domingo, 11 de diciembre de 2011

Chile, la escopeta de dos cañones.

La crisis política que vivió las últimas horas el gobierno de Ollanta Humala, fue negada en todos los idiomas por sus operadores políticos. Lo importante de esta situación es que, se ha reaccionado de manera rápida y eficaz. Es cierto, algunos congresistas de la oposición y analistas políticos, especialistas en manejar su propia noria, han expresado su preocupación, por una supuesta militarización. No hay tal militarización a la luz de los hechos.

De inmediato el presidente Ollanta Humala, recompuso su gobierno con un nuevo Consejo de Ministros, bajo la batuta de Oscar Valdés como nuevo Premier y diez nuevos ministros que lo acompañarán en esta nueva etapa. Su aliado político Alejandro Toledo, salió a los medios con la punta del pie y con su clásica voz engolada y rodeado de sus chacanos, dijo que no le aceptó a Humala el pedido para continuar su apoyo en el gabinete.

¿Alguien le cree? Consideramos que no. Toledo no tiene credibilidad desde que negó la paternidad de su hija Zaraí. Sin embargo, para que no queden dudas, en una entrevista con Augusto Álvarez y Rosa María Palacios fue desmentido por el congresista Yehude Simon. Toledo le había pedido 5 ministerios a Humala para continuar su apoyo. Felizmente Humala reaccionó positivamente. No aceptó, sería prisionero del chacano.

Es que para nadie es un secreto y la opinión pública sabe que Toledo está interpretando un rol protagónico con su propio guión, jugando su propio partido. Quiere colgarse del gobierno para las cosas buenas y dejar colgado al gobierno en lo que ellos consideran malo. A propósito, ¿Quién lo ha elegido como guardián de la democracia? ¿Con qué derecho se arroga esa función? Debería seguir su largo periplo internacional, dando conferencias, que es un gran orgullo para sus seguidores.

Oscar Valdés es un oficial en retiro del Ejército y un empresario exitoso con más de 20 años de experiencia. Este Consejo de Ministros tiene nuevos y muchos retos por delante y una tarea proactiva. Adelantarse a los hechos será su principal característica. Priorizar el diálogo para lograr la gobernabilidad. Serán muy importantes las negociaciones, el consenso, la inclusión social y la cooperación de todos los peruanos, ello incluye a los medios de comunicación.

En otros escenarios, no ajenos a nuestro interés, hemos tomado conocimiento que, Andrés Allamand ministro de Defensa de Chile ha declarado al diario La Tercera que “la relación con Perú y Bolivia durante el año 2012 se tornará más difícil, ante los reclamos limítrofes de ambos países, y que una de las acciones del gobierno de Sebastián Piñera será tener a sus Fuerzas Armadas listas para actuar”. ¿Es una amenaza velada? Aunque su presidente Sebastián Piñera, asegura todo lo contrario, que la amistad chilena con Perú y Bolivia se está fortaleciendo.

Quizás lo que quiere decir Allamand es que, si el resultado favorece al Perú, como hasta el momento es previsible, por los antecedentes jurídicos que existen; entonces, sus fuerzas armadas que han alcanzado un gran nivel de disuasión, debido a su carrera armamentista sin parangón en Latinoamérica, podrán actuar en defensa de sus intereses. ¿Para qué compraron y siguen comprando tantas armas? ¿Para invadir la Antártida?

Frente a estas declaraciones que vienen de una autoridad del gobierno chileno, nada menos que su ministro de defensa, nuestras FFAA deben tomar debida nota. Es una advertencia que en sí contiene una amenaza. El gobierno debe hacer un sacrificio para poder elevar el nivel operativo de nuestras FFAA. Es necesario que se adquieran los equipos que permitan tener, precisamente eso, un poder disuasivo. Aún estamos a tiempo

Porque el caballero Andrés Allamand ha dado a entender que la relación de su país con Perú y Bolivia será compleja. ¿Alguna vez la relación Perú-Chile no ha sido compleja? Esta situación podría alentar sentimientos nacionalistas en nuestro país, dijo el ministro de defensa. Quizás estaba hablando de las últimas encuestas en su país respecto a este espinoso tema.

Recordar, que el año 2012 se inicia la fase oral de la disputa limítrofe en la Corte Internacional de Justicia de la Haya (CIJH). Luego la sentencia de la CIJH se dará el 2013. Después que cae el telón, ya no hay función. Seguimos en un sopor, un paraguas de cloroformo nos inunda.


No hay comentarios: