domingo, 1 de julio de 2012

Sigue la mecedora castillista.


El Presidente Ollanta Humala no solo tiene que cuidarse de la oposición política, del convulsionado frente interno, sino que, debe enfrentar noticias alarmantes, como la publicada por el semanario londinense Time, en el que hacen un análisis de las malas relaciones que mantiene con su familia. 

El ministro de economía Luis Castilla, siendo hijo de un oficial de la Armada, persiste en mantener una posición de animadversión e indiferencia con los miembros de las FFAA y PNP, especialmente con los veteranos. Continúa obstinado en mantener su propuesta, que visa la eliminación de la pensión renovable y la desaparición de la CPMP, como condiciones para un aumento.

Cuando Tania Quispe jefa de la SUNAT decidió mejorar los sueldos de la burocracia dorada, las condiciones de salud, y meritocracia de sus empleados, el ministro Castilla guardó profundo silencio y se resignó, seguramente porque Tania es prima de Nadine Heredia.

Las principales organizaciones del personal en retiro de las FFAA y PNP, le han dirigido una carta al presidente Ollanta Humala el 10 de mayo último. Le han solicitado audiencia para presentarle un proyecto alternativo de remuneraciones y pensiones. Hasta hoy siguen esperando que los reciba. ¿Indiferencia?

En esa misiva le han expresado  que “Es perverso Señor Presidente decir que la atención a las justas demandas remunerativas y pensiones del personal militar y policial generaría un desequilibrio fiscal o que se postergarían las demandas de otros sectores”. Precisamente cuando los indicadores económicos son tan favorables y estamos orgullosos de los casi 60 mil millones de RIN. Todo un record histórico.

No hay comentarios: