda, oro y plata en barras, un cargamento considerable de mercancías.

Respecto a las acciones de Lynch en nuestras costas, Sir Clements R. Markham, expresó: “Así terminó esa expedición de pillaje y de criminal saqueo; perpetua infamia para sus autores y para el Gobierno que proyectó y aprobó su ejecución…”.

Por su parte, un senador chileno por Coquimbo, elevó una protesta a su gobierno, indicando: "Íbamos a resucitar los días de los corsarios en nuestro propio territorio cuando el mundo entero de común acuerdo acababa de abolirlos...".

Sin comentarios.



lunes, 30 de enero de 2017

La campaña diplomática y de desinformación chilena en la guerra de 1879


En la actualidad, informes internacionales sobre compra de armas, indican que Chile en el periodo comprendido entre 2000 y 2014, gastó aproximadamente en armas $ 20,000 millones de dólares, casi nada. En el ranking mundial de países que compra armas, ocupa el puesto 24 a nivel mundial en gasto de armamento.

Sus principales proveedores son USA con 31%, Alemania con 15% y otros países con 54%. Según el portal chileno El ciudadano, este tremendo gasto en armas equivale a 130 años de educación gratuita y de calidad para su pueblo. Según el portal web, la guerra de las FFAA chilenas ha sido contra su pueblo.

En los últimos años hubo muchas protestas de estudiantes en Chile, por las pensiones altas y la baja calidad de educación que reciben. Estas protestas se repiten anualmente y casi siempre por las mismas razones, chocan con la indiferencia del gobierno. Fueron y son duramente reprimidos por la fuerza pública.

En el pasado, durante la guerra que Chile declaró a Perú, este país no dejó nada al azar, todo estuvo tan bien planificado y preparado con mucha antelación, no solo su frente interno azuzado por la prensa sensacionalista, en las que destacaban preponderantemente La Patria y el Mercurio de Valparaíso, con discursos incendiarios.

Tampoco, descuidaron el frente externo que estaba debidamente planificado y organizado: la adquisición de armas y la movilización de su servicio diplomático en Europa, EE.UU., y países de Sudamérica. No solo para impedir la venta de armas al Perú, sino para llevar a cabo una campaña de desinformación, sobre las verdaderas causas de la guerra que habían provocado, según su propia versión.

En esta acción fue crucial las acciones de Alberto Blest Gana embajador plenipotenciario en Europa, acreditado en París y Londres, quien junto a su secretario Carlos Morla Vicuña, tuvieron una intensa campaña a favor de la compra de armas y municiones para Chile y frustrar toda adquisición de armamento para el Perú.

Según el historiador chileno Gonzalo Bulnes Pinto, en su obra Guerra del Pacífico. De Tarapacá a Lima (paginas 454-455), dentro de las actividades que cumplió esta dupla de diplomáticos chilenos estuvo:
1.      “Comprar las armas, paños, municiones grandes i chicas, en una palabra elementos militares i navales i despacharlos ocultamente a Chile en los vapores que hacían el comercio del Pacifico, o en buques especiales, rodeándolos con cuantas precauciones eran posibles para evitar que los agentes del Perú pidieran su retención o se apoderaran de ellos en el viaje.
2.      Impedir con la mayor dilijencia que el Perú adquiriese buques de guerra.
3.      Entenderse con los tenedores de bonos de la deuda peruana i conseguir ponerlos del lado de Chile.
4.      Atender las cuestiones diplomáticas que suscitaba la guerra”.

La primera de las actividades fue cuidadosa y le permitió a Chile disponer de armas antes de la batalla de Tarapacá. Así, llegó de Europa artillería, municiones, rifles; además de, cañones, luces eléctricas y proyectiles para su escuadra.

Recordemos que el exceso de confianza, descuido y falta de previsión de Manuel Pardo y Lavalle, hizo que la marina y el ejército, fueran descuidadas en su renovación de armamento y munición siete años antes de esta infausta guerra.

Entre agosto y noviembre de 1874, al regreso de Europa temporalmente José Antonio de Lavalle, le informa a su amigo Manuel Pardo que había visto en Londres los dos navíos que Chile había mandado construir, colocando en inferioridad naval a los nuestros, Pardo le replicó “Yo también he hecho construir ya dos blindados que se llaman el Buenos Aires y el Bolivia”.

El otro cometido que se impusieron fue frustrar e impedir que el Perú comprara buques de guerra, para reemplazar a la Independencia. Según refiere Gonzalo Bulnes, “esta fue una jestion laboriosa, de suma atencion, que exijia vivir con el ojo atento sobre todas las cancillerias i todos los astilleros, porque se sabia que el Perú tenia en Europa dinero listo para la operacion i ponia en ella un grande interes, facil de comprender”.

Así, Blest Gana y su secretario Morla Vicuña, recabaron información de sus agentes, colaboradores e informantes diseminados en cancillerías, puertos y astilleros europeos. Impidieron la compra de dos buques que el gobierno francés había puesto en venta, Le Solferino i La Gloive, eran antiguos; pero, de gran poder y superiores a los buques de la escuadra chilena. Ambos acorazados estaban en el Havre.

Después del combate de Angamos, muerte de Grau y la captura del Monitor Huáscar, con esa misma modalidad, pero en este caso utilizando el soborno, impidieron la adquisición de un buque turco el “Felhz Bolend de 2,500 toneladas, nueve pulgadas de blindaje, doble hélice, de 500 caballos i trece millas de andar”.

Alberto Blest Gana, comisionó al marino Luis A. Lynch, quien viajó a Constantinopla, en cuya bahía se encontraba el buque en cuestión y con la ayuda del oficial inglés Hobbart Bajá, jefe de la flota turca puso en ejecución el plan ideado por Blest Gana, para que hiciera abortar esta operación, lo que logro gracias al soborno de 6 mil libras esterlinas, en dos partes, inicialmente 3,000 y luego de seis meses los 3,000 restantes.

La posición de los diferentes países frente a la guerra de Chile contra Perú, no era desconocida por los sureños. En virtud de ello, planificaron una campaña diplomática, cuya finalidad era cambiar la manera de pensar de la opinión pública y autoridades de algunos países especialmente de Sudamérica que no estaban conformes con este conflicto en la puerta de sus casas.

¿Cuál era la actitud de los países de Europa y Sudamérica sobre la guerra que Chile declaró a Bolivia y Perú? Luego de la declaración de guerra al Perú, el 5 de abril de 1879, Chile acreditó a ministros plenipotenciarios en diferentes países, con la misión general de informar a la opinión pública de estos países, sobre las causas de la guerra, que según su versión Perú había desfigurado y que presentaba a Chile como agresor.

“el Gobierno de Chile acreditó ministros diplomáticos en el Ecuador, Colombia, Arjentina, Brasil i los Estados Unidos. Los titulares de esos cargos fueron respectivamente don Joaquin Godoi; don Domingo Godoi, hermano del anterior primero, i despues don Francisco Valdes Vergara en clase de Encargado de negocios; don Manuel Balmaceda, don José: Victorino Lastatarria, don Francisco Solano Astaburuaga. Don Domingo Godoi no llegó a su destino por haber sido extraido en el Callao del vapor que lo conducía y llevado a Tarma junto con su secretario, don Belisario Vial…”.

Para cada país habían establecido una misión especial, para el caso de Ecuador, Joaquín Godoy, permaneció en Ecuador desde abril de 1879 hasta finales de 1880, se encargaría de buscar una alianza con este país, aprovechando que entre Perú y Ecuador había un problema limítrofe no resuelto.

En Ecuador había dos tendencias, Guayaquil abiertamente a favor de Perú y Quito a favor de Chile, según Gonzalo Bulnes, Joaquín Godoy logró modificar esa percepción en Guayaquil. Pero, Godoy no puedo lograr una alianza ofensiva con Ecuador que era su objetivo máximo; pero, sí logró el objetivo mínimo, la neutralidad de este país en el conflicto.

La situación de relaciones con Colombia era de la mayor importancia para Chile, por esa razón habían designado como plenipotenciario a Domingo Godoy, detenido en el Callao, lo que de alguna manera frustraría inicialmente las gestiones de la diplomacia chilena en Panamá, para evitar que Perú recibiera armas y municiones a través del Istmo.

La Cancillería colombiana resolvió no atender la solicitud chilena, debido a que el tránsito de mercaderías por el ferrocarril de Panamá, era libre. Ante esta situación, Domingo Santa María, ministro de Relaciones Exteriores de Chile, dirigió la siguiente minuta a los representantes nacionales en dicho país:

“La conducta de la autoridad colombiana, negándose con frívolas escusas, a atender la solicitud que le hacía nuestro cónsul para que impidiera el embarque de elementos bélicos destinados a Bolivia i el Perú, elementos cuya existencia no podía allí ponerse en duda, ha causado en mi Gobierno una penosa impresión. Estábamos muy lejos de aguantar que los agentes del poder público de Colombia, que en toda ocasión ha mantenido con Chile relaciones de constante i leal amistad, pudieran faltar, en daño de nuestro país, a los deberes que una severa neutralidad les impone (Archivo General del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, 1879-1881, vol. 62A, fojas 12-13)”.

En Colombia, Chile acreditó a Valdés Vergara como Encargado de negocios, con la finalidad de impedirá que se siga utilizando el Istmo de Panamá para el traslado de armamento y munición con destino al Perú; Chile apeló a un tratado firmado con Colombia en 1842, que indicaba que “ninguna de las partes contratantes franqueara auxilios de ninguna clase a los enemigos de la otra con el objeto de facilitar las operaciones de guerra”. Fue inútil toda gestión chilena, esta situación favorecía a Perú.

La acción de Valdés Vergara se facilitó con el cambio de gobierno en el estado de Panamá, en remplazó de Rivas Cazorla de gran afinidad con el Perú, se designó a Gerardo Ortega, quien prohibió el tránsito de armas para los beligerantes y su comercio a todos los residentes en el Istmo. Toda gestión realizada por este diplomático fue infructuosa.

Con respecto a las relaciones de Chile con Argentina antes de la declaración de guerra eran muy tensas, como resultado del litigio sobre la propiedad de la Patagonia, del Estrecho de Magallanes y de unas islas, problema que se había iniciado con la fundación de Punta Arenas en 1843, la firma de un tratado firmado por Manuel Montt en 1856.

Durante los prolegómenos de la guerra del Pacífico, la situación entre Chile y Argentina, era tensa motivado por la autorización que Chile concedió a embarcaciones extranjeras para extraer guano de la Patagonia, embarcaciones que fueron detenidas por fuerzas argentinas dos veces.

En 1877 y 1878, se habló de guerra entre estos dos países, sino se llevó a cabo esta contienda fue porque Argentina carecía de una escuadra, lo que motivó la gestión para que Perú les vendiera la “Independencia” o el “Huáscar” que no pudieron conseguir. Esto obligó a la Argentina negociar con Chile “una fórmula provisional de modus vivendi o statu quo. Las relaciones entre ambos países estaban interrumpidas.

El 6 de diciembre de 1878 se firmó el tratado Fierro-Sarratea, no contenía una definición de la línea fronteriza, y establecía la fórmula antes dicha, por un periodo de catorce meses, prorrogable por un año más “Durante ese lapso, el gobierno de Chile ejercería la jurisdicción sobre las aguas y costas, canales e islas adyacentes del estrecho de Magallanes y el de la Argentina sobre las aguas, costas e islas adyacentes del Atlántico. Mientras rigiera el statu quo, cada parte debía seleccionar dos representantes, los cuales formarían un tribunal mixto que resolvería las cuestiones. El tribunal debía elegir a su vez a un quinto individuo para actuar como arbitro iuris en todos los puntos no acordados por las dos partes”.

Este convenio fue ratificado por el Congreso chileno, se designó como ministro plenipotenciario de Chile en Argentina a José Manuel Balmaceda, quien gestionó ante el Congreso argentino la aprobación del tratado; según Gonzalo Bulnes, “El presidente Avellaneda había suscrito el pacto de mala gana, cediendo a una necesidad imperiosa y por la negativa del Perú de cederle un buque de su escuadra”.

Perú no podía aceptar la propuesta de ceder uno de sus buques a la Argentina, porque ya habían llegado a Chile los dos acorazados “Blanco Encalada” y Cochrane”. Cuando Balmaceda llega a Buenos Aires, encuentra un clima enrarecido por dos grupos, quienes propugnaban un movimiento de resistencia contra arreglo con Chile, se organizaron en una sociedad patriótica, que estaba a favor de Perú.

Según Gonzalo Bulnes el representante plenipotenciario de Perú en Buenos Aires era Aníbal Víctor de la Torre, “quien a juzgar por su correspondencia secreta se consagró con la mayor actividad a encender la discordia y a contrarrestar los esfuerzos conciliadores de Balmaceda”. Que más iban para contrarrestar el plan general chileno de desinformar a la opinión pública argentina, sobre las verdaderas causas de la declaratoria de guerra.

La misión de Balmaceda en Argentina y el convenio Fierro-Sarratea estaban destinadas a sucumbir frente al escenario que vivía Buenos Aires. Argentina, viendo esta oportunidad de emergencia y de apuro que vivía Chile frente a Bolivia y Perú, optó por lograr una mejor situación en el arreglo de su frontera en la Patagonia.

Argentina mantenía una fuerza e 5,000 hombres al mando del coronel Julio A. Roca, que garantizaba el dominio en la zona en disputa. Balmaceda lo entendía así, “se quiere, decía, transigir a costa de Chile y aprovechar del momento. Hombres y prensa no se cuidan de expresar las ventajas que les ofrece la ocasión”.

Desde el punto de vista de Gonzalo Bulnes, una de las razones para que Argentina no quiso comprometerse a apoyar a Perú con la firma del tratado de 1873, era que Argentina temía la actitud de Brasil. Brasil y Chile no tenían convenio ni tratado, mucho menos una alianza; pero, desde el punto de vista geopolítico, ambas naciones tenían intereses, por lo que era muy importante mantener una capacidad disuasiva, al no existir otra potencia que sirviera de equilibrio.

El esfuerzo de nuestro plenipotenciario Aníbal La Torre, se estrelló una y otra vez con esta indefinición del gobierno de Avellaneda, la falta de una decisión, lo que patentiza en uno de sus mensajes “Avellaneda, escribía La Torre, teme la guerra; teme las complicaciones con el Brasil”.

En otra ocasión La Torre, después de una conversación con el ministro de RREE, decía “Durante toda la conferencia he podido notar que ha aumentado la mala voluntad para Chile y que no se tiene fe en la palabra de ese gobierno y que sin el temor de futuras complicaciones con el Brasil, temor que no carece de fundamento, romperían toda negociación con el agente chileno, etc.”.

Gobernaba Brasil el Emperador Pedro II, cuya simpatía y la de la opinión pública brasileña era a favor de Chile, optando por la neutralidad. Chile acreditó como ministro plenipotenciario a José Vitorino Lastarria y Perú designó a José Antonio de Lavalle, quien luego de su infructuosa misión en Chile, llegó a Brasil a mediados del año 1879.

José Antonio Lavalle, expresa la forma cómo fue recibido y las impresiones que tuvo del Emperador, lo explica en un oficio del 4 de noviembre de 1879 al ministro de RREE, “En el curso de este relato a cada paso interrumpido por el Emperador con preguntas, objeciones y aclaraciones, observé en su majestad lo siguiente: 1° que está fuertemente prevenido en favor de Chile; 2° que cree que Bolivia obró mal en imponer el salitre que se explotaba en su territorio; 3° que juzga    que Chile estuvo en su derecho al declarar caduco su Tratado con Bolivia y ocupar el territorio en disputa, aunque no ha debido emplear la palabra reivindicación; 4° que nosotros, desde el momento que teníamos el Tratado secreto con Bolivia que podía llevarnos a la guerra, debíamos vigilado muy de cerca sus procedimientos y evitado que tomase medidas que  pudiesen producir una guerra, etc.”.

De lo expresado por nuestro Plenipotenciario en Brasil, podemos establecer que el trabajo de la diplomacia chilena había logrado su cometido de desinformar al Emperador de Brasil, sobre las verdaderas causas de la guerra y especialmente respecto de la violación de la soberanía de Bolivia sobre el territorio de Antofagasta; frente a ello, nuestro Plenipotenciario tuvo una ardua labor para cambiar esa percepción, pero, la terquedad del Emperador fue un obstáculo muy difícil.

Finalmente, la labor de José Antonio de Lavalle en Brasil, tuvo otro obstáculo en Joaquim Tomás do Amaral, 2° vizconde de Cabo Frío, de quien Lavalle expresó, “Esfinge animada, logogrifo viviente, hipócrita, falso, incapaz nunca de ir por el camino recto, meticuloso, formalista, quisquilloso, hombre que no tiene palabra ni obra buena”.

El trabajo diplomático de José Antonio Lavalle en Brasil fue infructuoso, así lo comprendió y ello le causó frustración en su misión, no logró cambiar la opinión muy particular que tenía el Emperador Pedro II, respecto de la guerra que se desarrollaba al otro lado de la cordillera de los Andes, “S.M. es sumamente terco, aferrado a sus ideas y disputador para sostenerlas”, expresaría Lavalle sobre Pedro II.

En otra oportunidad después de las batallas de Tacna y Arica, el Emperador preguntó a Lavalle sobre cuándo terminaría la guerra, el Plenipotenciario respondió “Cuando los chilenos tomen Arequipa primero. Lima después, Trujillo más tarde y el gobierno del Perú esté establecido en la frontera de vuestra majestad, recibiendo una respuesta irónica, “me gusta, me gusta, ver que usted no se desanima”.
Notas:
Bulnes, Gonzalo. Guerra del Pacífico. De Tarapacá a Lima. En 1879. Sociedad Imprenta y Litografía. Valparaíso, 1914. Política internacional de la guerra.
De Lavalle, José. Mi misión en Chile. Serie Memorias. 1979.
Las razones de sus protestas lo explican en  https://www.youtube.com/watch?v=cHzRz9YMITA

sábado, 21 de enero de 2017

La naturaleza y los huaycos de siempre


Todos los años se presentan en nuestro país, los fenómenos naturales que afectan a la flora, fauna y población en general. Desde las torrenciales lluvias en la sierra y selva, pasando por el friaje de medio año con su secuela de muerte y destrucción, que recorren como una plaga egipcia, una sombra maligna los confines de nuestro país; hasta los huaycos y deslizamientos en carreteras, destruyendo la infraestructura vial con efectos graves sobre viviendas de la población.

El 7 de noviembre 2016, se conoció la disminución de los niveles de agua en el reservorio de Poechos, debido al desequilibrio entre el ingreso y salida de agua, motivando la preocupación de agricultores y población de cinco provincias de Piura. Esta situación obligó al Comité Técnico para la operación del sistema hidráulico Chira Piura, a dictar medidas restrictivas en el uso del agua.

El 21 de noviembre 2016 un diario de la capital publicaba que “diez regiones del país han sido escenario de incendios forestales en tan solo una semana. Los departamentos afectados por el fuego son La Libertad, Pasco, Lambayeque, Áncash, Tumbes, Piura, Ayacucho, Lima, Huancavelica y Cajamarca”. Clima seco, ausencia de humedad y sequía serían las causas.

Hasta diciembre 2016, el recurso hídrico y ausencia de lluvias, así como la sequía en la parte andina y selva de nuestro país amenazaba a la flora, fauna y población de estas zonas, motivado por el retraso de lluvias, que normalmente se inician a fines de noviembre, principios de diciembre y duran hasta marzo del siguiente año. Sus efectos se empezaban a sentir en la costa peruana.

Toda esta situación, qué duda cabe, nos permite establecer que, adolecemos no solo de una política proactiva de riesgos de desastres en el país; lo que es peor, los últimos gobiernos a partir del año 2000 poco o ninguna importancia le han dado a este tema. El Estado dispone del Sistema Nacional de Gestión del riesgo de Desastres (SINAGERD), como órgano de máximo nivel de decisión política.

El SINAGERD, es presidida por el Presidente de la República y está integrado por: la Presidencia del Consejo de Ministros(PCM) como ente rector; EL Consejo Nacional de Gestión del riesgo de Desastres; El Centro Nacional de Estimación, Prevención y reducción del Riesgo de Desastres(CENEPRED); el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico(CEPLAN) y el Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) entre otros.

Después del huayco de Chosica y Chaclacayo, restablecido el tránsito vehicular de transporte y carga, y de personas en la carreta central, se dio nuevamente vuelta a la página y aunque parezca mentira, todas las autoridades del gobierno regresaron a la rutina, en que se ha convertido el caso Odebrecht y Camargo Correa con nuevas denuncias que involucrarían directamente a Alan García, Ollanta Humala y Alejandro Toledo, y algunas detenciones de funcionarios de tercera categoría o nivel, dónde están los grandazos, se pregunta la población.

Pero, sin lugar a dudas, el huayco Odebrecht que viene desde  Brasil a través de nuestra cordillera, no es un fenómeno natural común y corriente, se asemeja a un tsunami de grandes proporciones, que amenaza no solo a quienes medraron del poder, se aceitaron y recibieron honorarios de éxito; sino que el país, en lo moral, ética y valores, recibe un golpe mortal. No se podrá recuperar si es que la justicia, no se pone los pantalones y arremete como un buldócer, y no lo que siempre está acostumbrada, archivar los casos, se desaparecen los expedientes, las pruebas, se producen incendios o robos.


El miércoles pasado por la noche, un apresurado Toledo llegó de madrugada al aeropuerto y se embarcó a EEUU vía Panamá, horas antes circuló la versión de que el juez que ve el caso lava jato ordenaría su detención. Un Toledo asustado y puesto a salvo, twitteo en su cuenta que no había huido del país y se fue porque tenía compromisos en la universidad de Stanford, de EE.UU. Fue desmentido por la vocera oficial de esta universidad.

PPK no las tiene consigo, paralelamente al bajón en las encuestas y al ver que su índice de desaprobación ante la población es mayor que su aprobación, consideramos que está, seriamente preocupado. Además, PPK, siendo el presidente debería liderar la lucha contra la corrupción, tener una posición más estricta, más dura con el caso “lavajato”. La población preocupada, se pregunta por qué no es así.

Otra tanto, sucede con la presidente del Legislativo Luz Salgado, que ha hecho declaraciones muy suaves sobre el mega caso Odebrecht, que atraviesa transversalmente a los últimos gobiernos, según la denuncia llegada de la justicia estadounidense. Es cierto, se debe dejar que el poder judicial haga los suyo, por la independencia de poderes, pero ese acuerdo de 29 millones de soles firmado por la fiscalía con Odebrecht, realmente preocupa.

Como podemos apreciar, el gobierno de PPK no solo está cercado por una baja en las encuestas, sino por los fenómenos naturales que en esta época del año hacen un tremendo daño a la población de menores recursos, las protestas violentas como el de Puente piedra, su posición suave frente al caso Odebrecht, los problemas sociales, son una muestra del hartazgo de la población y de la falta de liderazgo del gobierno.


Esta situación estaría siendo aprovechada por organizaciones de extrema izquierda que buscan cualquier resquicio de debilidad del gobierno, para realizar protestas, con graves daños a la propiedad privada y pública y aprovechando para realizar ensayos de protestas contra el gobierno más violentas en el futuro, frente a la falta de liderazgo del ejecutivo.