domingo, 8 de abril de 2012

Tips históricos. Guerra con Chile 1879. El Combate de Iquique.

Documento histórico e inédito que el Comandante en Jefe de la Escuadra chilena hace al Comandante General de la Marina, luego del combate de Iquique.

Partes oficiales del Comandante en Jefe de la Escuadra don Juan Williams Rebolledo, referente al combate de Iquique.

N° 194._ COMANDANCIA GENERAL DE LA ESCUADRA.

A bordo del blindado “Blanco Encalada”, Rada de Iquique, Junio 2 de 1879.
Señor Comandante General:

Tan luego como llegue a este puerto, comisioné al Mayor de órdenes, capitán de fragata don Domingo Salamanca, para que, valiéndose de los medios a su alcance, tratara de indagar y obtener de fuente segura, algunos datos relativos al combate del 21, y cumpliendo su cometido, me hace la siguiente relación del hecho:

“El día 21 de Mayo próximo pasado se presentaron en la bahía, en son de combate, los blindados peruanos Huáscar e Independencia, este último se mantuvo en la boca de puerto, mientras el primero se dirigió a atacar a la Esmeralda que se hallaba situada cerca del muelle de la empresa, inmediata a tierra. La cañonera Covadonga, que se encontraba por el lado Norte de la isla, rompió también sus fuegos sobre el Huáscar, protegiendo a la Esmeralda que era atacad no solo por el Huáscar, como queda dicho, sino por la fusilería y artillería de campaña de tierra, que se había situado en la playa, lo que le causaba algunas bajas, viéndose obligada a hacer fuego por ambas bandas con el Huáscar y tierra, por lo que se retiró más al Norte".

"Al efectuarse este movimiento se adelantó la Independencia disparando sobre la Covadonga y sobre la esmeralda, entonces costeando el Covadonga la isla, trató de escapar haciendo fuego en retirada sobre la Independencia, que notando aquella maniobra se puso en su persecución”.

“El Covadonga corría al Sur, pegado a la costa, y al llegar a Punta Gruesa, casi encima desvió repentinamente su rumbo al Oeste, salvando apenas las piedras; pero la Independencia, que no efectuó este mismo movimiento con la rapidez que el caso exigía, encalló en las rocas que se desprenden de dicha Punta, perdiéndose totalmente”.

“Hay quien dice que los proyectiles del Covadonga, perforaron a la fragata, causando su pérdida, y que después de varada volvió sobre ella y la cañoneó, pero nada de esto ha sido confirmado; toca a su Comandante dar explicaciones en su parte del combate, que aún no se ha recibido.

“Mientras tanto continuaba el combate entre el Huáscar y Esmeralda, en distintas ocasiones le intimaron rendición, y por tres veces la hirió con el espolón, y solo a la tercera pudo echarla a pique, meriendo su Comandante sobre la cubierta misma del Huáscar, después de haber dado muerte o herido a un oficial peruano, al abordar el Huáscar, en el momento del último espolonazo, con un oficial y cinco marineros, únicos que pudieron hacerlo por haberse separado los dos buques.

“Un Teniente del Esmeralda, cuyo nombre no he podido averiguar, fue hecho prisionero en la misma torre del Huáscar tratando de matar al Comandante. Se encuentra en tierra herido en un brazo, que le ha sido amputado”.

“Yéndose a pique la Esmeralda de proa, alcanzó todavía a disparar sus cañones de popa, hundiéndose casi simultáneamente con los disparos, siendo la bandera nacional izada al pico de mesana, lo último del buque que desapareció.

“La Covadonga siguió al Sur hasta Antofagasta donde se encuentra hoy”.

“Se sabe que a más del Comandante, ha muerto un teniente y todos los ingenieros; de la tripulación se ignora su número; pero se encuentran prisioneros en tierra ocho oficiales, uno de ellos gravemente herido, y cuarenta individuos de la dotación. A todos se les trata bien, según he sido informado.

“Las bajas del Covadonga se ignoran lo mismo que los del Huáscar e Independencia, pero se cree hayan sido muchas las de este último buque, pues ayer todavía hemos visto flotando sobre las aguas algunos cadáveres cerca de la Puntas Gruesa.

“Actualmente apenas se ve uno que otro resto de la Independencia. De la Esmeralda no se ve nada”.

“La duración del combate ha sido como de tres horas y media”.

“Últimamente he sido informado, por persona competente, que los oficiales que de la Esmeralda se encuentran prisioneros en tierra, son los siguientes: Teniente 1° don Luis Uribe, id. Graduado don Francisco Sánchez, guardiamarina don Arturo Wilson, id. Don Vicente Zeger, cirujano 1° don Cornelio Guzmán, contador 2° don Juan O. Goñi, subteniente don Arturo Hurtado ayudante de cirujano, don Germán Segura y como cuarenta individuos de la tripulación y guarnición.

“La misma persona me asegura que el presidente del Perú don Mariano Ignacio Prado se encuentra en este puerto hace algunos días y que se cree difícil su vuelta a Lima”.
Como lo verá V.S; por la relación que antecede, la conducta observada por esos dos jefes durante el combate de que me ocupo ha estado a la altura del deber que les impone la patria; el de la Esmeralda, capitán de fragata don Arturo Prat, cumplió con oo que me prometió al imponérsele la responsabilidad del bloqueo; el de la Covadonga capitán de corbeta graduado don Carlos Condell habría hecho otro tanto.

"Toca ahora al gobierno apreciar el valor del malogrado capitán Prat como igualmente la serenidad y destreza del capitán Condell, oficiales y tripulantes de los respectivos buques".

"Por mi parte debo agregar a V.S., que si bien lamento sinceramente la pérdida de los jefes, oficiales y tripulantes que han perecido gloriosamente en el combate, me felicito por la ventaja material que hemos obtenido sobre el enemigo por la pérdida del blindado Independencia, que no se ocultará a la penetración del Supremo Gobierno.
Dios guarde a V.S".

J. Williams Rebolledo.
Nota: Ahumada, Pascual. Guerra del Pacífico (Recopilación completa). T V. pág. 12.

No hay comentarios: