domingo, 5 de febrero de 2012

El figuretismo oportunista del ex presidente Alejandro Toledo.


El ex presidente Alejandro Celestino Toledo líder de la Alianza Perú posible se presentó en una conferencia para plantear se instaure el 3 de abril próximo, el día contra el terror. Precisamente el día en que Senderó Luminoso masacró a los pobladores de Lucanamarca.

Dueño de un gran don de ubicuidad y con su característica voz engolada sostuvo que "No podemos permitir que lobos disfrazados de cordero traten de ingresar por la puerta de la democracia, tratando de aprovecharse de que los jóvenes hace 30 años no vivieron lo que nosotros vivimos", refiriéndose al Movadef.

El año 1987 El Diario entrevistó por un periodo de 12 horas al genocida Abimael Guzmán, fundador y líder del grupo subversivo Sendero Luminoso. En esa larga entrevista admite su responsabilidad en la masacre de Lucanamarca.

“El diario: “Teniendo en cuenta que en la guerra son dos las estrategias que se enfrentan, ¿podría Ud. explicar cómo se ha especificado el proceso de desarrollo de sus planes militares, logros y qué problemas han tenido?”

“ (…) Frente al uso de mesnadas y la acción militar reaccionaria respondimos contundentemente con una acción: Lucanamarca, ni ellos ni nosotros la olvidamos, claro, porque ahí vieron una respuesta que no se imaginaron, ahí fueron aniquilados más de 80, eso es lo real; y lo decimos, ahí hubo exceso, como se analizara en el año 83(…); en algunas ocasiones, como en ésa, fue la propia Dirección Central la que planificó la acción y dispuso las cosas, así ha sido (…)”.

Por otro lado, en entrevista a Helena Iparraguirre en (http://www.pagina-libre.org/MPP-A/Textos/Presos/2007/05_07_entrevista_miriam.html), ante la pregunta planteada por el entrevistador:
“¿Sobre la masacre de Lucanamarca del 3 de abril de 1983, sienten arrepentimiento?”
- “Nos reafirmamos en lo dicho al respecto en la entrevista del siglo que dio Abimael Guzmán a "El diario" en 1987 (donde reivindica la masacre para que sirva de escarmiento a todas las demás comunidades campesinas)”. No muestra ningún arrepentimiento.

La ex Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) sobre la masacre de Lucanamarca expresa que “El domingo 3 de abril de 1983, una columna de aproximadamente sesenta personas pertenecientes a la organización subversiva Sendero Luminoso, al mando de Hildebrando Pérez Huarancca (…),incursionaron en el distrito de Santiago de Lucanamarca con el propósito de aniquilar a su población, con carácter de “sanción ejemplar” por haberse rebelado contra esa organización y haber colaborado con las fuerzas del orden en la lucha contra la subversión(…)”.

No resulta increíble y hasta repulsivo la poca memoria del ex mandatario o quizás la poca importancia que se da a esta fecha, que debería ser de duelo nacional. Era el mismo presidente que durante su gobierno, emprendió una reorganización en el Ejército, tomando como pretexto lo sucedido en la década de los 90. Colocando en un mismo saco a todos, sin miramientos, su decisión era sancionar a los soldados, no importó a quién, para él todos eran culpables.

Su gobierno es recordado como nefasto por las FFAA, les disminuyó el presupuesto, dispuso el retiro de bases contrasubversivas, persiguieron a militares utilizando la justicia que la puso en manos de los caviares. Flexibilizaron las leyes contra el terrorismo que Fujimori había dejado y lo que es peor contrató asesores chilenos que tuvieron acceso a información privilegiada del Estado peruano.

Consideramos que, el ex mandatario no desconoce estos antecedentes, por tanto, qué razones le asisten para escoger precisamente un día de triste recordación y nefasto para el Estado peruano, para designarlo como el día contra el terrorismo.

El ex mandatario desde que perdió las elecciones frente a Humala a quien criticaba hasta el hartazgo y luego se le unió por esa inmensa sed de poder que lo domina, no las tiene consigo. Sus asesores de imagen no dan una. Lo están llevando cuesta abajo. El enojarse con los periodistas dice mucho de su intolerancia, viniendo de una persona que dice que “se fajó por la democracia”.

Finalmente, en una entrevista radial el ex ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, indicó que ya existe una ley que instituye el día de homenaje de quienes lucharon contra el terrorismo. “La Ley 29031 instituye el 22 de abril de todos los años como el día de los defensores de la democracia en homenaje a los miembros de las FFAA, de la PNP, del comité de autodefensa y de los ciudadanos que fallecieron, quedaron heridos o discapacitados en la lucha contra el terrorismo”.

No hay comentarios: