jueves, 29 de marzo de 2012

Tips históricos de la guerra con Chile.

El 14 de febrero de 1879, 300 hombres de artillería chilenos, invaden territorio boliviano de Antofagasta, no encontraron resistencia en la escasa guardia boliviana. Y se quedaron para siempre.

Ante la gravedad de este hecho, el 19 del mismo mes, José Antonio de Lavalle y Arias Saavedra es convocado por el presidente Mariano I. Prado quien le confiere el cargo de ministro en Chile con carácter de permanente y representante del Perú en el conflicto de Chile con Bolivia.

El 22 parte Lavalle en una misión que después percibiría como imposible, por la presión mediática chilena y decisión antelada que habían tomado las autoridades chilenas.José Antonio de Lavalle no logró ningún acuerdo, debido a las exigencias del gobierno de Aníbal Pinto, quien exigía que Perú se declare neutral en el diferendo chileno-boliviano. El pedido principal del presidente Prado a Lavalle, era que no se “turbase la paz con Chile”.

El ejemplar del 2 de abril de 1879 del diario El Mercurio de Chile en su editorial ¡A LA GUERRA! ¡A LA GUERRA! Expresa la decisión política del gobierno de Aníbal Pinto de declarar la guerra al Perú: “Al saberse ayer aquí que el honorable Consejo de Estado por unanimidad de votos había acordado declarar inmediatamente la guerra al Perú, una emoción de gozo indescriptible se apoderó de todos los corazones”.

El 18 de diciembre de 1979 el presidente Mariano I. Prado, abandona el país y se embarca con dirección a Panamá, llevando consigo el producto de la colecta peruana para comprar dos barcos blindados. Nunca regresó.

El editorial del diario El Comercio del 19 de diciembre de 1879 expresó: “No creemos que hay quien de buena fe tome a lo serio el decreto expedido por el general Prado en los momentos de emprender su viaje a Europa; viaje que, por otra parte, tiene todos los caracteres de una fuga”.

Nicolás de Piérola aprovecha la ausencia de Prado y se levanta contra el vicepresidente general La Puerta, encargado por Prado y se hace del poder en plena guerra. Piérola es recordado como un gobernante nefasto, sus simpatizantes trataron de tapar sus gruesos errores políticos, no lo han logrado. Se levantó cinco veces: una vez contra Manuel Pardo, tres veces contra Prado y una contra Cáceres. Sus movimientos revolucionarios, rebeldes o revoltosos siempre partieron de una base de operaciones, Chile.

Después de las batallas de San Juan y Miraflores y el bombardeo de Chorrillos, las tropas chilenas al mando del general Baquedano, ingresan a la capital del Perú. Al tercer día de la ocupación de Lima, las autoridades chilenas de ocupación fundaron el diario La Actualidad. Los chilenos le daban suma importancia a la función que cumplía la prensa.

No hay comentarios: