viernes, 15 de julio de 2011

¿Últimos días locos de realización? No, de Inauguración.

Faltan pocos días para que García se aleje del gobierno y con seguridad volará a París a descansar y hacer un recuento de los faenones, aceitadas y engrasadas de su gobierno. Mientras tanto, el país se enfrentará a una nueva situación política-social derivada de su ineficiente política respecto a la seguridad interna y externa del país.

Prueba de ellos es el aumento de la delincuencia, los asesinatos, robos, asaltos y secuestros al paso que se dan todos los días. Además de, los aproximadamente 250 conflictos sociales al que tendrá que enfrentar el gobierno entrante de Ollanta Humala. Encima le deja el campo minado.

La opinión pública nacional viene observando este último mes con sorpresa, la desmedida avaricia, preocupación y dispendio de medios que muestra el mandatario por inaugurar sus obras. Algunas fantasmagóricas, incompletas, y con grandes deficiencias en su remozado, como los colegios y algunos hospitales inaugurados haces semanas con bombos y platillos.

Llegado a este punto, traemos a colación, los resultados del gobierno de Manuel A, Odría Amoretti. Este gobierno será recordado como el único que le dio gran relevancia e importancia a la Educación, jamás se ha igualado hasta la fecha, el presupuesto que asignaba a educación y salud.

Durante este gobierno llamado el “ochenio” por los ocho años que duró, se realizó un importante plan de construcción vial, mejorando las carreteras existentes y abriendo otras hacia el interior del país. Se dedicó a la educación el porcentaje presupuestal más alto del siglo, siendo el principal ministro en dicho ramo el general Juan Mendoza Rodríguez, un visionario.

No solo eso, sino que se implementó una reforma curricular, se atendió la formación de profesores y se ejecutó un vasto plan de construcción de locales: “Entre las G.U.E. de Lima figuran: Melitón Carvajal, Alfonso Ugarte, Miguel Grau, Mercedes Cabello, Teresa González de Fanning, Mariano Melgar, Bartolomé Herrera, Micaela Bastidas, Juana Alarco de Dammert, Ricardo Palma, etc. Aparte de su buena infraestructura, estos colegios contaron también con excelentes profesores. El Ministerio de Educación fue dotado de un moderno edificio, situado frente al Parque Universitario”. Se implantó el día 6 de julio como el “Día del Maestro”.

Se trabajó por la mejora de los servicios de salud pública. Se construyó el Hospital Central del Seguro Social del Empleado (hoy Hospital Edgardo Rebagliati Martins) en Lima, convenientemente equipado, así como hospitales regionales en los departamentos. También se construyeron el Centro Médico Naval y el Hospital Militar Central, en Lima. Todos equipados con lo más moderno para la época.

También se prosiguió con la política de construcción de viviendas populares, para obreros y empleados, en todo el país. Datan de entonces las unidades de viviendas de Matute, Santa Marina y La Perla, en Lima-Callao. También se construyó el Centro Vacacional de Huampaní, para el esparcimiento de las familias. Y se construyó el Estadio Nacional de Lima, que sería remodelado en el año 2011.

Por ello, llama la atención que el presidente García inaugure obras convenientemente remozadas, maquilladas, pintadas y ampliadas, sobre construcciones con más de 50 años de antigüedad y lo que es más con presupuestos altos, que merecerán una investigación posterior.

Sin lugar a dudas, el general Odría fue un visionario y contó con el general Juan Mendoza Rodríguez como Ministro de Educación su gran colaborador, aunque sus enemigos no le sabrán reconocer estos méritos. García a diferencia del general Odría, está aprovechando la infraestructura de los colegios fundados por este, en lugar de haber construido nuevos colegios con infraestructura moderna, acorde con los nuevos procedimientos y métodos de enseñanza del presente siglo.

No hay comentarios: