lunes, 10 de octubre de 2011

El Foro de São Paulo y la persecución a las FFAA.

Después de la caída del Muro de Berlín en 1989 y del derrumbe del comunismo en la ex Unión Soviética en 1991, Fidel Castro decidió sustituir el apoyo que recibía del Bloque Oriental por el de una transnacional latinoamericana. Así nace el Foro de Sao Paulo (FSP). El 3 de julio de 2011 se cumplieron veintiún años de la fundación de esta organización política. La primera reunión fue en Sao Paulo.

El FSP no tiene una sede conocida. Desde su creación ha realizado 17 encuentros en distintas ciudades: São Paulo (1990), Ciudad de México (1991), Managua (1992), La Habana (1993), Montevideo (1995), San Salvador (1996), Porto Alegre (1997), Ciudad de México (1998), Managua (2000), La Habana (2001), Antigua Guatemala (2002), São Paulo (2005), San Salvador (2007), Montevideo (2008), Ciudad de México (2009), Buenos Aires (2010) y Nicaragua (2011).

Forman parte del FSP: El Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, el Frente Amplio de Uruguay, el Partido Socialista de Chile, la Izquierda Unida del Perú, el Movimiento al Socialismo de Bolivia, el Partido Socialista Ecuatoriano, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) de México, el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de Nicaragua, etc. Y todos los partidos comunistas de la región, incluyendo Cuba.

Luego de la caída del gobierno de Fujimori, la izquierda realizó un viraje estratégico. Aprovecharon el caos del cambio de gobierno, para que sus dirigentes y militantes mostraran una actitud negativa frente al accionar de las FFAA y PNP. Recuerden que, la izquierda mantuvo una actitud vacilante y de silencio frente a las acciones de SL y MRTA. Se les calificó de “cómodos y vacilantes espectadores” en la batalla que libraba el Estado peruano frente a estas organizaciones terroristas.

Daniel Benoits acuñó el término "caviar" para designar al oportunismo de izquierda que asaltaba el poder en Francia, no para impulsar la transformación de la sociedad, sino para dar rienda suelta a una feria de egos personales”. (Expreso, 13-01-2005).

Durante el gobierno transitorio de Valentín Paniagua y frente a la incertidumbre del caos por la caída de Fujimori, un grupo de caviares apoyados por este gobierno, introdujeron el tema de los derechos humanos, “con la clara misión de enfrentar a las FFAA en el nuevo escenario de conflicto, el legal.

Posteriormente, se completó esta tenaza alrededor del cuello del Estado. Los operadores políticos, vinculados estrechamente a la izquierda de todos los colores y que actuaban desde las ONG´s de DDHH, se posicionaron bien en el poder y coparon la ex Comisión de la Verdad y Reconciliación (Ex CVR).

Una consecuencia inmediata fue que el Estado peruano se allanó al mandato de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Se realizaron nuevos juicios penales a cabecillas y militantes terroristas quienes ya, cumplían sentencia. Paralelamente, representantes de la ex CVR realizaban secretas conversaciones con Abimael Guzmán con quien concertaron no solo la conformación de la ex CVR, y también una serie de facilidades.

Recordemos que, durante la gestión de Paniagua lograron el control del Ministerio de Justicia con García Sayán, quien extendió su poder desde el Ministro de RREE durante el gobierno de Toledo; que derivó en una sostenida y feroz cacería de brujas, contra los militares y policías que combatieron a SL y el MRTA.

¿Por qué el Foro de São Paulo quiere destruir las Fuerzas Armadas?

Porque considera que la mayoría de los ejércitos de Latinoamérica: Están diseñados para sofocar la verdadera democracia y defender el capital internacional; porque las FFAA no son autónomas sino actúan a favor de los bloques dominantes y hegemónicos, responsabilizándolos de los golpes militares; porque los revolucionarios deben luchar contra este poder y el imperialismo ha inventado nuevas funciones para las FF.AA.

Actualmente el tráfico ilícito de drogas (TID), el terrorismo y el tráfico de armas, son calificados como “imperios transversales”. Imperios por el enorme poder que tienen y la cantidad de dinero que mueven y transversales porque no pertenecen a nadie específicamente, se comunican, desplazan y movilizan por todo el planeta sin limitaciones de ningún tipo. El FSP serviría como base comunicante para tal fin.

Según expresa el Vicealmirante colombiano JOSÉ IGNACIO ROZO CARVAJAL, “aun así, los imperios transversales necesitan de espacios determinados en los cuales materializar dichos negocios, y los integrantes del Foro de Sao Paulo se los proporcionan, generándose así una simbiosis del mal, en la que sus participantes obtienen un importante rédito”. El ejemplo más evidente lo constituyen las FARC, que dejaron de ser una simple guerrilla con fines políticos, para convertirse en el más poderoso cartel de la cocaína, dijo.

En nuestro país, el informe de la ex CVR se ha tomado como un dogma. Sus conclusiones referentes a la actuación de las FFAA, carecen de imparcialidad y seriedad. No hubo una política de Estado para violar los derechos humanos. El único fin de este informe, que no tiene efecto vinculante, es mantener permanentemente la persecución judicial contra las FFAA.

Esta persecución contra los uniformados, no descansó ni descansará desde que integrantes de la izquierda caviar ocupan el poder. Esta cacería de brujas no ha vacilado y aún persiste sostenidamente, en el Ministerio Público y Poder Judicial, en los que representantes de esta izquierda han sentado sus reales.

Un caso emblemático es la del general Juan Rivero Lazo, quien se encuentra detenido en el penal San Jorge más de diez años, ¡increíble! Así como lo leen y hasta la fecha no se ha revisado su apelación ¿qué espera el Poder Judicial para revisar este caso? El general Rivero Lazo en la práctica, ya está condenado a Cadena Perpetua. Si es así que lo digan.

Lo más triste de esta situación es que, quienes juzgan hoy, cada día se sientan con toda la tranquilidad del mundo a impartir justicia. No hay temor, por las locuras violentistas de SL y el MRTA, eso quedó en el pasado. En esta larga década, no solo se han sucedido dos gobiernos “llamados democráticos”, hubieron cambios en el Poder Judicial y Ministerio Público. Ninguno de ellos ha hecho el más mínimo esfuerzo, por impartir justicia.

Cuando en un Estado de derecho, como el que se vocifera impera en el país, se instituye el odio como dogma y el revanchismo irracional como práctica cotidiana, el Poder Judicial y el Ministerio Público, pasan a convertirse en instrumentos de persecución. No solo pierden su identidad, sino su autonomía e independencia y se convierten en comparsa del poder político, en un apéndice que muchas veces de manera servil rinden pleitesía a este poder y la Democracia y la libertad están en peligro.

No hay comentarios: