domingo, 16 de septiembre de 2012

El Protagonismo, en la cresta de la ola.



El excesivo protagonismo de la primera dama y la sobrexposición de su imagen en los medios de comunicación, le está pasando la factura al  Gobierno de Humala. Las poses frente a las cámaras, estudiadas y previamente coordinadas, acompañada de la ministra Jara y el uso del avión presidencial con la ministra Trivelli, la recepción de los 11 pioneritos y los dos niños recientemente recuperados. No necesitan explicación.

El comandante Ollanta Humala sabe que no existe en el planeta ninguna operación militar impecable. Para muestra está la invasión de la coalición liderada por EE.UU a Irak con toda su parafernalia tecnológica, bombardeó hospitales y mercados. En nuestro país, el rescate de los trabajadores de Camisea, la recuperación de los 11 pioneritos y el de los tres niños que han dejado como saldo trágico la niña muerta. Ninguno fue impecable, como lo asegura el congresista Fredy Otárola.

Y el domingo con ocasión del homenaje al día jubilar de las FFAA del Perú, el comandante Ollanta no supo reconocer que hubo equivocaciones en el manejo de las informaciones al termino de la operación en el que se asegura, se ha rescatado tres niños y lamentablemente ha muerto Zoraida Caso de 8 añitos. Pidió no seguir filosofando sobre el tema. ¿Quiénes son los responsables de esta abusiva y absurda muerte?.

Un hecho inusual, de un tiempo a esta parte se ha podido notar un viraje en la percepción del diario la Primera respecto al gobierno, al que apoyaba con tanto entusiasmo. Don César Lévano dice “El país ha sido sorprendido con otra mentira oficial; la falsa noticia de un rescate de niños secuestrados por Sendero que no eran tales. Desde Palacio se informó de la imaginaria acción”.

La sobrexposición mediática de las autoridades siempre es un factor que juega en contra cuando la empatía y la simpatía, por un manejo indiscriminado de la imagen, lamentablemente derivan en antipatía. Eso lo sabe perfectamente la comunicadora Nadine Heredia. Por buscar las primeras planas, el fotón o un primer plano, se generan escenas como la que asistimos esta semana. Golpean al gobierno de su esposo.

Las autoridades responsables se han deshecho en explicaciones, algunas de ellas, como le consta a la opinión pública, solo han confundido más, por las contradicciones en los discursos que se han expuesto. En algún momento, esperamos se pongan de acuerdo en hilvanar un solo discurso.

El traslado de Helena Iparraguirre a otro penal, si bien es cierto es una buena medida política para tapar las deficiencias del INPE, por permitir la entrevista de la revista The Economist, no tendrá ningún efecto futuro, porque las condiciones carcelarias siguen siendo las mismas desde Toledo y sus funcionarios caviares. O sea ¡Nada!.

La celebración de los 20 años de la captura de Abimael Guzmán ha desnudado a los principales miembros del GEIN. Como por encanto se les soltó la lengua ante tanto agasajo, condecoración y promesa de llamarlos como asesores. Salió a relucir, las debilidades humanas: entusiasmo, orgullo, ignorancia, rencor, desafección y extroversión. Dónde quedó la modestia y la lealtad al país.

El líder opositor al proyecto Conga, Gregorio Santos presidente de la Región Cajamarca, el sábado inició su campaña de recolección de firmas, para inscribir su partido Movimiento de Afirmación Social (MAS), ante el Jurado Nacional de Elecciones. Santos quiere recoger las banderas de la “gran transformación” que impulsara Ollanta Humala.

La Alcaldesa de Lima Susana Villarán, con seguridad no podrá dormir tranquila estos días, pensando en una eventual revocatoria, dado que el RENIEC inicia este lunes la revisión de firmas del cuarto lote presentado por los revocadores. Los regidores de la Municipalidad de Lima Marco Zevallos y Zoila Reátegui han presentado un recurso extraordinario ante el JNE.

Así estamos en estos últimos días de invierno, con el frío que cala los huesos, la garúa capitalina humedeciendo hasta el alma de los pobres, con el sol que se abre paso entre la espesa neblina que cubre Lima. Con amenazas de ciberdelincuentes, la escalada de violencia, la infiltración de radicales en organizaciones populares para manipularlos y la huelga del sector salud. El gobierno de Ollanta no tiene descanso.

No hay comentarios: