viernes, 11 de diciembre de 2015

Últimos días de ganga electoral.



"Cuando un candidato invierte millones y millones en su campaña, no es un candidato, es un empresario y como empresario cuando sea alcalde, sólo pensará en sacar lucro, provecho, y en lo que menos pensará, será en la gente".
Carlos Gaviria Díaz

La crisis es parte de la existencia de las organizaciones, esta llega por diversas razones, en el caso de los partidos políticos de nuestro país, los peruanos somos testigos de las luchas intestinas al interior de partidos como PPC, AP y especialmente de las organizaciones políticas de izquierda, que hoy proliferan en nuestro referente nacional.

La falta de una democracia interna al interior de los partidos, no permite una buena renovación de cuadros y la población observa que en cada proceso electoral, son las mismas caras remozadas, de los mismos líderes de siempre, que el tiempo no perdona, como si al interior de las mismas no hubiera cuadros más jóvenes.

El hecho que estas organizaciones desde las cúpulas no se puedan o no quieran renovarse, hace sospechar las razones para acceder al poder. No han querido establecer su propia democracia interna, se reeligen los mismos líderes. Lo que se agrava con la aparición de organizaciones regionales, que establecen alianzas con los partidos nacionales, solo para llegar al poder y agrandar su esfera de influencia.

Ante esta situación, los partidos políticos optan por ir en pos de nuevos integrantes para sus agrupaciones. No escatiman ningún esfuerzo, recurren a toda estrategia para atraer personajes conocidos, deportistas, faranduleros y políticos de otros partidos. Se parecen a esas arañas que tienden su tela, para capturar todo bicho distraído, o al pescador que lanza su red al mar y luego recoge todo tipo de pescado.

Realmente es una vergüenza lo que está sucediendo, parecen unos mendigos que estiran la mano, para recibir una moneda devaluada o un mendrugo de pan seco. Esta actitud en el electorado no solo produce lastima y pena, al observar a congresistas y líderes de partidos correr detrás de nuevos jales. Finalmente poco o nada interesan las coincidencias ideológicas, programáticas y menos sus propios proyectos nacionales.  

Esta desesperación es causada porque no levantan o prematuramente descienden, después de haber alcanzado un nivel en las encuestas, conforme se acerca la fecha límite para conformar alianzas, cundirá la desesperación, el pánico se apoderará de los candidatos y los partidos, y buscarán la forma de unirse para no desaparecer en la próxima contienda electoral.

Pedro Pablo Kuczynski, líder del Partido Peruanos por el Kambio, ha declarado que irá a la contienda electoral sin alianza electoral, tiene malos recuerdos del anterior proceso electoral. Otros, como Cesar Acuña de Alianza para el Progreso, están en plena realización y jales de nuevos integrantes, lo que es una gran irresponsabilidad, porque lo único que los une son los intereses personales.

El Congresista José León Rivera del partido Perú Posible, vocero y representante de Alejandro Toledo, sigue en su campaña de lograr consenso con los partidos denominados “pitufos”, que no lograrán cuajar y superar la valla electoral. La única condición es que Toledo lidere y sea el candidato. Por lo que se puede apreciar, ninguno de los partidos quiere unirse al cuestionado Toledo. Hay sumas que restan.

Queda claro que, no son los intereses nacionales el verdadero “leitmotiv”, ni los acuerdos políticos de todos los partidos, para establecer políticas de Estado, que permitan afrontar y enfrentar los graves problemas y amenazas internas, que afectan gravemente a nuestro país. No hay  propuestas, solo insultos, puyas y memes. Las redes sociales están muy activas, con mensajes negativos que van contra el candidato adversario.

En este escenario, nuevamente hace su aparición la primera dama, haciéndole el juego a la candidatura de Acuña y atacando a Keiko Fujimori. También apareció nuevamente el histriónico, sarcástico y burlón Daniel Urresti, quien al parecer se ha elegido como candidato del partido de gobierno, para las elecciones de 2016. Así están las cosas hasta la primera quincena de diciembre.


No hay comentarios: