domingo, 23 de diciembre de 2012

A 35 años del fallecimiento del Libertador Juan Velasco Alvarado, 24 de diciembre de 1977.

N.R:
Cedo nuevamente este espacio, para recordar a las generaciones venideras, algunos pasajes de nuestra historia reciente, muchos detractores y enemigos cosechó el general Juan Velasco Alvarado, a partir del 3 de octubre de 1968 en que irrumpió en el escenario político de nuestra patria para liderar la Revolución de las FFAA del Perú. 

Aun hoy, por un lado es recordado con afecto, cariño y admiración por las decisiones que tomó en beneficio del pueblo, y por otro, es vituperado, satanizado, demonizado por quienes se vieron afectados por las innumerables reformas que implantó...


Por: Capitán  Eloy Villacrez.

Juan Velasco Alvarado es un hombre epónimo de nuestra patria, hay un antes y un después de él, hace 35 años pasó a la inmortalidad y al altar de los hombres dignos de nuestra América. Para las generaciones futuras será el referente de un gobierno guiado por el lema “antes, antes que todo el Perú”, los que peinamos canas recordamos esa frase de la premilitar, que resume la entrega de todo nuestro esfuerzo por hacer una tierra de realización y felicidad para todos.

Mi General, como todos los años iré al cementerio el 24,a darle cuenta de la situación de nuestro pueblo, del hombre de a pie, del ciudadano marginado y despreciado en su propio país, aquel que usted le dio dignidad con las reformas agraria, empresarial, educacional y con una FA y PNP poderosas como para hacer espetar nuestros derechos.
En términos generales la opinión es casi unánime, hay felonía de la clase gobernante, en los 7 gobiernos que se sucedieron en la administración del estado desde 1975, al priorizar el interés particular sobre el social, favoreciendo a  ciertos núcleos neo-oligarcas y transnacionales.

El Perú demandó a Chile ante el Tribunal de la Haya, con un planteamiento de justicia y derecho, para recuperar lo que ese país se apropió ladinamente, creemos que se debió mencionar los antecedentes históricos. Debimos ser claros en nuestra presentación, esa porción del mar que reclamamos, es parte de la afrenta histórica de la mutilación de nuestro territorio, aparte de esa omisión, lo aberrante fue cuando nombramos a la Convención del Mar (CONVEMAR), como sustento indirecto de nuestro reclamo, sin tener en cuenta que el sólo mencionarla en un foro internacional da pie a las apetencias de las corporaciones transnacionales, en colusión con peruanos indignos, como los llamaba Usted, que desean depredar el mar más rico del mundo y es nuestra despensa alimentaria y de recursos minerales para los próximos 200 años y lo más importante es nuestra inalienable derecho soberano..

Ahora 40 años después de la experiencia del Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada, que Usted condujo, los grupos que el sistema neoliberal, aplicaron una metodología sostenida para hacer una escotomizaciòn social en la mente de los peruanos (borrar inconscientemente los recuerdos desagradables), al sostener la imposibilidad de hacer cambios estructurales en la sociedad peruana, por ser algo dañino. Sin mayor explicación  ni justificación racional.

Para alcanzar ese objetivo, primero saturan con una campaña sostenida para denigrar la obra del Gobierno Militar (68-75), utilizando masivamente los medios de comunicación, coadyuvaron es este objetivo la totalidad de la clase política, los grupos empresariales, los propietarios de medios y los antiguos oligarcas. Luego borraron las referencias históricas de la curricula de estudios, para que las nuevas generaciones ignoren los alcances del gobierno militar, de esta manera los que gobiernan, se sienten con derecho a “lotizar” nuestra riquezas y entregar nuestro patrimonio a la voracidad del capital transnacional, al que reclama lo matan o enjuician.

El otro factor relevante, durante su gobierno, fue disponer de una fuerza armada potente para recuperar Arica y Tarapacá. Considerando que Bolivia debe tener su salida al mar por sus antiguos territorios, de esa manera no tendríamos fronteras con Chile. Este objetivo de nuevas fronteras, no era conveniente para las transnacionales del sistema neoliberal patrocinado por el Consenso de Washington, puesto que tendrían que volver  a coimear o “aceitar” a los nuevos aparatos gubernamentales, con resultados no previsibles. Es así, que las únicas instituciones que patrocinaban  la recuperación de Arica y Tarapacá, eran las FF AA y PNP, dentro de ellas principalmente el Ejército, deberían ser remodeladas. Los grupos de poder del exterior  se vieron obligados a hacer un trabajo muy puntual, para cambiar esa mentalidad de la revancha, asesoraron a los mandos en la organización de los cuadros promocionales para promover a los miembros con un nivel intelectual limitado y que aceptaban el neoliberalismo, a la vez que no objetaban el “olvido” de Arica y Tarapacá. 

De esta manera “domestican” a los altos mandos, a la vez que empobrecen a los cuadros subalternos desde  Teniente Coronel hasta suboficial para que no piensen. De paso se les permite a los Coroneles y Generales para apoderarse del presupuesto, por ello es muy difícil ver a un general que viva con su sueldo o pensión, felizmente hay algunos honrados, "son pocos pero son", como decía Vallejo. De esta manera al convertir en entes inmorales o amorales a los que llegan a los mandos institucionales, al tener “un rabo de paja” se olvidan de patria y nación y al pueblo lo miran con desprecio, justificando lo injustificable como fue Acomarca y otros hechos aberrantes.

Mi General, ahora hay un soldado en la presidencia, es un diletante, totalmente diferente a Usted, que sí sabía hacia donde conducía el Perú. Ollanta Humala no sabe adónde va y ese es el tipo de presidentes que las clases dominantes los aceptan. Caso concreto, en su época, usted se preocupó porque sus colegas de armas tuvieran recursos para dar tranquilidad a sus familias, habían sueldos y pensiones dignas, no como sucedió hace unos días (dic. 2012) que se estructuró el nuevo sistema de remuneraciones y pensiones resultando una burla mas a nuestra familia militar. Por ello debe atenerse a las consecuencias.

Volvemos a la encrucijada, los patriotas debemos tomar decisiones de escoger entre la Patria o la Constitución, esta vez, nos acercamos peligrosamente a una nueva decisión similar, quedó demostrado que basta una Teniente Coronel con un sainete como fue Locumba, llegó al gobierno, si se hace una cosa seria se llega con mayor facilidad, ya no se necesitan generales, como los que están en el servicio activo, su incapacidad es aterradora.

Mi General desde su tumba, con este marco de referencia, estoy seguro que patrocinaría el cambio por métodos iconoclastas, como respuesta a los que se apoderaron de la conducción, La decisión está en las organizaciones sociales del pueblo y en  los cuarteles, para que nuestra tierra no vuelva a enterrar miles de peruanos como fue la etapa de Sendero Luminoso.

Gracias mi general por enseñarnos diariamente el camino de encontrar a la patria y a su pueblo.
¡Viva el Perú!

No hay comentarios: