jueves, 7 de agosto de 2008

Una nueva afrenta a las FFAA, PNP y sus familiares.

Los miembros de las FFAA y PNP están verdaderamente consternados, se sienten burlados, son ya 25 años de luchas civilizadas, de gestiones respetando el conducto regular como les han enseñado, buscando cerrar el vacío legal y exclusión creada ex profesamente por el Congreso del año 80 respecto a sus remuneraciones tan venidas a menos.

En estos años muchos Oficiales trataron de revertir la brecha salarial existente, solo paliativos se han conseguido para mejorar las remuneraciones de nuestras FFAA y la PNP, se han gestionando a todo nivel su pronta y necesaria solución. No se ha logrado nada, solo propuestas que han sido desechadas.

Por ello, es realmente sorprendente, inaceptable y afecta la dignidad de todos sus integrantes, enterarse que faltando una semana antes de dejar el cargo, el ex ministro de Economía, Luis Carranza, dejó una propuesta al ministro de Defensa, Ántero Flores Aráoz, cuyo objetivo es la implementación de una serie de acciones para dar solución al problema grave de remuneraciones, compensaciones y pensiones de los miembros de las FFAA, PNP, viudas y discapacitados. Que realmente no soluciona el problema existente.


Lo grave es que la propuesta remitida por el Ministro de Defensa, al ministerio de Economía, que buscaba re perfilar la curva de remuneraciones para las FFAA y PNP y lograr una mejor capitalización previsional, y mejorar los salarios. No ha sido aceptado por el impacto presupuestal elevado. El país está creciendo nos han asegurado y las reservas internacionales alcanzan a 35 mil millones de dólares, todo un record. No es por falta de dinero, entonces.


En el oficio 811-2008-EF/10 del 11 de julio, que remite el ex ministro de Economía, expresa claramente que “una solución factible debería contemplar un corte generacional, proponiendo un régimen sostenible y eficiente para las nuevas promociones y dando por cerrado el régimen actual con un prudente control de sus desequilibrios”.

Tenemos derecho a presumir que, bajo este nuevo sistema en proyecto, porque no sabemos cuándo se pondrá en ejecución, militares y policías en situación de retiro, viudas, discapacitados y los actuales aportantes, ya no cobrarán su pensión al que tienen derecho legal y quedarán literalmente en la calle. Hasta la fecha no se ha conseguido nada con el dialogo, ni la negociación en todos los niveles. Se tiene la sensación que los negociadores del gobierno, como tantas veces se repite, han mecido de general a soldado.

Entre las medidas que se estarían a punto de poner en ejecución, están: el cierre del Régimen 19846 y la fusión de los fondos de la CPMP y Montepío, el ajuste de aportes y la adecuación de beneficios para el régimen 19846, la modernización de los sistemas de administración de RRHH de las FFAA y PNP y el fortalecimiento del fondo de salud y replanteo del fondo de seguro de retiro, amén de otras acciones.

Estas disposiciones draconianas que tendría decidido ejecutar el gobierno, se hacen más evidentes cuando en el mismo documento el ex ministro expresa que “es necesario recalcar que se requiere trabajar soluciones que guardar coherencia con los principios de equilibrio y sostenibilidad económica y fiscal”. Pero, parece que en su propuesta no se ha tomado en cuenta, los graves efectos que causarán a cerca de 400 mil familias que dependen del sistema actual.
Podemos inferir sin ninguna duda, que la intención es la desaparición de la CPMP y reemplazarla por una AFP.


Pero la paciencia de Job, se agota, se ha asegurado a los diferentes negociadores desde generales a comandantes y técnicos, que la gestión iba por buen camino, que todos los miembros del gobierno están interesados en solucionar este problema difícil.



Las declaraciones a los medios de comunicación, de los operadores políticos del gobierno, solo han servido para continuar engañando y mantener tranquilamente desinformados a los integrantes de las FFAA y PNP y sus familiares. Qué pasó señora Meche Cabanillas, señor Gonzales Pozada, señor Mulder. Qué fue de la promesa preelectoral del presidente García. Duermen el sueño de los justos. La pregunta es hasta cuándo.


Poco a poco los ánimos al interior de las organizaciones de Oficiales, personal de técnicos, suboficiales de las FFAA y PNP en situación de retiro, sus familiares, las viudas y discapacitados, sin lugar a dudas está afectado, burlado, pero también hay un sentimiento de frustración, de impotencia que podría derivar en una situación desesperada, si es que el gobierno no busca una solución con urgencia a este grave problema.

No hay comentarios: