lunes, 2 de julio de 2012

Tips históricos. Guerra con Chile.


TESTIMONIOS DE PERIODISTAS DE LOS ESTADOS UNIDOS.
(Extractos del folleto rarísimo intitulado “Prensa Americana”)
“New York Herald” del 8 de octubre de 1883- La guerra sudamericana.- Los prisioneros peruanos en Chile.-Cómo son tratados allí.-Visita al señor Calderón en Rancagua.-Plan del Presidente Santa María: Destruir el Gobierno de Calderón y edificar el Gobierno de Iglesias.-Los Estados Unidos dejados de lado (Left out in the cold).- El secreto del buen éxito de hile en la diplomacia y en la guerra.- Una Oligarquía patriótica.

(De nuestro corresponsal, Lima, agosto 17-83)

En mi última carta, fecha de ayer, bosquejé la carrera de Mr. Partridge (el Ministro de Estados Unidos en el Perú en reemplazo del General Hurlbut), desde su llegada a Lima en junio de 1882, hasta su partida en marzo de este año; su llegada en mayo a Washington y renuncia de su cargo en junio.

1. Los prisioneros políticos en Chile.

El 10 de marzo, precisamente 15 días antes de la partida de Mr. Partridge, dos peruanos que estaban detenidos como prisioneros políticos en Chile, desde 1881, llegaron a ese puerto de Valparaíso.

El número de personas que el Gobierno de Chile ha arrestado y transportado a Chile como prisioneros políticos ha sido considerablemente exagerado en el extranjero, y creo que este es el lugar más propio en mi narración para poner una lista exacta de ellos. Su número es de  solo 23, que son los siguientes señores:
Mariano Álvarez, Avelino Aramburú,  Bernales, Francisco García Calderón, Manuel Candamo, Ignacio Cevallos, Pedro Correa y Santiago, Juan Ignacio Elguera, Carlos Elías, Isidoro Elías, Zoilo Flores (boliviano), Emilio Forero, José Antonio García y García, Manuel G. de la Cotera, José Antonio de Lavalle, Ignacio García León, Juan Corrales Melgar, Ismael Muro, Fernando O´phelan, José María Químper, Gregorio N. del Real, Viviano Gómez Silva.

Los dos últimos han muerto en la prisión y ambos en Chillán; nueve de ellos han sido puestos en libertad; de modo que solo quedan 12: Bernales, La Cotera e Ignacio García en Angol, en el extremos Sur de Chile; Álvarez, Candamo, Carlos Elías, Flores y Melgar en Chillán; Calderón en Rancagua, Correa y Santiago, Elguera y Químper en Valparaíso.

De los 23, los señores: Cevallos, Elías, Forero, Muro, Melgar, O´phelan, y del Real se me dice, fueron tomados y deportados por no haber podido pagar los cupos asignados a ellos por la administración chilena en el Perú; el resto era pura y simplemente prisioneros políticos; es decir fueron remitidos s Chile, para impedirles ejercer influencias políticas en su país o castigarlos por las que habían ejercido antes. Unos pocos eran pierolistas, pero la mayoría eran civilistas o miembros del Partido Constitucional Peruano y que habían tomado parte en la reunión de notables convocados con anuencia de la administración chilena en casa de Dn. Dionisio Derteano en febrero de 1881, y fue allí que se organizó entonces el Gobierno de García Calderón.

Cualquiera que esté al corriente de los últimos 15 años del Perú, reconocería que casi cada uno de estos hombres está asociado con algún puesto importante del Gobierno de aquel período.

Puede contarse también al Sr. Derteano entre los prisioneros, completando el número a 24, pues él también se encuentra en Chile detenido y vigilado. Pero según me dice, él mismo escogió voluntariamente a Chile, como lugar de su residencia, por resultado del fallo de la Corte Militar chilena en Lima, que lo condenó a destierro por el cargo de perjurio, en conexión con la emisión de papel moneda del Gobierno de García Calderón.
Continuará…
Notas:
García Calderón, Francisco: Memorias del Cautiverio. Pág  33 y 34. 

No hay comentarios: