lunes, 12 de enero de 2009

¿Autoría mediata o, Autoría mediática?


En el megajuicio a Fujimori, ingresamos a la recta final, es decir, a los alegatos judiciales que expondrán cada uno de los actores en este proceso sui generis e inédito en nuestro país. Los Fiscales, la Parte Civil, la Defensa y el mismo ex presidente, están preparados para exponer sus mejores argumentos legales, ante el Colegiado que preside el Dr. Cesar San Martín.

En esta primera sesión ha tomado la palabra el Dr. José Peláez, fiscal supremo para exponer los argumentos que sustentan su pedido, 30 años de cárcel para Fujimori. Dijo que, “la fiscalía ha realizado su mayor esfuerzo y creo que ha alcanzado sus objetivos y confiamos en que el Poder Judicial impondrá la pena que merece la conducta del procesado Alberto Fujimori”.

Así, el fiscal Peláez planteó el alegato de la Fiscalía que se ha enfocado en tres ejes principales: la presunta decisión de Fujimori de aplicar una guerra de baja intensidad, el papel principal que jugó el asesor Vladimiro Montesinos, y la teoría de la autoría mediata.

Dado los pergaminos del Dr. Peláez, estábamos seguros que iba a demostrar, por qué ha sido designado como uno de los peruanos ilustres del 2008 por el diario El País de España. Sin embargo para nuestra sorpresa, lo que se ha visto a través de la trasmisión televisiva, no es otra cosa que una repetición monocorde. Es decir, un recuento monótono de todo lo expuesto en la etapa de interrogatorio y presentación de pruebas.

Una larga letanía de los hechos que ya son de conocimiento púbico, del jurado, los implicados, los argumentos interrogativos, las apelaciones en busca de consenso de culpabilidad y que constituyen en su particular visión, la base de su discurso de acusación, para lograr su cometido.

En la larga perorata que continuará este miércoles, se ha percibido hasta el momento que, sus argumentos son gaseosos, carentes de una base jurídica que demuestre la tesis principal de la fiscalía. Se argumenta que existió una doble estrategia para enfrentar a los grupos terroristas, una legal y la otra circunscrita a la guerra de baja intensidad, esta última a lo largo del proceso no ha podido ser demostrada.

Nada más lejano a la realidad, con lo expuesto por el Fiscal Peláez lo único que se ha demostrado es que sí hubo una sola estrategia para enfrentar a los grupos subversivos. Que esa estrategia antisubversiva visaba fundamentalmente obtener el apoyo de la población para derrotar a los grupos armados y esa estrategia sí ha sido señalada hasta la saciedad y claramente probada con las directivas emanadas por el gobierno durante el proceso.

Todo el discurso del Fiscal ha estado orientado a demostrar que Fujimori es responsable de la Autoría mediata, porque según su lógica, durante este gobierno se implementó una doble estrategia para enfrentar a los grupos subversivos.
Pero, lo que nos llama la atención es que, en ningún momento hace precisiones de hecho, para demostrar cómo llega a esa conclusión, en todo caso sus argumentaciones son deleznables, porque no resisten el menor análisis y colisionan con lo expuesto en el juicio por los testigos durante el proceso.

El Dr. Peláez necesita con urgencia demostrar ante el jurado, que sus argumentos son válidos con relación a la autoría mediata. Porque hasta el momento no ha podido demostrar que Fujimori dio la orden para la ejecución de esos hechos execrables. ¿Y por qué debe hacerlo?, porque sencillamente si no lo hace, el caso se le cae, de allí la tremenda responsabilidad que pesa sobre sus hombros.

Recordemos algunas respuestas que diera el jurista argentino Guillermo Ledesma, uno de los encargados de juzgar a la Junta Militar Argentina, que fue invitado por las ONG´s: Instituto de Defensa Legal (IDL) y la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh), a exponer en una conferencia sus experiencias en el juzgamiento a la Junta Militar Argentina.

“Con su experiencia en el proceso a los militares argentinos, ¿qué pruebas diría que se necesitan para demostrar la responsabilidad penal de Fujimori en los crímenes de La Cantuta y Barrios Altos?”

“Lo que va a determinar la sentencia a Fujimori es si se prueba o no que él tuvo el control de los hechos durante su gobierno. Esa es la parte central de la prueba. Si eso se prueba, se aplica la teoría de la autoría mediata, según la cual quien controla el poder tiene el dominio de la situación y, por lo tanto, es el autor mediato del crimen cometido. Se aplica el principio de que quien domina los hechos que cometen sus subordinados es responsable por esos hechos”.

“¿Todo se reduce, entonces, a probar que Fujimori tenía el control de lo que sucedía en su gobierno?”

“Efectivamente. En mi opinión, si se prueba eso, se prueba la culpabilidad”.
“Pero la defensa de Fujimori argumenta que para una condena se necesitan pruebas directas, como documentos firmados, de que Fujimori dio la orden para los crímenes del Grupo Colina”.

“En estos casos es prácticamente imposible encontrar pruebas escritas en las que se ordene matar. En el juicio a la Junta Militar de Argentina no encontramos pruebas escritas ordenando los asesinatos que se cometieron, pero emitimos sentencias condenatorias porque llegamos a la convicción que los jefes militares eran los responsables de los crímenes cometidos. Según la teoría del autor mediato, es necesario probar que el jefe, en este caso el presidente de la República, dio la orden, pero eso no quiere decir que se necesite presentar un documento con una orden escrita para matar”.

Menudo problema tienen los fiscales para demostrar, no con palabras, sino con pruebas y trasmitir esa convicción de la culpabilidad del ex presidente que tienen interiormente, que es puramente subjetiva. Cómo demostrar que el jefe, en este caso Fujimori tuvo el control de los hechos. De dónde van a sacar ese convencimiento y lo que es más, cómo convencerán al jurado y a la población peruana.

La opinión pública nacional tiene la firme convicción que, el ex presidente es inocente y que este juicio es una venganza contra Fujimori, contra las FFAA, PNP y los CCAADD. La razón es muy simple, porque vencieron a los verdaderos violadores de los derechos humanos de millones de peruanos, vencieron a quienes los tuvieron sometidos bajo el chantaje del terror y la violencia criminal con que actuaban ambos grupos terroristas(SL-MRTA). Esa es la razón de su juzgamiento.
Publicado en el diario La Razón, el día 14 de enero de 2009.

1 comentario:

wilson dijo...

TE FELICITO POR ABORDAR TEMAS TAN SENSIBLES PARA LA FUERZA ARMADA Y PARA EL CIUDADANO DEL PERU PROFUNDO
FELICITACIONES POR EL BLOG
WILSON BARRANTES MENDOZA
GENERAL DE BRIGADA