miércoles, 19 de enero de 2011

¿Y los casos de presunta corrupción durante el gobierno de Toledo?

La mitomanía es un trastorno psicológico que consiste en mentir patológica y continuamente, falseando la realidad y haciéndola más soportable. “Si bien la mentira puede ser útil y es un comportamiento social frecuente, el mitómano se caracteriza por recurrir a esta conducta continuamente sin valorar las consecuencias, con tal de maquillar una realidad (…)”.

Según estudios psiquiátricos, las personas afectadas por esta dolencia, presentan algunos rasgos como: Insatisfacción, los adultos viven con la necesidad de recibir afecto y admiración; Conductas ambivalentes, familias que simulan una posición social que no tienen y matrimonios que fingen un vínculo inexistente; Baja autoestima, personas que no se aceptan como son realmente; Personalidad débil o inexistente, esto se relaciona con la falta de autoestima y finalmente estas personas carecen de originalidad en sus ideas, imitando o copiando (plagiando) los ajenos.

El doctor Alberto Martín Lasa en su portal web, www.portalesmedicos.com, opina que la dipsomanía es “un impulso que induce a ciertos enfermos mentales a beber con exceso líquidos tóxicos, generalmente alcohólicos”. Al respecto el Dr. Ulises Trélat expresó hace varios años "Los borrachos son individuos que se embriagan cuando encuentran la ocasión de beber, los dipsómanos son enfermos que se embriagan siempre que presentan el acceso".

Según el portal www.generaccion.com, se ha publicado los 38 casos no esclarecidos de presuntos actos de corrupción, que han sucedido durante el gobierno de Alejandro Celestino Toledo Manrique, quien desea repetir el plato y va como candidato a la presidencia por Perú Posible. Seguramente confiando en la amnesia colectiva, que cual Alzheimer ataca a la gran mayoría de peruanos.

Como se sabe, el Alzheimer es una enfermedad que se caracteriza por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas (neuronas) mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian. Pareciera que la población peruana estuviera atacada por esta grave enfermedad senil, dado que en menos de 5 años han cubierto con concreto los escándalos producidos durante el gobierno de Toledo.

De otra manera no se explican los resultados de las encuestas que ponen a Toledo en el primer lugar de las preferencias. Salvo que las tres encuestadoras se hayan puesto de acuerdo, no sería correcto, sería inmoral desde todo punto de vista, porque estarían orientando a priori el voto hacia una dirección, a favor de Toledo. ¿Para qué realizar elecciones entonces?

Sin embargo, existen archivos y memoriosos que han ido conservando todos los presuntos actos de corrupción en el quinquenio toledista, especialmente aquellos que hasta la fecha no han sido esclarecidos.

Entre los casos emblemáticos que nunca aclaró Alejandro Toledo están: El aumento de su sueldo como presidente, la remodelación del Palacio de Gobierno a cargo de Petroperú, la recepción de US $ un millón de dólares del millonario Soros. Los cielos abiertos facilitados a LAN Chile por recomendación de su vicepresidente Raúl Diez Canseco Terry. El caso Genaro Delgado Parker y Canal 5 a quien se nombró como administrador judicial.

Respecto al canal 4 América TV, el analista político Víctor Robles Sosa indica que “en la entrega de este medio televisivo existen sospechas que hubo chantaje y extorsión que habría ejercido Toledo, abusando de su poder, para entregarle este canal a sus amigos Chicho Mohme y El Comercio”. Es sintomático que cuando se volvió a ventilar esta presunta actuación ilegal del ex presidente en la venta de este medio al grupo El Comercio-La República, este conglomerado mediático desatara una campaña feroz contra el gobierno.

Como deben recordar, Toledo dejó completamente desmantelado el Servicio de Inteligencia Nacional. Durante sus cinco años de gobierno nombró a siete jefes en este importante servicio, que son los “ojos y oídos” del estado peruano, no del gobierno de turno. La mayoría de estos personajes designados a dedo, eran unos ilustres ignorantes en temas de inteligencia estratégica, que es vital para la supervivencia del estado peruano.

Lo más grave y linda con la traición a la patria, fue la disminución drástica y peligrosa el presupuesto a las FFAA. Los cuarteles, bases de la FAP y Armada peruana, no tenían ni para pagar los servicios públicos esenciales (alumbrado y agua) mucho menos para adquisiciones y mantenimiento.

Los peruanos recuerdan claramente, cómo los cuarteles permanecían a oscuras durante la noche, atentando contra la seguridad de sus instalaciones y el armamento. Inauguró la estrategia “tengo las manos limpias” y ordenó cerrar importantes Bases Contrasubversivas con un criterio equivocado y esta indiferencia ha costado en el presente, muchas vidas de soldados y policías especialmente en el VRAE.

Fue absolutamente desconfiado con las FFAA y PNP, pues nombró en su seguridad personal a un ciudadano israelí, al que se sometieron disciplinadamente los Jefes de la casa Militar y edecanes, que sirvieron durante su estadía en casa de Pizarro.

Lo que es sumamente grave y nunca esclareció, ni siquiera se molestó en dar ninguna explicación, por qué nombró a los ciudadanos chilenos Esteban Silva, José Joaquín Brunner y Pablo Halpern, como sus asesores en la presidencia. ¿El presidente Piñera aceptaría de asesor a un peruano? Lo dudamos, peor en las actuales circunstancias.

Aprovechando su rol constitucional de Jefe Supremo de las FFAA y PNP, dispuso una reestructuración sin pies ni cabeza, que de poco o nada han servido para mejorar las condiciones de personal y logística de las FFAA y PNP. Demostró animadversión y desprecio por sus integrantes y los castigó de manera abusiva, responsabilizándolas por lo sucedido con la cúpula militar durante el gobierno de Fujimori.

Hoy muy convencido, orondo, optimista y olvidadizo, lanza sus discursos llenos de disfraces retóricos y de gestos elocuentes, para nuevamente intentar convencer con su palabrería, jugar con las necesidades de quienes hoy trata infructuosamente de engatusar, con su voz engolada e impostada, extraída de las profundidades de Hefesto o Vulcano. Toledo solo quiere los votos de militares y policías, para asegurar su pase a la segunda vuelta.

¿Ya se olvidaron? Militares, policías, discacitados, licenciados, veteranos de estas lides, las viudas del Conflicto del Cenepa y de la lucha contra las organizaciones terroristas y sus familiares, con seguridad no se han olvidado y lo recordarán con mayor pasión el día de las elecciones. Así lo han asegurado las diferentes organizaciones.

Las organizaciones de soldados y policías en retiro, que se valoran, y pese a los maltratos de este gobierno, que ha seguido la misma tónica que introdujo Toledo, se saben generosos, leales a la patria, han expresado su disconformidad y su rechazo retundo al llamado no solo de Alejandro Celestino Toledo, sino también del actual gobierno alanista y el de PPK cómplice del maltrato a las FFAA y PNP cuando trabajó con Toledo.

Los militares, policías, sus viudas y discapacitados, no solo tienen dignidad y han servido con honor a la patria en sus momentos angustiantes y de grave peligro. Estuvieron presentes desde el inicio en la lucha contra el terrorismo, en el conflicto del Cenepa, en el rescate de los rehenes de la embajada de Japón y actualmente lo siguen haciendo en el VRAE y el Huallaga. Valentía y sacrificio sobran.

Existe un gran desinterés e indiferencia que muestran los políticos para buscar una solución a las graves necesidades de los uniformados. Como es tradición en la hora presente de elecciones cuando están por los votos, plantean darle solución a todo; pero, se aseguran de no decir cómo lo harán. Dejando en la nebulosa sus promesas, que se las llevará el viento una vez instalados en sus curules o sillones.

Los candidatos a la presidencia deben recordar que es gracias a los veteranos, soldados y policías en retiro, a los uniformados que luchan heroicamente en el VRAE y en el Huallaga, que pueden respirar tranquilos, realizar su proselitismo político a lo ancho y largo del territorio sin miedo, así como vivir una vida plena con sus familiares, sin temor a coches bomba ni derribo de torres de alta traición o que una bala senderista le quite la vida en cualquier momento. Ya es tiempo que llegue a su fin tanta indiferencia.

No hay comentarios: