jueves, 13 de diciembre de 2012

Petardeando el indulto.


La opinión pública nacional tiene la percepción que el gobierno de Ollanta Humala viene dando largas a la solicitud de indulto presentada por el ex presidente Alberto Fujimori, hasta que se enfríe y pueda ingresar a la congeladora. Como se conoce, hasta el momento Fujimori ha enviado tres cartas, que ha titulado “Memorias desde el encierro”; en dos de ellas, reitera su pedido al INPE para que convoque a una junta médica. ¡No se oye padre!

La evaluación del estado de salud del ex mandatario por una junta médica del INPE, es muy importante, para que la Comisión de Gracias Presidenciales, pueda valorar el pedido completo, que con seguridad está encarpetado y haciendo cola. El  jefe de este organismo dependiente del MINJUS, no ha dispuesto hasta la fecha el examen, esto parece un juego y una burla. Qué espera el señor Pérez Guadalupe para cumplir son sus funciones.

El reportaje emitido por un canal de televisión, sobre las visitas de la congresista María del Pilar Cordero al ex mandatario, ha sido calificado como groseramente tendencioso, plagado de insinuaciones y manipulativo, con la única finalidad de presentar al ex presidente y la congresista como protagonistas de un romance y un indicativo más de que gozaría de buena salud, cuando es todo lo contrario.

En las actuales  circunstancias de salud, por la que atraviesa Fujimori, esta sarta de insinuaciones, alusiones e indirectas, son una burla a su dignidad como ser humano y como ex presidente. ¿Qué dicen los organismos de derechos humanos? Nada.

La que no se quedó dormida y reaccionó de inmediato, como siguiendo y un guión establecido fue la Ministra de Justicia, quien pidió un informe al Instituto Nacional Penitenciario sobre las visitas a Fujimori. ¿Señora Ministra y la junta médica que debe asistir para evaluar la salud de Fujimori? Bien, gracias.

La opinión nacional ha percibido, que existen personajes salidos de las catacumbas, sedientos de sangre y que no escatiman ningún esfuerzo, por enlodar el honor y dignidad de las personas, en nombre de la libertad de prensa y expresión. Son personajes que hacen de la maquinación una creencia y del canibalismo su práctica cotidiana. No de otra forma se explica, la manipulación grosera que realiza la reportera.

No sabemos a qué razones atribuir la realización del reportaje del programa “Sin medias tintas”, sobre las visitas de la congresista María del Pilar Cordero al ex presidente Alberto Fujimori. Todos saben que está gravemente enfermo de cáncer y que cumple injusta condena. Aun enfermo, Fujimori tiene una alto porcentaje de apoyo popular, ¿será esta la razón de tanto odio y revancha? Todo indica que sí.

Tampoco se conoce quién ordenó realizar el seguimiento y la grabación de las escenas, especialmente nocturnas, ni cómo la reportera tuvo la sagacidad e inspiración para obtener el material fílmico, salvo las tomas apoyo, que bien se pudieron realizar con su presencia, para darle verosimilitud al reportaje.

Si fuéramos mal pensados, si viviéramos en el mundillo de la intriga, manipulación y desinformación, con razón diríamos que, este reportaje huele mal. Nos recuerda la práctica cotidiana de Montesinos cuando estaba al mando del SIN. Y este gobierno tiene funcionarios que han trabajado bajo el mando del Doc. ¿No les dice algo esto?

No hay comentarios: