miércoles, 16 de junio de 2010

Conclusiones de la ex_CVR no son vinculantes, pero…

El 7 de junio último, hemos recordado al ínclito Crl. Francisco Bolognesi Cervantes héroe epónimo nacional y patrono del Ejército. Su sacrificio en Arica, agobiado por el abandono y la traición del gobernante de turno, dio su vida por el honor nacional. Ese día es muy importante para todos los peruanos y muy especial para los que visten el uniforme de la patria. Los uniformados juran lealtad a la Bandera Nacional excelso símbolo de la nación.

En la proclama que leyó el Ministro de Defensas Rafael Rey Rey, expresó “(...) En esta fecha en que recordamos el sacrificio de nuestros héroes del Morro de Arica, pregunto en voz alta lo que se preguntan millones de peruanos de buena voluntad, ¿HASTA CUÁNDO, HASTA CUÁNDO TANTA INJUSTICIA, TANTA IRREGULARIDAD, TANTO ABUSO? (…)”

De esta manera, el Ministro de Defensa solo estaba exteriorizando el sentir y la real preocupación no solo de soldados, policías y ronderos, sino de los familiares y de un vasto sector de la población nacional, que no ven con buenos ojos lo que se hace con las fuerzas del orden, porque han percibido los abusos a que son sometidos, en los diferentes procesos judiciales abiertos a los uniformados.

Entre otros abusos, el Ministro de Defensa se refirió a la denuncia contra el general Juan Sandoval por presunta “ejecución extrajudicial” presentada por el destacado terrorista Rincón Rincón, miembro del MRTA. La denuncia contra una patrulla militar por homicidio calificado y desaparición forzada.

Esta patrulla fue atacada en Río Seco el 14 de setiembre de 2008, fueron heridos tres soldados, la denuncia incluye a la tripulación del helicóptero de rescate. Se refirió además a los plazos de detención que han sido superados largamente y los presos sin sentencia por más de 9 años. ¿Esto es residual, es daño colateral? ¿Qué es?

“Parece que no es suficiente todavía el maltrato que se les ha dado a cientos de militares, policías y ronderos que arriesgaron su vida defendiendo a toda la sociedad, es decir también a quienes se ensañan en maltratar y perseguir injustamente a nuestros defensores”. Expresó Rafael Rey Rey.

Lo sorprendente es que a raíz de la proclama leída por el Ministro de Defensa en la Plaza Bolognesi este último 7 de junio, la respuesta no se ha hecho esperar, las ONG´S de derechos humanos, sus bustos parlantes y lo más graneado de sus plumíferos respondieron de inmediato, como aguijoneados por un escorpión africano.

No es para menos, las ONG´s de DDHH y sus ayayeros, que los hay, quisieran que el Ministro de Defensa, fuera un apocado, un minusválido político, un pelele. No es así, Rafael Rey está cumpliendo con su función de Ministro de Defensa y cuando levanta la voz para defender a los uniformados, de inmediato salen los defensores de los DDHH de los pseudo “luchadores sociales”, a cuestionar sus declaraciones.

El abogado Ronald Gamarra secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) hace unos días ha declarado en conferencia de prensa “(…) En general, el número de investigados, procesados o condenados por violaciones a derechos humanos es absolutamente residual, ínfimo. No se puede hablar de una casería de brujas”

No sabemos a qué llama “absolutamente residual e ínfimo” el secretario de la CDDHH. Si consultamos con el diccionario de la RAE, encontraremos que residual se refiere a -lo relativo a residuo- y residuo tiene las siguientes acepciones: “Parte o porción que queda de un todo, aquello que resulta de la descomposición o destrucción de algo, material que queda como inservible después de haber realizado un trabajo u operación y Resto de la sustracción y de la división”.

Si buscamos una analogía con el unilateralismo aplicado durante el gobierno de George Bush, quien dispuso la invasión a Irak y los bombardeos de la Coalición en algunos casos cayeron en mercados y hospitales, matando a gente inocente. Estos hechos fueron calificados como “daños colaterales”. Quizás para algunas organizaciones de DDHH y sus representantes, los juicios a militares, policías y ronderos, solo se trate de daños colaterales, sin importancia.

Si tenemos que calificar a lo expresado “absolutamente residual” refiriéndose a los aproximadamente 748 procesos abiertos a soldados y policías, diríamos eso-es absolutamente residual-. Para el abogado Ronald Gamarra estos numerosos casos no significan nada. Nada significa por tanto, los procesos judiciales abiertos hace varios años, la mayoría en prisión y sin sentencia, otros con sentencia condenados de por vida. Quién dice algo, respecto a las denuncias recientes a consecuencia de los combates en el VRAE.

Hacemos una pregunta en voz alta, si no existe persecución ni casa de brujas judicial contra militares, policías y ronderos, ¿Por qué en el Auto Apertorio de la mayoría de procesos judiciales abiertos a los que hemos tenido acceso, se toma en cuenta las conclusiones de la ex CVR? Si bien sabemos, que estas conclusiones no son vinculantes.

Para conocimiento de la opinión nacional hacemos conocer parte del Auto de Apertura de Instrucción de tres miembros del ejército: Fernando Acevedo López, David Lama Romero y Humberto Zavaleta Angulo, el primero ha recuperado su libertad recientemente y los otros dos están en prisión.

CONSIDERANDO:

PRIMERO: “Que, como consecuencia de las actuaciones ejercidas por la Comisión de la Verdad y Reconciliación y luego, de emitido su informe Final en acto público, con fecha veintiocho de agosto de dos mil tres, ante los señores Presidentes de los Poderes del Estado, se ha evidenciado la necesidad de reparar los gravísimos daños acontecidos durante los años de mil novecientos ochenta al dos mil, donde la violencia política vivida en el país y muy especialmente en las zonas declaradas en emergencia que han sido los departamentos de Ayacucho, Huancavelica, Apurímac, entre otros, se ha considerado proponer reparaciones y por ende se han judicializado procesos por violaciones a los derechos humanos, tanto de los elementos subversivos, como de miembros del aparto estatal; es por ello, que dentro del contexto de la reparación es un ejercicio efectivo de la justicia, tanto para reparar los daños sufridos por las víctimas, cuanto en lo relativo al justo castigo a los perpetradores de los ilícitos penales, en caso de ser encontrados responsables y a efectos de que no queden impunes los actos cometidos”.

A lo largo de estos mamotretos, se apela a una serie de normas jurídicas y legislación internacional, sin embargo no se toma en cuenta lo que expresa el Estatuto de Roma en su Artículo 24 (Irretroactividad ratione personae) “1. Nadie será penalmente responsable de conformidad con el presente Estatuto por una conducta anterior a su entrada en vigor”. Como bien sabemos, este Estatuto entró en vigor el 1 de julio del 2002.

La existencia de los innumerables procesos, con auto Apertorio que se amarran a las conclusiones de la ex_CVR, como si estas fueran un dogma, no tiene validez por que no son vinculantes. El mantenerlas, solo demuestra que sí existe persecución judicial y caza de brujas contra miembros de las FFAA, PNP y Ronderos. Mientras que por otro lado, se llena de beneficios a los integrantes de las dos organizaciones que tuvieron al borde del abismo al país.

¿Nos hemos olvidado muy rápidamente? ¿Tenemos memoria selectiva? ¿O el temor ha regresado a los predios del poder judicial?

El pueblo peruano no se olvida de la violencia utilizada por las dos organizaciones terroristas, tampoco de las innumerables familias que han visto desaparecer a sus hijos durante el enfrentamiento, amén de las graves pérdidas económicas que nos costó a todos los peruanos.

No hay comentarios: