domingo, 27 de abril de 2008

DEFENSORES DE TERRORISTAS SE SACARON LA CARETA.

Con gran sorpresa hemos leído las declaraciones del Canciller de España Miguel Ángel Moratinos, quien afirma que “el Parlamento Europeo no incluyó al MRTA en la lista de de grupos terroristas por desconocimiento acerca de nuestra realidad”. Es un golpe bajo a nuestra representación diplomática, no están informando adecuadamente en el exterior al respecto, se debe reajustar el dispositivo de inmediato, para evitar sorpresas futuras de este tipo.

Algunos periodistas de oposición han pegado el grito en el cielo y han hecho cuestión de estado, a las críticas que merecidamente ha recibido de todos los sectores de nuestra sociedad, el inefable Pancho Soberón, críticas abiertas y sin distinción de ningún tipo. Algunos presidentes de región de clara filiación ideológica izquierdista han mostrado su acuerdo con la opinión de Soberón, allá ellos.

Pero, de algo estamos seguros todos los peruanos, Pancho Soberón salió del closet, se desnudó ideológicamente, ha quedado confirmado el color de su alma y el de todos los integrantes de la APRODEH.

A Soberón figurativamente lo “quieren fusilar”, lo quieren pasar por callejón oscuro, por ser un filántropo, un moderno Robin Hood, defensor de los pobres y de los derechos humanos de terroristas, y por haber denunciado todas las violaciones contra los DDHH, cometidos en los gobiernos de Alan García y Alberto Fujimori, qué buena manera de desinformar a la opinión pública nacional.

No señores, ese no es el motivo, la razón va más allá, buscan limpiar su imagen negativa ante la opinión pública, por tanta violencia destada en los noventa,visando en el futuro inmediato una candidatura presidencial, aglutinando otras fuerzas de igual ideología, no seamos cándidos. Después nos vendrán con cantos de sirena y de villanos pasarán a ser héroes y los héroes de hoy, pasarán a ser villanos, no señores.

Quieren lavar su conciencia, primero paguen su deuda con la sociedad, busquen el arrepentimiento y pidan perdón frente a todo el país; de sanas intenciones está empedrado el camino al infierno y nadie utiliza ese camino sin retorno.

Lo que no entendemos es a quién con un mínimo de sentido común, se le puede ocurrir, exponer una opinión de tal naturaleza respecto a los terroristas del MRTA, que compromete la seguridad interna de nuestro país y decir alegremente, que ya no son terroristas, porque no han dado muestras de actividad terrorista durante los últimos años, atribuyéndose la representatividad de 27 millones de peruanos. Quién es él.

No estamos de acuerdo con la propuesta de “fusilar figurativamente” a Soberón, para qué, si este personaje se ha disparado a los pies, se ha puesto una granada en los miembros inferiores, camina con dificultad y ha caído victima de su frenesí imaginativo, dando tumbos frente a una sociedad que lo repudia.

No dudamos que debe existir un bajísimo porcentaje que lo asiste y está de acuerdo con la opinión que ha vertido, traicionando el sentimiento de todos los peruanos de buen corazón, que han sufrido con los embates violentos del MRTA, durante la década de los noventa. Secuestros, torturas, terror, miedo, asesinatos, cupos, cárceles del pueblo, coches bomba, todo de golpe viene a nuestras mentes. Ya se olvidaron.

Recordemos que uno de los más graves fue la toma de rehenes en la embajada de nipona, que comprometió nuestras relaciones con Japón y que felizmente llegó a buen término, gracias el rescate de 71 rehenes, en la impecable operación Chavín de Huantar de nuestras fuerzas especiales, que todo el pueblo peruano celebró este último 22 de abril.

Para qué preocuparse por él, dejémoslo que se hunda en el cieno, en el lodo, en el barro de su propio odio y resentimiento, que siga creyendo que es el adalid, el portaestandarte de los derechos humanos en el país, el pueblo sabe bien como cuidarse de estos lobos vestido de ovejas, de estos sepulcros blanquecinos, que solo han sembrado odio y mezquindad en nuestra sociedad.

Hoy nuestras fuerzas especiales son tildadas de asesinas y puestas en el banquillo de los acusados por los seguidores del MRTA y los defensores de los derechos humanos como Soberón, el pueblo peruano percibe claramente esta situación, los 26 millones de peruanos han visto su desnudez lúgubre y un baldón de defensor de extremistas en la frente.


No hay comentarios: