miércoles, 6 de enero de 2016

Siguen los jales, hay para todos los gustos.




Cómo será de apetitosa la torta del Estado que hay 21 candidatos a la presidencia, entre Alianzas y partidos, y nada menos que 2730 candidatos al Congreso. ¡Qué les parece! ¡Pobre Perú! Los partidos políticos que van a las elecciones en abril 2016, están tan desesperados por ganar las elecciones, que son capaces de aliarse hasta con el diablo.

Están corriendo contra el tiempo, compiten por jalar a sus precarios partidos políticos, a personajes de toda índole, políticos, deportistas, judiciales, personajes de espectáculos. Personas de diferente pensamiento, doctrina e ideología,  tránsfugas de otros partidos, mercenarios y fenicios  de la política, para integrar la plancha presidencial o la lista al Congreso que es la más peleada y deliciosa de las cerezas.

Ha trascendido que el partido Peruanos por el Kambio que lidera PPK se encuentra en una disputa al interior del mismo, y la razón es que se viene realizando la lista para el Congreso y la lucha debe ser como reza ese antiguo dicho, “en el amor y en la guerra vale todo” y orientado a  ocupar los primeros lugares para ganar su curul, qué entregarán a cambio.

Hace unas semanas, el partido Alianza por el Progreso presentó a la ex congresista de la chakana Anel  Townsend, la política que ha pasado por diferentes tiendas políticas, ex congresista, ex ministra, ex presidenta  Parlamentarios Latinoamericanos contra la Corrupción (PLACC). Pasó por el Apra, al Movimiento de Bases Hayistas (MBH) Unión por el Perú, Perú Posible y hoy Alianza para el Progreso. Un camaleón se queda chico. 

Por otro lado, hoy el Partido Alianza para el Progreso que lidera César Acuña a quien se acusa de no haber terminado sus estudios primarios en Tacabamba su ciudad natal, presentó con gran fanfarria y acompañado de sus principales correligionarios a la congresista Marisol Espinoza a quien César Acuña halagó hasta el extremo.

Sin considerar, ni tomar en cuenta que esta designación, debido a su ceguera en política, le puede traer más problemas en su campaña. No estará César Acuña introduciendo él mismo al interior de su hipotético gobierno, un presente griego, un “caballo de Troya” que finalmente le traiga más problemas.

La señora Espinoza es la Vicepresidente del gobierno de Ollanta Humala hasta el 28 de julio, su origen político está en las antípodas de Alianza por el Progreso, y  por ningún lado, por más que nos esforzamos  se aprecia coincidencias con la ideología y doctrina del partido de César Acuña, siendo más las diferencias.

Esto nuevamente demuestra que los partidos y Alianzas son organizaciones que se unen a última hora, no tienen integridad doctrinaria, se pegan con engrudo y con la finalidad de lograr una ambición personal, un objetivo fenicio en provecho propio, antes que un real beneficio para las grandes mayorías, que debería ser la finalidad  principal.

Partidos políticos que desde el S XX olvidaron su responsabilidad social, alejados de los objetivos de Estado y proyectos nacionales, que permitan dar solución a los problemas urgentes del país. Problemas endémicos que se arrastran por décadas, que afectan a los más empobrecidos, a quienes no tienen voz; pero, van angurrientos tras sus votos con las mismas mentiras y promesas que nunca cumplirán.

El candidato César Acuña el de “plata como cancha” y la “raza diferente”, y del programa de llegar al poder cómo sea, para ejercer la presidencia, no escatima ningún esfuerzo, ningún medio, tampoco negociar todo lo que se requiere con tal de lograr la ambición de toda su vida, ser presidente del Perú, compra todo lo que se vende barato.

Marisol Espinoza tiene además de sus cualidades políticas y la preparación académica que tan bien expuso César Acuña en la presentación. Pero, lleva tras de sí, una grave responsabilidad. Como lo recuerda Cecilia Valenzuela, “Es decir, si Nadine Heredia te ningunea primero y te persigue después, ¡y tú te quedas callada!, te conviertes en vicepresidenta vitalicia. Por qué, entonces, no se quedó callada cuando viajó a Bagua, en marzo del 2009, para azuzar a los nativos que luego protagonizaron el ‘baguazo’”.

Como se recuerda el Baguazo terminó con 24 policías muertos, un desaparecido y 11 nativos fallecidos. Los responsables: Yehude Simon postula actualmente a la presidencia por su partido humanista, la ex ministra del Interior Mercedes Cabanillas responsable directa, seguro la veremos como ministra, y Alan García con 35 muertos del Baguazo en su conciencia. Responsables, dos generales de la PNP que fueron sentenciados.


¿Será mal negocio para César Acuña el jale de Marisol Espinoza, el tiempo lo dirá?

No hay comentarios: