domingo, 9 de diciembre de 2012

¿Por qué no renuncia? Ministro José Villena.


El historiador inglés Lord Acton, acuñó esta frase “Con un poder absoluto hasta a un burro le resulta fácil gobernar”. Quienes detentan poder, muchas veces se dejan obnubilar y cegar por sus mieles. Oscuros personajes han accedido al poder y han hecho de este, la extensión malévola de su personalidad y sentimientos más torcidos.

Parafraseando al monarca español Juan Carlos cuando le dirigió a Hugo Chávez  la frase ¿Por qué no te callas?,  en la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado, en Santiago de Chile el 2007. En nuestro país, podríamos interpretar la poca importancia que le da el gobierno, al comportamiento inadecuado y abusivo del ministro de trabajo y promoción social; lindo nombre, preguntando ¿Por qué no renuncia?

¿Qué tipo de poder protege al ministro Villena? No lo sabemos realmente, sin embargo, las críticas que ha recibido este personaje, de todos los líderes, sectores políticos y organizaciones femeninas, no le han hecho mella, ni una cosquilla. Los padres y madres del país se preguntan, si basta una disculpa, para que el incidente abusivo se entierre en un sarcófago, bajo toneladas de hormigón.

Con esta demora, se busca equilibrar una disculpa con el maltrato que infirió el ministro Villena a una dama,  bien podríamos expresar que “El poder es como un explosivo: o se maneja con cuidado, o estalla”.  Hay que tener cuidado.

Frente a la reacción del gobierno, cómo queda la joven empleada de LAN en Arequipa, a quien, al parecer, obligaron a retirar la denuncia. Qué oscuras y subrepticias negociaciones se han realizado bajo la mesa para el retiro de la denuncia.

Sabemos que es difícil y casi imposible enfrentar al poder, especialmente y sobre todo, si viene acompañado de toda la maquinaria gubernamental. El solo hecho de mencionar o querellar a un funcionario de alto nivel, ya infunde temor a cualquier ciudadano de a pie. Peor aún, si existen autoridades que valiéndose del poder que detentan, son capaces de tomar represalias, disponer el despido arbitrario de trabajadores y presionar a empresas para que lo hagan.

Pese a las críticas, bien sabemos que el gobierno mantendrá en su cargo al ministro de trabajo. Así, este incidente pasará a engordar las encuestas sobre maltrato a la mujer, en nuestro país. Una lástima realmente.

No hay comentarios: