domingo, 6 de mayo de 2012

Renuncia de Otárola y Lozada.

Un sector de la izquierda, rosados y extrema izquierda, está en campaña pidiendo a gritos la renuncia de los Ministros de Defensa y del Interior. Los sindican como responsables del fracaso de la estrategia militar que se aplica en el VRAE; así como del abandono y suspensión de las operaciones de rescate de policías. Quieren arrinconar contra la pared llena de clavos al gobierno. Se valen de toda su artillería pesada mediática: plumíferos a sueldo, bustos parlantes, congresistas y ex asesores de gobiernos que fracasaron frente a la lucha antisubversiva. Temas como: los chalecos antibala, la comida malograda, adquiridas en el gobierno anterior, así como, un mejor manejo de inteligencia y eficaz apoyo logístico, completan esta campaña. ¿A quiénes beneficia esta campaña de los medios? Todos al unísono, machacan una letanía que por su intensidad solo provoca rechazo. ¡Renuncia! es la palabra de orden en este momento. Sin embargo, hay otro sector grande de la sociedad que ha sido afectada por la violencia terrorista y continúan siendo víctimas de los errores, indolencia y descuido de los gobiernos de Toledo y García, verdaderos responsables de esta pesada herencia. Ese gran sector pide que haya continuidad en la estrategia que el gobierno viene aplicando en el VRAE. Es necesario hacer los reajustes para evitar nuevos errores que traigan muertes absurdas en las fuerzas del orden. Los responsables deben permanecer en sus cargos. Nuevas autoridades, demorarán en aprender y adecuarse a la situación y esa demora beneficiará a los hermanos Quispe Palomino, a sus mesnadas sangrientas y a los traficantes de drogas. ¿Queremos eso?

No hay comentarios: