viernes, 10 de abril de 2015

Meciendo, meciendo y meciendo al populorum, el paseo de Pedro Cateriano.

“El Poder es fuerza, el Poder es violencia, el Poder es coacción, pero ¡ay del Poder que descanse solo en la fuerza! Estará inexorablemente condenado a perecer”.


Mientras Ollanta Humala sigue su política confrontacional con la oposición, degradando y ofendiendo al Congreso, sabe Dios con qué intención, el Premier del régimen busca obtener consenso, para que la presentación del remozado gabinete obtenga la aprobación en el Congreso, no sabemos si lo logrará. Es que respiramos democracia por todos los poros y las fuerzas políticas deben conversar luego de los insultos.
No pasa desapercibido, que el presidente y su consorte tienen su propia agenda, están en campaña para empoderar a su próximo candidato con miras a las elecciones de 2016. Por ello, la pareja seguirá inaugurando obras en provincias, seguirán movilizando a su portátil, continuará el programa musical de los domingos por el canal del Estado, para dar diversión y distraer a la población. Pan y circo a rabiar.
Hablando en porcentajes, a cuánto asciende el porcentaje de empoderamiento que le da la pareja presidencial al Premier Pedro Cateriano. El semáforo presidencial estará en luz verde todo el tiempo o tiene un límite, como sucedió con los anteriores primeros ministros. Cateriano dejará que la primera dama se inmiscuya en los asuntos del gobierno, o actuará con firmeza como lo hicieron Valdés y Villanueva.
El confrontacional ex Ministro de Defensa y hoy flamante Premier del gobierno, se ha metamorfoseado, ha tenido que hacer de tripas corazón, comerse sus sapos, culebras y escorpiones vertidos a través de twitter, cargados de burla, ironía y poner su cara de buenito, y sentarse a conversar con los principales líderes de los partidos políticos, está en “misión imposible”. Ni Kafka lo hubiera escrito mejor.
Qué está buscando Pedro Cateriano al iniciar su periplo; está tratando de convencer respecto de la posición del gobierno y su programa frente a los líderes políticos, qué margen de maniobra le ha extendió el Presidente Humala para convencerlos, en qué habrá tenido que ceder ante ellos. Quizás habrá buscado “ganar” o especialmente “triunfar”.
“Ganar” implica derrotar a los demás, y en la búsqueda de aprobación en el Congreso, eso sería contraproducente. Si por el contrario fue con espíritu de “triunfar”, con seguridad logrará su cometido porque triunfará el país. Salvo que la oposición, busque triunfar sobre la posición del gobierno o el gobierno creyéndose en una posición superior, quiera derrotar a la oposición.
De todas las citas, la que mostraba mayor incertidumbre y al parecer la que más ha sacado chispas, es la concertada con Keiko Sofía Fujimori lideresa de Fuerza Popular, la principal fuerza de oposición en el Congreso. Además, Keiko fue el principal objetivo de los dardos que lanzó Cateriano por twitter. La fotografía Cateriano-Fujimori al final de la reunión, es muy elocuente y se observa la frialdad al despedirse.
Distinto fue el semblante de Pedro Cateriano al encontrarse con Mario Vargas Llosa su mentor y amigo, además de ser el aval del gobierno, el encuentro fue tan demostrativo con el apretón de manos y la sonrisa de ambos.  La diferencia era muy notoria con lo sucedido en la tarde, en el encuentro con Keiko Fujimori saltó a la vista y hubo silencio sepulcral.
Lo que ha realizado Pedro Cateriano es no solo buscar consenso entre todas las agrupaciones políticas, un momento de descanso, sino realizar una negociación con los principales fuerzas políticas, en pro de recuperar la credibilidad y seriedad, que el gobierno ha perdido ante la opinión pública nacional, originado por el mismo régimen debido a su falta de firmeza y liderazgo, para enfrentar los principales problemas que vive el país, especialmente en el ámbito económico.
Respecto del dialogo que mantiene con las diferentes fuerzas políticas, Pedro Cateriano expreso que, “…, el balance del diálogo hasta ahora es muy positivo”. Por su lado la congresista Luz Salgado habló sobre los temas tratados con Keiko, “Me han dicho que fue un diálogo franco y directo en el que se habló temas del seguimiento de la DINI y las acciones que se deberían tomar, los conflictos sociales que paralizan las inversiones, sobre el espionaje chileno y la economía”.
Finalmente por la noche del viernes, después de una reunión de aproximadamente 3 horas, entre Pedro Cateriano y el ex presidente Alan García, este declaró que el Apra está para ayudar para que el gobierno llegue a feliz terminó el 28 de julio de 2016 y para que esto se cumpla el partido aprista dará su respaldo democrático.
No sé, pero creo que, la opinión pública nacional aprecia que estas reuniones son pura pose, para buscar la foto, la toma perfecta, la portada de los diarios, la pepa de la noticia. Hace pocos días o quizás semanas, pudimos ver cómo la degradación retórica de Alan García, Cateriano, Urresti, inundaba las redes sociales, el uso del insulto, el improperio y escarnio en un ejemplo negativo del empleo del twitter.

Tengo la certeza de que al final, estas reuniones solo han servido para seguir meciendo a la oposición y al pueblo peruano. Puro fariseísmo político. El gobierno tiene su propia agenda para el 2016 y para ello está trabajando fuertemente en sus bases y la pareja presidencial está empoderando y fortaleciendo al nacionalismo, de lo contrario los resultados pueden ser catastróficos para Ollanta Humala y su esposa, quienes apuestan a llevar una cantidad respetable de congresistas, que los defiendan de la avalancha de denuncias que vendrán y en las que Martín Belaunde jugará un rol muy importante.

No hay comentarios: