miércoles, 27 de junio de 2012

Comentarios a la carta escrita por el Almirante francés Bergasse du Petit Thouars al Ministerio de Marina de Francia.


Comentarios a la carta escrita por el Almirante francés Bergasse du Petit Thouars al Ministerio de Marina de Francia.

El 25 de diciembre de 1879 el Almirante Bergasse du Petit Thouars a borde del buque “Le Victorieuse”, dirige una carta al Ministerio de Marina y de las Colonias (25-01-1880), fechado el 25 de diciembre de 1879. En el que hace un análisis del escenario político del país, en medio de la guerra con Chile y una lucha fratricida por el poder.

En esta comunicación epistolar, el Almirante Du Petit Thouars, describe el escenario de la guerra civil que vivía el Perú, a raíz de la huida de Mariano Ignacio Prado, el enfrentamiento por el poder, entre las fuerzas que apoyaban a Nicolás de Piérola y las fuerzas del general La Cotera. Finalmente Piérola triunfa.

Como es de conocimiento de todos, Prado se embarca el 19 de diciembre de 1879, con la colecta nacional para adquirir armas en Europa, dejando a su familia librada a su suerte, “No obstante lo increíble que fuera este hecho, fue verdad, y de esta manera Prado se marchó del Perú, dejando atrás a su mujer, a sus seis hijos (…), y a su país en un estado de desorden indescriptible”.

La “vergonzosa deserción” de Prado tal como calificó el editorial de El Comercio del 19 de diciembre de 1879, es duramente criticado por el Almirante Du Petit Thouars, porque no solo se llevó dinero (112,000 libras esterlinas), sino que según la percepción de este observador foráneo, Prado “utilizó ventajosamente el poder para su propio beneficio”, pues él era el principal proveedor del ejército.

Las circunstancias de la fuga del general Prado demostrarían que nunca pensó en la defensa  de la patria, ya que so pretexto de verificar el estado de las tropas en los fuertes del Callao, acudía diariamente a este puerto, se presume preparando su futura huida como lo expresa du Petit Thouars en su misiva.

Otra observación que nos alcanza este importante documento es que, en el escenario de guerra que se vivía en Lima, era importante saber el rol que cumplía la prensa en esas horas aciagas, convencidos de una victoria peruana final, él afirma que “los periódicos continuaron indisponiendo y amenazando de muerte a aquellos que parecían dudar del éxito final de esta lucha”, para todos desigual.

Para Petit Thouars, Mariano Ignacio Prado representaba a la clase dominante del país, la misma que, se preocupaba por sus intereses personales y de grupo, así  les agradaba la adulación pasajera, tenían poco sentido del deber y lealtad con los compromisos adquiridos, confundieron el patriotismo con el orgullo personal y su amor propio.

En la lucha intestina por el poder, el anciano general La Puerta vicepresidente del gobierno de Prado, no supo aceptar la responsabilidad de gobernar, por lo que permaneció en su domicilio. La escalada de enfrentamientos se inicia en Lima y Piérola se acuartela en el Callao, hasta que las fuerzas que apoyaran al general Manuel Gonzales de la Cotera, ministro de guerra, le expresan su malestar y repulsión a continuar la lucha fratricida, se inicia la deserción de sus tropas.

El ministro de guerra fue denostado por los comerciantes, a su paso por las calles de Lima acompañado de dos escuadrones de caballería leales, recibió insultos y repulsa. La Cotera ni se inmutó ente este desprecio popular.

La negociación entre los representantes de ambas partes estuvieron orientadas a la destitución del vicepresidente La Puerta y reconocer a Piérola como mandatario. En esta cruzada apoyaron el obispo y los clérigos.

La llegada al poder de Piérola en momentos difíciles para la república,  entre tiros y explosiones, no mejoró la situación de la guerra con Chile. En su encumbramiento como presidente, habló de la guerra y exageró en un triunfo inexistente como resultado, por lo que estaba sucediendo en el sur; así lo expresa Petit Thouars, “creo que la situación sigue siendo igual de mala que antes de que sucedieran estos últimos acontecimientos”.

La impresión que tenía el almirante Du Petit Thouars sobre Nicolás de Piérola queda meridianamente clara cuando expresa lo siguiente: “Piérola es el favorito del pueblo y del clero. Dicen que es muy capaz, bastante íntegro, pero no veo ninguna prueba de eso, y el simple hecho de que fue ministro de Hacienda durante el gobierno de Balta, es decir, en la época en la que se llevaron a cabo concesiones de vías férreas, así como una serie de trabajos extravagantes como ruinosos y agiotajes abusivos, nos permite tener una mala opinión de su juicio y dudar de su honestidad”.  

Notas: Carta escrita por el Almirante francés Bergasse du Petit Thouars al Ministerio de Marina de Francia. Publicado por el semanario “Hildebrandt en sus trece” N° 112, 22 de junio de 2012.

No hay comentarios: