domingo, 15 de enero de 2012

Remuneraciones y pensiones de uniformados en la mecedora.

El gobierno de Ollanta ha dado prioridad a la inclusión social. ¡Bravo por ello! Sin embargo, respecto a las remuneraciones y pensiones de las FFAA y PNP, parece seguir la misma política de los avestruces, de la indiferencia y del perro del hortelano, que siguieron los gobiernos de Alejandro Toledo y de Alan García.
De otra manera no se explica, las idas y venidas del ministro de economía Castilla. Cuyo apellido nos recuerda al Gran Mariscal Castilla tarapaqueño y gran visionario. Solo el ministro sabe cómo seguir manteniendo la grave situación salarial y pensionaria, que atraviesan soldados, policías, viudas, discapacitados y familiares desde hace más de veinte años.
Para complicar la coyuntura política, se ratifica a los generales de la PNP participantes en la famosa cena en “Las Brujas de Cachiche”. En el Congreso la hacen largas sobre el caso Omar Chehade. No deciden su situación. ¿Lo librarán de la sanción? Mejor distraernos con la premiación del “Rally Dakar”. Pan y circo.
Por otro lado, el Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), ha reunido aproximadamente 300,000 firmas para buscar su inscripción como partido político. Sin embargo, este movimiento mantienen vigente su pensamiento guía.
Sí, el pensamiento “Gonzalo”. Ideología que generó la violencia en nuestro país, desde los años ochenta del siglo pasado. 25 mil muertos y no 70 mil como sostiene el informe de la ex CVR y más 30 mil millones en pérdidas económicas. Para nuestro país miseria y atraso. Hoy sus remanentes actúan como sicarios del TID.
No dudamos que entre familiares de soldados y policías, ronderos y licenciados de las FFAA, sobrepasan el millón de personas fácilmente. Urgente reunir todas las firmas disponibles. Con seguridad millones de peruanos se unirán en una cruzada para impedir la inscripción de Movadef. ¿Por qué no?
Por otro lado, consecuente con esta acción, si realmente se propusieran los líderes de partidos políticos denominados democráticos, de inmediato se unirían para expresar su rechazo a esta inscripción. No individualmente como lo están haciendo. Darían una lección de coraje, unidad democrática y desprendimiento cívico ante la opinión pública nacional e internacional.
¿Qué esperan? Que el JNE acepte la inscripción de SL como partido político, para ir a llorar al río. Que luego dinamiten por dentro fiel a su estilo el sistema democrático. Tantas vidas truncadas y discapacitados de uniformados, ronderos, autoridades y héroes civiles anónimos.
Tantas viudas, huérfanos y desplazados olvidados. Tanta sangre inocente derramada en los andes y selva, ha costado nuestra democracia, para ponerla, precisamente en peligro.
¡Que el JNE se ponga los pantalones largos! Rechacen esa inscripción. No se dejen amedrentar y avasallar en sus legítimos derechos a decidir lo mejor para el sistema democrático. Tienen una grave responsabilidad ante los 28 millones de peruanos.

No hay comentarios: