martes, 18 de diciembre de 2007

El juicio a Fujimori y la ética periodística

El juzgamiento de Fujimori ha sido calificado como un megajuicio no solo por sus connotaciones políticas desde todos los ángulos, sino por los antecedentes y la demora en la extradición, primero de Japón y luego de Chile.

Pero es bueno precisar que se le juzga por haber ejercido la presidencia, por su rol como político, por hechos políticos. Debería quedar en el ámbito judicial, pero es difícil porque los encargados de politizarlo hasta el momento han sido los dos fiscales durante el proceso, al emitir diversos juicios de valor al rol de expresidente y a sus respuestas durante el interrogatorio. Recordemos al fiscal Avelino Guillén diciéndole a Fujimori “ustedes no vencieron al terrorismo”

Pocas veces hemos sido testigos directos del juzgamiento a un Jefe de Estado, escasos son los casos a nivel mundial, el del expresidente Alberto Fujimori es sui géneris. Desde Augusto B. Leguía traicionado por sus amigos y allegados, después de haber sobrevivido a varios atentados, finalmente sus enemigos políticos lo encarcelaron en la Isla San Lorenzo y luego en el Panóptico. Murió en la Clínica Naval victima de una dolencia grave a la próstata.

Cuando ejercemos el trabajo periodístico de manera ética, debemos tener en consideración sin ninguna duda, que el hombre como ser humano merece por su condición de tal, toda consideración, trato respetable y digno, sin distingo de credo, étnico, ni posición social.


Al respecto Luka Brajnovic autor del libro Deontología Periodística, precisa “El hombre es persona y por lo tanto no puede ser nunca un objeto con el que otro hombre por más poderoso que sea, pueda manipular como si fuera un instrumento o un animal irracional”.

En efecto, la prensa es un poder y no puede ser utilizado para someter o manipular a las personas, no sería éticamente aceptable aprovechar el alto poder sugestivo de la Mass media para influir en la opinión general, aprovechando la falta de reflexión de un gran sector de la población.

En la interrelación entre medios y opinión pública, se maneja de manera equivocada la existencia de una libertad irrestricta de prensa, lo irrestricto no existe, no existe la libertad absoluta para ejercer alguna actividad, porque no se puede violar los derechos de los demás; nuestra libertad termina donde comienza la libertad de los demás, nuestros derechos terminan donde comienzan los derechos de los demás.

Alfredo Vignolo Maldonado sostiene que “el prestigio de la prensa es como el cristal” es cierto, el cristal se empaña con el vapor, con el humo, no nos permite ver al otro lado, la prensa con seguridad se empañará si incurre en excesos que lesionan la dignidad”. No se debe utilizar tampoco la ley de talión “ojo por ojo, diente por diente” en la búsqueda de obtener rating, prestigio o justicia.

Algunos medios de comunicación le han dado mayor importancia a la intervención del Fiscal, han anatemizado las respuestas de Fujimori. Se puede percibir en los titulares de algunos medios impresos, programas de TV que velozmente han preparado documentales, reportajes, orientados a presionar a los jueces e influir en la opinión pública, felizmente esos programas tienen escaso rating.

Pero donde se han mostrado más locuaces y con una gran inspiración es en los diarios denominados “chichas” o sensacionalistas, que han mostrado su favoritismo hacia el Fiscal, como si se tratara de un partido de futbol o una corrida de toros.

Mario Vargas Llosa, nuestro escritor estrella, ganador de muchos lauros literarios y del premio “Ortega y Gasset” por su ensayo “Nuevas inquisiciones” sobre la prensa amarillista o sensacionalista, critica (...) las maquinaciones tenebrosas de unos propietarios de periódicos ávidos de ganar dinero, que explotan las pasiones de la gente con total irresponsabilidad (…)

¿Debemos aceptar impasiblemente que en algunos medios de comunicación se ultraje en las formas más perversas y venales a las personas, sean culpables o inocentes de hechos presuntamente delictuosos, mediante la utilización de caricaturas y viñetas de manera grotesca? ¿Las personas que son juzgadas, sea cuales fueren su posición social, étnica y religiosa deben tener acceso a todos los medios que la defensa le permite y no lo prohíbe?

El juzgamiento al expresidente Fujimori debe enmarcarse y conducirse dentro de lo que la legislación nacional dispone, con pleno respeto a los derechos humanos. Así, el interrogatorio debería ser llevado de una manera seria, sin chanzas, burlas, especulaciones, juicios de valor a las respuestas, ubicuidad y pertinencia de las preguntas con relación al tema, conocimiento de la organización a la que se hace referencia, sean FFAA,PNP, Sistema de Defensa Nacional y status de los comprometidos.

La lucha contrasubversiva estuvo enmarcada en directivas de gobierno para los cuatro dominios: Económico, Político, Psicosocial y Militar. Cada uno de los representantes de estos dominios se encargaba de dar las disposiciones a los elementos subordinados para su cumplimiento.
Recordemos que con el Decreto Legislativo 743 “Ley del Sistema de Defensa Nacional” del 8 de Noviembre de 1991, el “Congreso de la República, de conformidad con el artículo 188 de la Constitución Política del Perú, y en armonía con la Ley Nº 25327 delegó en el Poder Ejecutivo facultades legislativas, para expedir mediante decreto legislativo las normas que permitan Reestructurar el Sistema de Defensa Nacional, estableciendo un Comando Unificado y un Comando Operativo, adecuando la capacidad logística, estratégica, de Inteligencia y Operativa del sistema, a fin de que estén en condiciones de aplicar eficazmente las estrategias y políticas orientadas a erradicar la subversión terrorista y el narcotráfico, cumplir las tareas de pacificación y garantizar la plena vigencia de los Derechos Humanos y el Sistema Democrático”, teniendo en consideración que la persona humana es el fin supremo de la Sociedad y del Estado.

En ese marco general y en un escenario en que habiendo transcurrido más de diez años del inicio de la guerra interna que los grupos terroristas mediante la violencia homicida y en convivencia evidente con el narcotráfico, del que eran y es actualmente su brazo armado, trataron de destruir el Sistema Democrático.
Además debemos tener en cuenta que en ese lapso de tiempo pasado, quedó demostrado que el Sistema de Defensa Nacional no estuvo en condiciones de cumplir eficazmente la misión que le correspondía. Por falta de voluntad política y por falta de continuidad en los comandos de las FFAA y PNP, que eran cambiados anualmente.

Por lo que a partir del años 91 se dio una nueva estructura que le permitió convertirse en un órgano eficiente, dinámico y capaz de asumir con éxito las tareas de la Pacificación Nacional, así como su participación en el desarrollo nacional, además de la misión específica que le señala la Constitución Política del Perú a las Fuerzas Armadas, en cuanto a garantizar la independencia, soberanía e integridad territorial de la República. Cuyos resultados hoy se perciben en el ambiente de tranquilidad y paz en que vivimos.

Es importante que los medios de comunicación de masas, por su extraordinaria influencia en la opinión pública, se mantengan dentro de los cánones de la ética periodística y los fiscales encargados de la acusación de Fujimori, muestren más ponderación y respeto a los derechos humanos del expresidente, ¿no fue lo que siempre pidieron?.

No hay comentarios: