martes, 13 de diciembre de 2011

En este mundo/ hay una cosa muy mala/ que mala es/ que mala es/ qué cosa/ la lengua

Canción de la Sonora Matancera.

Indulto humanitario para Alberto Fujimori.

La opinión pública nacional, está informada que la salud del ex presidente Alberto Fujimori se deteriora día a día. Durante el presente año ha sido trasladado al Instituto de Enfermedades Neoplásicas en varias ocasiones. Fujimori ingresó al INEN el lunes 14 de noviembre, por una lesión en la columna que le hizo perder fuerza muscular y caminaba con mucha dificultad.

Aunque está claro y prístino su deseo de obtener justicia, frente a la injusticia de la sentencia del poder judicial. Él y un gran sector de la población sabe que el ex presidente ha sido condenado por delitos no considerados en la extradición, eso ya no es ningún secreto.

Hacemos un breve paréntesis y recordamos que, la naturaleza es sabia. A cada especie le da lo que necesita para asegurar su reproducción y supervivencia. Algunas especies de la fauna mundial, poseen armas venenosas para defenderse. El ser humano, racional, biológico y social, también dispone de capacidades que le permiten la supervivencia. Su mente creativa y su lengua como armas de construcción o destrucción masiva, según su empleo.

Entre las especies venenosas más peligrosas del planeta están: El escorpión o alacrán, la araña reclusa parda, la araña viuda negra, araña del banano, el pulpo de anillos azules, la rana punta de flecha, la serpiente Taipán, el pez piedra, la serpiente marina y la avispa marina. Esta última, tiene el veneno más letal de la Tierra. Dispone de 60 tentáculos que inyectan una toxina tan potente, que puede llegar a matar a una persona adulta con sólo 1.4 miligramos de su veneno. Este animal se encuentra en los mares de Australia.

Y por qué hacemos referencia a estas especies ponzoñosas. Porque algo de ello anida en nuestra fauna política. Cuánta maldad alberga el alma de algunos individuos. Cuanta más capacidad y altura en la pirámide político-social alcanzan algunos personajes, más expelen, exudan, inoculan y expectoran, cuanta ponzoña crece en su interior.

De esta manera, el odio irracional, esas toxinas que invaden el espíritu de algunos humanos imperfectos, se asemejan al veneno de la avispa marina. Con la diferencia que la especie marina, solo ataca cuando está en peligro. Y el ser humano lo hace para redimir sus errores, debilidades y desafección, y para ver realizada su venganza, aunque estén bajo el dominio de la inteligencia.

Un aforismo oriental indica que “Las palabras tienen sobre las bestias la ventaja de la palabra: pero las bestias son preferibles a las personas cuando las palabras carecen de buen sentido”. Plenamente aplicable para el tema.

La Constitución Política del Perú, en el artículo 118 inciso 21, señala como atribuciones del Presidente de la República, el conceder indultos (…). El Indulto humanitario es una gracia presidencial, inspirada y fundamentada exclusivamente en aspectos humanitarios, debidamente comprobados. Ergo, debería estar despojada de ideologías y tinte político. No debería politizarse.

El indulto humanitario no puede darse de manera indiscriminada, para evitar sea utilizado como un medio de impunidad. El Reglamento Interno de la Comisión de Indulto y Derecho de Gracia por razones humanitarias, ha establecido que su concesión debe ser de carácter excepcional. Ha previsto el indulto en los siguientes casos: A los que padecen “enfermedades terminales”, como el cáncer; y aquellos con enfermedades “no terminales irreversibles o degenerativas”. (R. M. N° 193 – 2007 – JUS).

Precisamente, han escuchado voces que se enrumban hacia el consenso para un indulto humanitario para el ex presidente Alberto Fujimori. Y con justificada razón lo ha expresado Keiko Sofía Fujimori. Frente a este planteamiento, para proteger la integridad física del ex presidente gravemente enfermo, se escuchan opiniones contrarias y de mala leche.

Algunas voces, felizmente muy pocas, mantienen el odio, el rencor y la sed de venganza. No están satisfechos con haber juzgado y sentenciado al ex presidente por delitos no considerados en la gestión de extradición, sino que a través de sus expresiones maledicentes, buscan titulares y columnas a discreción. Estos personajes pobres de espíritu, disienten del sentir de la gran mayoría de la población peruana. El indulto debe darse.

No hay comentarios: