martes, 27 de septiembre de 2016

De Compra de armas, trofeos de Sendero Luminoso y la DINI



“Si la política exterior es el escudo de la República, entonces, la información estratégica es aquella que coloca el escudo en el lugar adecuado y en el momento adecuado”
Walter Lippmann 

Compra de armas.
Ejemplos históricos sobre países que optaron por el desarme unilateral, o por una política de defensa errada, carente de previsión y prevención, en un escenario de conflicto latente, hay muchos y muy dolorosos  y luego no pudieron enfrentar a sus adversarios, empeñando hasta la ropa interior por largos años. El Perú a fines del siglo XIX es el mejor ejemplo.

En 1913 realizando una reflexión retrospectiva del resultado de la guerra con Chile, el historiador José de la Riva Agüero y Osma expresó: “No nos perdimos por audaces y cavilosos; nos perdimos por confiados e ingenuos; por creer que los convenios diplomáticos, el aparato de las alianzas o los meros sustitutos de intervenciones y mediaciones podían suplir la efectiva e insustituible garantía de las armas. Funestísimo error del que no estamos curados por completo; acerba lección, que hoy más que nunca debemos recordar y aprovechar”.

Por ello, no deja de llamar la atención, las críticas a la compra de armas para las FFAA realizadas en el gobierno de Ollanta Humala. Quedan los disconformes, los enemigos de las FFAA, los caviares y sus satélites. Los ecos de esa campaña mediática interesada, en contra de las FFAA, están en el aire, todavía no cesan, se mantienen vigentes. Qué quieren, ver desarmado al país, con armas viejas y obsoletas.

Las compras militares realizadas después de 40 años, son para reemplazar el material hoy obsoleto que adquirió durante su gobierno el general Juan Velasco Alvarado. Algunos analistas que le hacen juego a Chile, lo consideran un exceso de gasto. El ex ministro de Defensa Rafael Rey, aseguró que en el subcontinente americano no habría guerras en el futuro, por lo que la compra era insulsa. ¿Será cierto eso?

Los trofeos de Sendero Luminoso
Sendero Luminoso se sigue camuflando, mimetizando entre la población, buscan mantener vigente su predica con otras acciones y valiéndose de organismos de fachada, quieren participar democráticamente, en la vida política del país, pero realizan romerías con banderolas rojas y repitiendo estribillos de homenaje a los terroristas caídos en las cárceles, sembrando el temor en la población que los ve pasar por sus calles.

Primero inauguraron su “Ojo que llora”, luego con ayuda de organizaciones no gubernamentales extranjeras construyeron su “lugar de la memoria”, para lavar sus conciencias y hoy han construido su “mausoleo para enterrar a sus héroes”, según ellos. Cómo apareció este mausoleo, no fue por arte de birlibirloque. ¿Nadie se dio cuenta? ¿El alcalde no sabía nada? Cómo se puede construir sin que las autoridades no se enteren.

Qué dice al respecto Alfredo Crespo, dirigente del MOVADEF y abogado defensor del terrorista preso Abimael Guzmán en declaraciones a una emisora, hizo una defensa cerrada de la construcción del mausoleo senderista, asegurando que “Ellos tienen pleno derecho a honrar a sus seres queridos que fueron asesinados en el genocidio de junio de 1986, ordenado por el entonces presidente Alan García”.

De qué se trata ¿de apología del terrorismo? Al parecer sí. Qué hacían los servicios de inteligencia. Según expertos, este mausoleo y sus romerías, son actividades proselitistas que configuran apología al terrorismo y que deberían intervenir las autoridades. SL viene actuando con otras estrategias, buscando las condiciones objetivas para nuevamente volver a actuar.

El conglomerado de izquierdas Frente Amplio (FA) y el MOVADEF coinciden en su oposición para que el mencionado mausoleo levantado en el distrito de Comas sea demolido. ¡Qué les parece! ¡Nada sorprende de las izquierdas! Para esto sí se unen las izquierdas atomizadas. Claro, la ideología es la misma, hay congresistas del FA que se oponen a la demolición,  ¿Tenemos en el Congreso presencia de simpatizantes de SL?

La Dirección Nacional de Inteligencia

La Dirección Nacional de Inteligencia es el más alto organismo del Estado que produce Inteligencia Estratégica, sobre “diversos Estados, Organizaciones Internacionales y Fuerzas Transnacionales en el ámbito externo y diversos asuntos relacionados con grupos humanos en el ámbito interno”, útil para la toma de decisiones en los más altos niveles del gobierno, respecto de nuestra política de seguridad y el planeamiento, preparación y ejecución de la Defensa Nacional.

Respecto del nombramiento del nuevo jefe de la DINI Guillermo Fajardo, el congresista Gino Costa ha declarado que el administrador y policía en retiro, "Curiosamente tiene un perfil más parecido al que se necesitaría para el manejo y solución de conflictos, que para el ente rector de la Inteligencia”. ¿No se deben nombrar para estos puestos de suma importancia, profesionales que tengan el perfil para este importante cargo?

Tim Weiner autor de la obra “Legado de cenizas. La historia de la CIA”, sostiene  que “Cualquier país que desee proyectar su poder fuera de sus fronteras ha de ser capaz de otear el horizonte, de saber lo que se avecina y de prevenir cualquier posible ataque contra su población. Debe anticiparse a la sorpresa. Sin un servicio de inteligencia fuerte, inteligente y perspicaz, los presidentes y generales pueden quedar tan ciegos como inútiles”.

Durante el nefasto gobierno del presunto corrupto expresidente Alejandro Toledo, (caso Ecoteva), rodeado de asesores chilenos y caviares, destrozaron el sistema de inteligencia del Estado peruano y dejaron sordo y ciego al país, a merced de las amenazas internas y externas. 7 jefes de la DINI se sucedieron. Los resultados se pueden oler en el ambiente.

Iniciaron una “reorganización”, previa purga, despidiendo a expertos funcionarios que habían trabajado durante muchos años en este servicio, para nombrar a su gente de confianza que de inteligencia sabían tanto como de física cuántica. Toledo y quienes ocuparon la jefatura de este importante servicio para el Estado nacional, son responsables

Toledo, que por este solo motivo debería ser sometido a un juicio por presunta traición a la patria, designó siete, sí siete Jefes del Servicio de Inteligencia Nacional durante su mandato. Se relevaron desde ilustres desconocidos y asesores personales, caviares asesores de oficinas extranjeras. El Servicio de Inteligencia Nacional, fue sometido a una serie de cambios, sin ningún plan estratégico, solo por capricho.

El gobierno ha nombrado a un policía en retiro para ocupar la jefatura de la DINI, no para el gobierno pasajero que en 5 años se va a su casa. No sabemos si este funcionario tiene las fortalezas y perfil profesional para el cargo. No se conoce antecedentes de haber trabajado antes en un organismo similar, más bien es un empresario que ha trabajado en el rubro de la solución de conflictos. Le deseamos éxitos en su desempeño. 




No hay comentarios: