martes, 3 de febrero de 2009

Desagravio Institucional al General de Brigada Eduardo Bellido Mora.

Una noticia que ha pasado desapercibida para la opinión pública nacional y que en otras oportunidades y con seguridad en otras latitudes geográficas, hubiera llenado páginas de los principales diarios, programas de radio y televisión, lamentablemente en el nuestro, no hubo ni siquiera una breve referencia al hecho, me refiero a la Ceremonia de Desagravio que le realizó el Ejército Peruano al General de Brigada “R” Eduardo Bellido Mora.

Indiferencia quizás, metástasis del olvido a la enésima potencia, de qué se trata, los medios que hicieron o utilizaron este caso como emblemático, para una lucha sin cuartel contra el narcotráfico, no han hecho ninguna referencia al respecto, ni siquiera se han permitido realizar una rectificación. Solo Cecilia Valenzuela ha tenido la hidalguía” de reconocer que fue inducida a equivocación y reconoció su error. APRODEH y las ONG´s de derechos humanos, totalmente en silencio.

Luego de un juicio que duró más de 12 largos años, de los cuales pasó 7 años en la clandestinidad y frente al hecho en que vulneraron sus derechos de las personas, pisotearon su dignidad con una aplanadora mediática, insinuaron tal o cual relación con el narcotráfico, que en este caso no se probaron. Finalmente el poder judicial declaró su inocencia.

Por estas consideraciones es que el Ejército del Perú, el jueves 29 de enero a las 08:00 horas, realizó en el Cuartel General del Ejército una ceremonia de desagravio Institucional al General de Brigada “R”, la que estuvo presidida por el General de Ejército Otto Guibovich Arteaga, Comandante General Del Ejército y al que asistieron Congresistas, compañeros de promoción y amigos.

El General Guibovich expresó: “Nadie puede ser objeto de injerencias arbitrarias en su vida personal, familiar, domicilio, ni atacado en su honra ó reputación. Si la honra es un derecho humano, éste es irrenunciable, pues los seres humanos somos fines en sí mismos”. “En este caso ha prevalecido la justicia y la verdad”. Felicitaciones por nunca doblegarse.

A su turno el general Bellido expresó “Desagraviar y devolver el honor requiere grandeza de espíritu, entereza, inteligencia, justicia y humildad. Esta ceremonia esta pues pletórica de todas estas virtudes; felizmente, nuestra institución, a través de esta ceremonia, está demostrando que está al margen de esa mezquindad, cuando se trata de de los hombres que han luchado exitosamente por su patria”.

Luego del torbellino judicial que le cupo vivir al General Eduardo Bellido Mora, este reconocimiento es una reivindicación a su buen nombre, su familia que lo acompañó siempre y reputación, así como al de todo el personal, que sirvió bajo su mando en el Frente Huallaga. Pero, además es una gran enseñanza, la justicia cumplió su finalidad, impartir justicia.

Publicado en la columna Opinón del diario La Razón- Lima-Perú, con el mismo título. 03 febrero 2009.

No hay comentarios: