martes, 13 de marzo de 2018

Keiko Sofía Fujimori y la vacancia de PPK


   
 
Dos aforismos que deberían marcar el derrotero de nuestra patria. Dos frases grabadas en granito y que llevan el sello indeleble del Mariscal Andrés A. Cáceres, una autoridad en defensa de la patria. “El Perú será grande, el Perú será lo que deba ser, si todos los peruanos nos resolvemos virilmente a engrandecerlo”. Y la otra “La Patria íntegra, la Patria grande, la Patria intangible”. Para pensar profundamente en la hora actual.

¿Los funcionarios del Estado que trabajan para un determinado gobierno le deben lealtad, fidelidad al presidente de la república? ¿Qué está primero, la patria o el presidente? ¿Se puede ser leal a un hombre que está cuestionado por graves denuncias de corrupción? ¿Son cómplices quienes hoy defienden una posición indefendible frente a la población?

La fórmula para la juramentación de ministros es la siguiente:
“Presidente: ¿Juráis por Dios y estos Santos Evangelios desempeñar leal y fielmente el cargo de Ministro de Estado en el Despacho de… que os confío?”
Ministro: Sí, juro.
Presidente: Si así lo hiciereis que Dios os premie y si no, El y la Patria os lo demanden”.

De igual modo, la juramentación del presidente y congresistas tienen casi el mismo tenor. Al respecto la Constitución en el artículo 116 indica “El presidente de la República presta juramento de ley y asume el cargo, ante el Congreso, el 28 de julio del año en que se realiza la elección”. Algunos congresistas aumentan alguna frase a su juramentación, por no existir una formula reglamentaria o reglamentada.

La posición dura, para algunos intransigente de Keiko Fujimori, cargada de desencanto, exigiéndole al presidente Pedro Pablo Kuczynski(PPK) que renuncie, que dé un paso al costado, por el bien del país, ha caído en saco roto, ha sido respondido por diversos voceros del gobierno, en diversos tonos rechazando esta demanda.

La señora Mercedes Aráoz, en su condición de primera ministra, los congresistas y algunos ministros, han hechos causa común en defensa del primer mandatario. Pero, hay una duda que los corroe, no saber cuál será la posición del primer vicepresidente Martín Vizcarra si la vacancia se da, y le demandan una respuesta leal al mandatario. En otras palabras, lo pechan, le exigen, lo presionan, le hacen bullying político.

Le exigen que demuestre su lealtad al hombre y no a la nación, y a sus votantes. Algunos ministros han asegurado que también renunciarán en caso de vacancia. Todas estas acciones, solo muestran la gran debilidad e inseguridad que domina al gobierno. No tener una base partidaria, es su gran debilidad, su talón de Aquiles. Así sucede cuando se alquilan vientres electorales para las elecciones.

La actitud que ha optado la lideresa de Fuerza Popular(FP) frente a la conducta del primer mandatario de la nación, se justifica por las denuncias que se han conocido respecto de las relaciones del presidente PPK con la empresa brasileña corrupta, de la cual, se dice, ha recibido coimas en sus empresas, siendo funcionario del toledato.

Qué sucederá si Keiko Fujimori, decide que sus congresistas voten a favor de la vacancia del presidente y al final esta no se da. La derrota política para Fuerza Popular sería grande, Keiko Fujimori enterraría su futuro político. Esta situación sería aprovechada, por el hermano menor Kenji que vería fortalecida su candidatura.  Keiko sería la gran perdedora antes de los comicios de 2021, todo su esfuerzo en la construcción del partido para gobernar, sería vano.

No cabe ninguna duda, que el país está polarizado entre los que quieren la vacancia y los que no. Esta situación de parálisis que vivimos amenaza la estabilidad política, social y especialmente económica del país. Las inversiones paralizadas, los empleados y obreros despedidos, no hay generación de empleo. La salud, seguridad y educación deficientes

Según últimas encuestas, los que desean que PPK se aleje del cargo, son más de los que quieren que se quede a terminar su mandato. Tienen sobradas justificaciones, que se basan en antecedentes del primer mandatario por mantener un sinuoso comportamiento o conducta, en sus actividades financieras y sus relaciones con la empresa corrupta Odebrecht.

Ninguna persona puede predecir el futuro, menos el futuro político, salvo los adivinos, brujos, nigromantes, astrólogos, las personas dedicadas a la cartomancia y quiromancia. Muchas de estos personajes, en varias oportunidades se han equivocado. Lo cierto es que, lo único seguro en el futuro de las personas y de las instituciones, es el presente. Y el presente en nuestro país, lamentablemente está en su peor crisis política.

 Foto: https://cde.publimetro.e3.pe/ima/0/0/1/2/8/128996.jpg 



No hay comentarios: