viernes, 9 de noviembre de 2012

Crónica de un indulto imposible.


La filtración de varias fotografías tomadas a la celda donde cumple una condena injusta el ex presidente Alberto Fujimori en la DIROES, atribuida a la ministra de justicia Eda Rivas, ex esposa de García Sayán, portaestandarte de la caviarada nacional e internacional y personaje que más cariño le profesa a las FF.AA. Ha revoloteado el escenario nacional, relegando a segundo plano la victoria de Obama en las  elecciones de EE. UU y los sucesos de la Parada y Gamarra, ese fango y cieno del gran fracaso de la alcaldesa de Lima.

El congresista de Fuerza 2011 Alejandro Aguinaga presentó una fotografía del registro de visitas de la DIROES, en la que figuran  Eda Rivas, acompañada del buen Alcaide nacional Pérez Guadalupe, un camarógrafo, un fotógrafo y un guardia de seguridad. Es sencillo deducir que el personal y equipo técnico, obedecía a la necesidad de captar y grabar imágenes y demostrar las buenas condiciones de la celda, mismo hotel de cien estrellas. ¿Para presentarlas a que autoridad?

Si el origen de la filtración es la titular de justicia como hasta ahora se sospecha, entonces, estamos ante un grave problema institucional, pese a su desmentido con poca convicción, que deja serias dudas. La señora ministra representante del Ejecutivo debería mantener su posición imparcial respecto a la gestión del indulto y no prestarse a realizar campaña política desde el gobierno por el “No Indulto”. Ella es parte de la solución, no del problema.

Las visitas a los diferentes penales las ha realizado el jefe del INPE porque esa es su responsabilidad y función. Hasta donde recordamos, jamás hemos visto a un titular de justicia realizando visitas inopinadas a penales, llevando fotógrafos y camarógrafos a discreción.  Consideramos que no es su función, salvo que haya recibido una misión especial, con una finalidad específica.

De allí que la sospecha recae en la ministra Rivas por la filtración de las fotografías, a medios de prensa, enemigos declarados del ex presidente y no en el jefe del INPE quien estaba en la comitiva y está acostumbrado a estos menesteres.

Lo cierto de todo este aquelarre, de esta telenovela denominada “Crónica de un indulto imposible” es que, está resultando una tremenda burla hacia el ex presidente enfermo de cáncer. Con seguridad esta provocación, es celebrada con  ironía, en los diferentes niveles del gobierno, medios de comunicación, organizaciones de DDHH y todos los ayayeros, pelafustanes, bustos parlantes, caviares y comunistas de toda laya, declarados enemigos del ex presidente.

Son los mismos que celebraron el final del juicio al ex presidente Alberto Fujimori y su condena que ellos saben injusta. Gran triunfo, grandes alegrías, abrazos, celebraciones, bombardas, cohetones y ratas blancas se quemaron. Llenos de felicidad, comunistas, caviares, senderistas y emerretistas, juntos como hermanos. Fue para estas gentes realmente la celebración de un año nuevo feliz.

No se pusieron a reflexionar por un breve instante, ni se percataron, ni  midieron las fatales consecuencias de sus decisiones, que hoy está viviendo el país, amenazados por el MOVADEF y su presencia en las Universidades nacionales y en los países de la región. No saben cómo enfrentarlos, están en ascuas, en nada.

No está preso Alberto Fujimori, esta presa la Presidencia de la República como institución. De allí que, ningún presidente de ayer a hoy, tomará decisiones para una lucha frontal contra la subversión terrorista y el TID. No quieren mancharse las manos de sangre, prefieren la política de los avestruces y del perro del hortelano. Pasar piola sus cinco años, mientras tanto, para variar, soldados y policías continúan muriendo, entregando sus valiosas vidas defendiendo una democracia que, los ha olvidado.  

Los ministros hacen su mejor esfuerzo, desde Jiménez a Rivas, el ejecutivo se encuentra en campaña por el “no indulto”, su convicción ideológica los delata aunque nieguen en cien idiomas. Qué duda cabe, el objetivo  es desinflar a toda costa la campaña por el indulto, que la aprueba más del 50% de la población y de pasada sacarle las castañas del fuego a la tremenda metida de pata de Ollanta Humala, cuando desafió a la familia Fujimori ha presentar la solicitud de indulto. 

No hay comentarios: