sábado, 17 de noviembre de 2012

Desinformación sobre remuneraciones de las FFAA y PNP.

La grave situación de remuneraciones y pensiones que padecen las FFAA y PNP, es que, en los últimos años han sido objeto de un incomprensible  manoseo, a regalado gusto de tecnócratas encargados de su estudio y solución. Es más, desconocen totalmente la problemática de la vida militar-policial y ni siquiera por ser de su responsabilidad, se han permitido o tomado la molestia, en conocer el modus operandi de soldados y policías. No han pasado por lo menos  un día con ellos en bases, cuarteles, buques y el VRAEM.

Los cálculos matemáticos que fríamente se realizan en los gabinetes, están alejados de una realidad existente y desconocida por ellos. Hay funcionarios que creen que luchar en el VRAEM es como estar en la tiendecita Blanca tomando café, en una oficina cómoda con aire acondicionado, o en larcomar de shopping. Se permiten, opinar de temas que desconocen y responden a entrevistas en las que está en riesgo el futuro de uniformados, sus familiares y pensionistas, a quienes consideran poco menos que  inservibles. No señores, no es así, hay una percepción equivocada, mal calculada y peor tratada.
Se sostiene que “en política no existen coincidencias" y hasta donde podemos presumir con todo derecho, todo esto se está manipulando maquiavélicamente, igual que en los gobiernos de Toledo y García. Se sigue utilizando la mecedora y con seguridad el Decreto Legislativo del nuevo Sistema Pensionario y/o Previsional de las FFAA y PNP se archivará, hasta marzo 2013 en la nueva legislatura, así irán haciéndole largas hasta finalmente terminará este gobierno sin pena ni gloria. 
Hay una grave responsabilidad del comandante Ollanta, Jiménez y Castilla en este tema. El problema de remuneraciones y pensiones, no ha sido abordado con la seriedad que representan las FFAA y PNP para la importante finalidad constitucional que cumplen. El trato desinformativo en que incurren algunos funcionarios del gobierno, afectan la moral y la integración, que requiere el país, en momentos en que se ventila el diferendo marítimo con Chile.

No hay comentarios: