lunes, 23 de julio de 2012

El extraordinario doblez de algunos personajes.


En reciente entrevista al ex fiscal adjunto Avelino Guillén del caso Fujimori vs Barrios Altos, ha expresado su disconformidad,  desacuerdo, la calificó de errática y que dejará un mal precedente del Poder Judicial refiriéndose a la Resolución emitida por la Sala Permanente del Poder Judicial que preside el Dr. Javier Villa Stein.

El ex fiscal adjunto Avelino Guillén señala que uno de los errores invocados por la Sala para disminuir la pena, es que hubo “un retraso en la expedición de la sentencia contra los integrantes del destacamento Colina”. A renglón seguido, trata de justificar la demora echándole la culpa a los procesados, porque según Guillén ellos retardaron el juicio presentando recursos tras recursos y dilataron el proceso. No solo eso, no hubo acusación fiscal sobre Lesa Humanidad y al no haber acusación fiscal, no puede haber sentencia. O sea que, los procesados son responsables de la resolución emitida por el Colegiado que preside el Dr. Villa Stein.

Intentando advertir respecto a la validez de este fallo con relación a Fujimori, precisó que “Fujimori fue sentenciado por homicidio calificado con alevosía y secuestro agravado. Explicó que los integrantes de Sala Penal Especial calificaron en su fallo final ´como actos de lesa humanidad´ los referidos ataques perpetrados por el grupo Colina”. Tanto el Presidente del Poder Judicial, como connotados representantes, políticos, medios de comunicación, líderes de opinión, el Presidente del Congreso, con seguridad no están de acuerdo. Pero se debe cumplir el fallo aunque no les guste porque es inapelable.

Cuáles son los méritos del señor Avelino Guillén aparte de haber sido fiscal adjunto en el caso Fujimori, hecho que le valió para promocionarse y salir del anonimato. Quién mejor lo describe y marca la diferencia entre este y el fiscal titular del caso Dr. Peláez, es el reconocido jurisconsulto y constitucionalista Dr. Javier Valle Riestra, en una entrevista ante la pregunta del entrevistador ¿Qué diferencia encuentra entre el fiscal Peláez y su adjunto Avelino Guillén?

“El fiscal Peláez es un hombre correcto, hijo de apristas y de formación democrática que pregunta con ecuanimidad. En cambio, Guillén es un fiscal sectario y antifujimorista fanático que está con las tesis “caviares” y de las ONG de derechos humanos, lo cual explica su interrogatorio inquisitorial a Fujimori”.

Ni más ni menos, qué se puede agregar a esta descripción, nada.

A continuación  Avelino Guillén indica que “el tribunal, que preside Javier Villa Stein, se equivoca al considerar que la actividad de grupo Colina no es una actividad sistemática cuando todos conocemos bien que los integrantes del destacamento respondieron a un plan preconcebido y diseñado en los altos nivel del poder, donde las órdenes provenían de Fujimori y Montesinos”.

Avelino Guillén asegura que todos conocemos bien que existía un plan preconcebido, cuyos autores eran Fujimori y Montesinos. A quiénes se refiere cuando dice “todos conocemos bien”. Cómo es eso señor Guillén. Este tipo de declaraciones, solo buscan y están orientados desinformar a la opinión pública nacional. El señor Guillén sabe que, millones de peruanos no han tenido acceso al expediente, ni lo tendrán.
Luego, Guillén se enreda en su apreciación cuando el entrevistador le plantea “Villa Stein afirma que al no haber denuncia fiscal, no se les puede condenar por lesa humanidad. ¿Cómo se interpreta esto? ¿Él tiene razón?”

Y qué responde el señor Guillén “No se consideró la lesa humanidad como un delito más. Lo que hizo el tribunal (que juzgó previamente a los Colina) correctamente fue calificar las acciones del destacamento, entre ellas la matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, como actos que afectan a la humanidad. No es que haya dicho que por delitos de lesa humanidad se les aplicó una condena”. Ni Cantinflas el recordado bufo mexicano podría haber respondido mejor.

Finalmente el señor Avelino Guillén en una demostración de inferioridad jurídica tutelar, agacha la cabeza y solicita la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para  que evalúe la sentencia de la Sala Plena de la Corte Suprema que reduce las penas del grupo paramilitar Colina, porque según él, contradice un fallo emitido en el 2001.

Debemos recordar que el ex fiscal adjunto del caso Fujimori, desaprobó el examen en el proceso de selección de jueces y fiscales supremos que estuvo a cargo del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) en febrero de 2010. Visto el resultado Guillén amenazó renunciar a su cargo. Todo un personaje.





No hay comentarios: