domingo, 2 de mayo de 2010

La interminable lucha entre la honestidad y la corrupción.

Karl von Clausewitz en su obra De la Guerra, expresa que “La guerra es la continuación de la política por otros medios”. Es una frase medular del clásico tratado de Karl von Clausewitz. Por otro lado invirtiendo a Clausewitz, Michel Foucault piensa que “la política es la continuación de la guerra por otros medios”. Por ello, nada de lo que sucede en la política nacional nos puede llamar la atención y eso lo saben perfectamente todos los políticos.

En un escenario saturado de actos de presunta corrupción en las que están involucrados Jorge del Castillo y Omar Quezada, los dos secretarios del partido aprista, poco o nada ayuda la terquedad en seguir en sus cargos. Ambos personajes tienen al parecer, no solo vocación de avestruz, sino una piel de rinoceronte, porque los disparos de la oposición y los medios de comunicación no les hacen mella.

Ningún mea culpa, ni remordimiento, más bien en opinión de varios analistas, hacen gala de un cinismo a prueba de un bombardeo aéreo de napalm.

Y esto se desprende de la situación caótica, de este campo minado en que se ha convertido la actual coyuntura nacional.

Las denuncias para ambos personajes, no solo afectan a la imagen del partido y por su puesto a Alan García, aunque Gonzales Pozada plañideramente le pase la franela convertida en waype. La opinión pública se empieza a preguntar si no se está reeditando nuevamente los actos de corrupción del primer gobierno aprista.

La campaña político-mediático provocado por la aparición de más audios de BTR que salen a la luz, ha atenazado a Jorge del Castillo, la empresa petrolera Monterrico de Julio Vera Gutiérrez y frenando olímpicamente sus aspiraciones para candidatear por el Apra. Omar Quezada su posible contrincante en esta lid electoral, era comprometido en una denuncia por tráfico de terrenos en las playas de Chilca y la Reserva Nacional de Paracas.

Alan García salió a deslindar la responsabilidad del ejecutivo en este entripado. Pidió la renuncia de Quezada y Del Castillo a las secretarías, que semana atrás fueron elegidos. El Comité político del Apra se reunió y al parecer la solicitud de renuncia del Alan García, no sería escuchada. Se avecina una guerra sin cuartel al interior del partido de Haya de la Torre. El principio de autoridad es fundamental.

La Contraloría anunciaba investigación y Omar Quezada hábilmente renunciaba al cargo. La revista Caretas acaba de revelar que Rolando Quesada, hermano de Omar estuvo preso por transportar 53 kilos de PBC. Para aumentar esta nube gris el Congresista Mulder, quien tampoco disimula sus aspiraciones presidenciales, lanzaba a la piscina electoral a la ministra Meche Aráoz. Nidia Vílchez y Lucho Alva, mirando de la tribuna. Meche Cabanillas con descanso forzoso, no dice esta boca es mía. Está preocupada por su responsabilidad en el Baguazo.

La campaña electoral para ocupar el asiento de Nicolás de Ribera -uno de los Trece del Gallo- y hombre de confianza de Francisco Pizarro, se ha iniciado, polarizando la dualidad honestidad, transparencia frente a la corrupción. Como si viviéramos en Suiza.

Sin embargo, lejos de que esta campaña se nutra con planteamientos que los candidatos debe presentar, para solucionar los graves problemas de Lima, como: la contaminación y la inseguridad ciudadana. Un sinfín de epítetos, golpes bajos e insultos, algunos analistas le llaman “guerra sucia”; dónde habrá guerra limpia, está caracterizando la campaña de Lourdes Flores contra Alex Kouri.

Nada de propuestas para mejorar la caótica ciudad capital. En sus más de cuatrocientos años de existencia Lima ha visto desfilar a muchos candidatos y pocos alcaldes, Luis Bedoya Reyes el más recordado. Lucho Castañeda dejando que sus obras hablen por él, recibe en estos tiempos todo tipo de denuncias para bajarle la llanta. Detrás sonríen aquellos que no han sido tocados por la maquinaria mediática. Ya les llegará su turno.

Esta Lima considerada “Ciudad de los Reyes”, “La tres veces coronada villa”. “La ciudad jardín” para muchos. “La ciudad de los gallinazos” y “Lima la horrible” para los pocos y La "Reina y Perla del Pacífico". Se moviliza en pleno siglo XXI saturada de dióxido de carbono, con obras sin tiempo límite y una crisis en la seguridad ciudadana.

Para la gran mayoría de limeños Lima es la ciudad amurallada, desde sus grandes residencias hasta las casas más modestas, todas sin excepción se amurallaron buscando seguridad. Esas murallas de fierro y cemento existentes nos recuerdan la violencia senderista y emerretista. Hoy esos enrejados permiten la seguridad contra la delincuencia común, debido a la crisis en que se debate la policía nacional y el poder judicial. Hay más policías en tiendas, bancos, AFP´s, hoteles y negocios particulares, que en las calles.

La capital peruana no ha sido ajena a los sueños, luchas y desvelos de quienes quieren gobernarla. Lo que se muestra es una falencia de propuestas realistas, que se puedan cumplir y sobre todo que se continúen las que inició este gobierno local. Se necesita con suma urgencia propuestas para solucionar los innumerables problemas de carácter social, político y económico, que la asfixian.

Frente a la amnesia colectiva y el Alzheimer galopante que en estas fechas electorales agarrota las mentes de muchos ciudadanos, debemos recordar que en enero del 2004, Raúl Diez Canseco renunció a la primera vicepresidencia, luego de estar envuelto en un escándalo, en el que se le acusó de haber favorecido con un decreto supremo al padre de su pareja, hoy su esposa Luciana de la Fuente.

Semanas antes, Diez Canseco ya había renunciado a su cargo como ministro de Comercio Exterior y Turismo y estuvo envuelto también en el escándalo de la firma del decreto de cielos abiertos que favoreció a la empresa LAN Chile.

Raúl Diez Canseco ex defenestrado vicepresidente de Toledo, es propietario de muchas empresas, entre ellas de la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL) y el Instituto San Ignacio de Loyola (ISIL). Lourdes Flores Nano trabajó para Diez Canseco como rectora de la universidad San Ignacio de Loyola.

La Dra. Lourdes Flores no tiene experiencia de gobierno, ha desempeñado cargos como congresista, bien sabemos que la función del Congresista es diferente a gerenciar un gobierno Local o Regional, como es el caso de su principal oponente. A Lourdes Flores se le reconoce como una muy buena congresista, que reúne gran experiencia. También la recuerdan por sus fracasos como candidata a la presidencia.

Lourdes Flores renunció al cargo de rectora de la USIL, para ocupar la Presidencia del directorio de Peruvian Airlines. El sábado 29 de Agosto del 2009, el diario El Comercio informó que “El Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) canceló el Documento Nacional de Identidad (DNI) del corredor de autos y dueño de la aerolínea nacional Peruvian Airlines, César Ricardo Cataño Porras, por tener “identificaciones múltiples” y haber sorprendido a las autoridades de esta institución. (..) Como se sabe, la presidenta del directorio de la aerolínea de Cataño es Lourdes Flores Nano, secretaria general del partido Unidad Nacional y varias veces candidata presidencial”.

Alex Kouri no escapa a sus fantasmas aunque quisiera, sus enemigos se lo recuerdan siempre. La reunión con Montesinos, en la famosa salita del ex SIN y las supuestas irregularidades en la ejecución de las obras del llamado Peaje de la Avenida Faucett aún en el poder judicial, son las más notorias y recordadas, siendo motivo para enrostrarle al candidato Kouri e identificarlo con la corrupción.

Alex Kouri mal que les pese a sus enemigos políticos y oponentes ideológicos, sí tiene experiencia de gobierno. Ha sido alcalde del Callao y Presidente Regional de este importante puerto nacional. La percepción ciudadana indica que lo hizo muy bien. A Lourdes Flores la opinión pública le reconoce su experiencia como Congresista, probablemente presentó muy buenos proyectos de ley; pero, lamentablemente no existen obras tangibles que demuestren su eficacia y eficiencia gerencial.

En un país de poca memoria, no es fácil entender cómo ciertos medios de comunicación, apelan a hechos que han sucedido hace una década. Pareciera que estos medios no tienen argumentos y no les queda más ingenio que, acudir al recurso Fujimori, mientras que por sus narices se pasea la corrupción de este gobierno, como Pedro por su casa.

Polarizar la campaña electoral para las elecciones municipales, entre la decencia y la corrupción no traerá buenos resultados para quien lo plantea. Porque como bien somos testigos, el escenario nacional gracias al gobierno del Apra, nos recuerda diariamente que continuamos nadando en la corrupción.

Lo que la población quiere conocer de sus candidatos son sus planes de gobierno para la municipalidad de Lima. El pueblo decidirá entre la experiencia positiva de haber gobernado una alcaldía y Región, frente a la propuesta, enmarcada en la esperanza de hacer un buen gobierno local, pese a su inexperiencia en este campo.

No hay comentarios: