lunes, 10 de enero de 2011

Los hondos y mortales desencuentros de la Campaña Electoral Presidencial.

El escenario político poco a poco se viene cargando de nubarrones, la escala de grises está quedando obsoleta. La lucha al interior del Apra es tenaz, no quieren dar su brazo a torcer. Cada día salen nuevas denuncias de pagos para ocupar un cupo en la relación de congresistas y miembros de las planchas presidenciales. Los líderes salen a desmentir y aseguran que solo se trata de contribuciones a la campaña. ¿Les creemos?

A la lucha intestina entre apristas por los cupos para el Congreso, se suma la negativa de Mechita Aráoz y renunciar de llevar adelante el liderazgo del partido aprista, si Jorge del Castillo continúa con sus pretensiones de liderar la lista al Congreso. Sus razones tendrá y ella sabe por qué no quiere a Del Castillo.

Esperamos que tenga igual posición con Mercedes Cabanillas sindicada como la verdadera responsable de lo sucedido en Bagua donde murieron 24 policías, 11 nativos y hay un Mayor PNP desaparecido. De igual manera, debería ser su comportamiento invariable con Omar Quezada ex jefe de Cofopri según dicen líder de los cuarentones, renunciado por la venta de terrenos.

“La mujer del César no solo debe ser honesta, sino parecerlo”, se podría aplicar este antiguo adagio, análogamente a la situación que vive Jorge del Castillo. Lo consideramos pertinente. El ex premier a estas alturas no está en condiciones de exigir mucho que digamos, porque sus enemigos políticos y un gran sector de la población tienen la percepción, que está hasta el cuello en el caso de los petroaudios. Aunque él dirá a los cuatro vientos, soy inocente.

Solo la raleada masa de apristas que sigue las consignas de sus dirigentes como un credo, puede apoyarlo, porque irracionalmente es posible para ellos aceptar que Jorge del Castillo no tiene nada que ver en estos asuntos. Él mismo aceptó haberse reunido con Fortunato Canaán en el hotel Country Club de San Isidro.

Si a ello le agregamos lo declarado por el dueño de la empresa BTR a un diario de la capital y repicada en otros medios, televisivos y emisoras de radio, lo expresado por Ponce Feijoo desde San Jorge, es un misil directo a la escuálida línea de flotación en la que hace malabares el ex premier. No hay argumentos para que siga negociando su participación.

Por ello, borrar de un plumazo esa percepción con una resolución apurada del Ministerio Público no ayuda en nada, es más contribuye a aumentar las sombras sobre su proyectada candidatura al Parlamento. Esa percepción contribuye a restar muchísimo a la campaña de la señora Aráoz, quien también carga sobre sus hombros el haber mentido frente al caso de Bagua. Del Castillo debería dar un paso al costado y no esperar que lo expectoren.

Las otras tiendas políticas también tienen lo suyo. En el caso de Fuerza 2011, hay una supra suma de deslealtades con quienes parafraseando a Toledo -se fajaron- por mantener y defender la inocencia del ex presidente Fujimori, cuando nadie daba un centavo por él en pleno proceso judicial y la campaña mediática opositora parecía un huracán tropical, crecía como un vendaval sin nombre y amenazaba arrasar con todo.

Sus defensores, muy pocos, contados con los dedos y fácilmente identificables, desde ex congresistas, solitarios periodistas, quienes defienden y defendieron la inocencia del ex presidente Alberto Fujimori frente al huaico mediático de la mayoría de medios de comunicación, se comieron los ataques arteros de los enemigos del ex mandatario.

Pues sí, olímpicamente han sido olvidados o puestos fuera de la campaña, para favorecer a quienes pueden haber realizado excelentes campañas deportivas, pero que carecen de la preparación y experiencia, que requiere la participación en el Congreso. Los oportunistas nuevamente se suben a la volada antes que el Mionka de Keiko los deje en la estacada.

Tachas que se presentan contra candidatos, candidatos que se ofuscan y pierden la ecuanimidad y vomitan sapos y culebras. Divergencias matrimoniales que relucen y brillan en las marquesinas en plena campaña, quién paga más por una plaza para el Congreso o plancha presidencial. Cuándo el dinero sobra, no importa en que gastar, al fin y al cabo es una inversión que dará grandes dividendos. Pensar que hay hipócritas moralistas que se rasgan las vestiduras.

Existen candidatos como el ex presidente Toledo, quien no pudo resistir pasar una noche o varias noches en Punta Sal y que nos hacen recordar ese famoso dicho español “la cabra siempre tira para el monte”. Según explica “aunque abandonemos nuestros orígenes en algún momento de nuestra vida, hay algo más fuerte que nuestra propia voluntad que nos hace volver o querer volver a ellos”.

Luego durante la inscripción de su plancha electoral, se presentó con su esposa de quien dijo hace unas semanas, no participaría en la campaña, pero sigue allí y no creemos que se aparte. Como cereza en la torta aparecieron los hermanos Luis y Fernando Toledo, denunciados durante el gobierno del hermano por una serie de presuntos actos de corrupción.

Esa es una demostración de que el cholo seguirá haciendo de las suyas nuevamente. Habrá nuevos Mélody, punta sal, guitarreo con Galleta, solo falta el avión parrandero y la portátil de Doris Sánchez para completar el panorama.

También están las famosas encuestas, realizadas por diferentes empresas de estudios de mercado, son presentadas y publicadas en los principales medios y ocupan grandes titulares en las portadas.

Todas ellas, como realizadas por un mismo cuño, con algunas variaciones, coinciden en sus resultados. Según las mencionadas empresas, Toledo sigue adelante, seguido por Castañeda, luego Keiko Fujimori, Humala y a unas leguas de distancias los considerados más chicos, claro, por el momento.

Algunos dicen que las encuestas son una fotografía del momento. Por los resultados de las encuestas parece que todos los momentos son iguales. Nos quieren vender el resultado. Nos presentan a Toledo como el que ocupa el primer lugar y este resultado es vitoreado, puesto en vitrina, colocado en portada con grandes titulares, para que en la mente de los ciudadanos sencillos y comunes de nuestro país, se posicione que el próximo presidente es Alejandro Toledo.

Para la mayoría de nuestra población comprender los resultados de las encuestas es muy difícil, por la gran profusión de datos, gráficos estadísticos y diagramas que le dan un halo de objetividad, por la exactitud que se le atribuye a la ciencia estadística. Sin embargo, en la mayoría de casos, los mismos gráficos resulten confusos o poco comprensibles debido a su complejidad. Salvo para un pequeño sector de especialistas.

Debemos considerar, “que en algunos casos la noticia misma son los datos, las cifras, adquiriendo ésta un tinte irrebatible, categórico, ocultando o disfrazando la rigurosidad del estudio, su fiabilidad. La Estadística es una ciencia cuyos resultados finales dependen del proceso de recogida de datos y del modelo que se elija. En cualquier análisis estadístico, el hecho de seleccionar una población u otra, un modelo u otro, cambia muy significativamente los resultados”

Llegado a este punto, es absolutamente posible y eso lo saben los especialistas, invertir el proceso de estudio, es decir: partir de unas conclusiones o resultados finales previamente fijados en función de los intereses de tal o cual candidato, así como del medio de comunicación u otra institución, y construir un modelo que los justifique.

Por tanto, la verdadera encuesta se dará el mismo día de las elecciones, con resultados que serán totalmente distintos a los que nos acostumbra a mostrar las encuestadoras. Tranquilos señores encuestadores, el suelo está parejo. El resultado del proceso electoral municipal lo demostró. Las encuestadoras se equivocaron de cabo a rabo.

No hay comentarios: