miércoles, 9 de noviembre de 2011

Chehade camino al abismo.

"Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá". Joseph Goebbels

Para una gran mayoría del pueblo peruano, el congresista Omar Chehade se sigue hundiendo en la sima de sus mentiras y contradicciones, en las aguas turbias y servidas de su deslealtad al Presidente Ollanta Humala quien lo llevó en la fórmula presidencial de Gana Perú.

El segundo Vicepresidente y Congresista se aferra al cargo como una lapa o una garrapata a un polluelo de pelícano. Su intransigencia y obstinación lo ha llevado a desafiar y tirar al retrete la recomendación del Presidente Ollanta Humala.

Lo más grave de todo esto es que Ollanta Humala se encuentra de visita en Colombia y luego viajará a Honolulu (Hawái) a la reunión del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). No queda ninguna duda, que Chehade está aprovechando la ausencia del presidente Humala, para realizar y desarrollar su propia estrategia, la que mejor se acomode a sus intereses.

Perú fue sede de esa importante reunión el año 2008. ¿Por qué es importante este Foro para el país? Porque nos permite ser parte de ese inmenso mercado denominado la “Cuenca del Pacífico”. Nuestro país está empeñado en continuar su crecimiento y desarrollo económico para beneficio de los 28 millones de peruanos. Razón más que suficiente para la presencia del Presidente Humala.

Recordando, el APEC se creó en 1989, para consolidar el crecimiento y la prosperidad de los países del Pacífico. En él se abordan temas como: el intercambio comercial, coordinación económica y cooperación entre sus integrantes. El Perú es miembro desde 1998. Un logro positivo del gobierno del visionario ex presidente Alberto Fujimori.

Por estas razones, es inexplicable, confusa e incoherente la posición asumida por el segundo Vicepresidente. La opinión pública nacional, no puede comprender la reacción de Omar Chehade ante la sugerencia presidencial, que precisamente en su condición de Vicepresidente muestre signos de rebeldía, frente a la autoridad del presidente Ollanta.

Inferimos que, los días de paseo en Cuzco, la cura de silencio antes de presentarse a la comisión de Ética del Congreso, obedecieron a una estrategia maquiavélica, para preparar su defensa, junto a los socios de su importante bufete Omar Chehade y Torres la Torre Abogados, aprovechando además, de manera innoble y desleal, la ausencia de quien lo encumbró en el poder.

La comisión de ética del Congreso presidida por Humberto Lay tiene una tarea muy importante e histórica. Todas las expectativas están centradas en esta comisión. Será importante la decisión que tomarán frente a los hechos, que tienen atenazado al gobierno de Humala. Decidan la situación de Omar Chehade con arreglo a sus conciencias y a la verdad; el país, la historia y el pueblo peruano lo agradecerán.

No hay comentarios: