sábado, 21 de enero de 2017

La naturaleza y los huaycos de siempre


Todos los años se presentan en nuestro país, los fenómenos naturales que afectan a la flora, fauna y población en general. Desde las torrenciales lluvias en la sierra y selva, pasando por el friaje de medio año con su secuela de muerte y destrucción, que recorren como una plaga egipcia, una sombra maligna los confines de nuestro país; hasta los huaycos y deslizamientos en carreteras, destruyendo la infraestructura vial con efectos graves sobre viviendas de la población.

El 7 de noviembre 2016, se conoció la disminución de los niveles de agua en el reservorio de Poechos, debido al desequilibrio entre el ingreso y salida de agua, motivando la preocupación de agricultores y población de cinco provincias de Piura. Esta situación obligó al Comité Técnico para la operación del sistema hidráulico Chira Piura, a dictar medidas restrictivas en el uso del agua.

El 21 de noviembre 2016 un diario de la capital publicaba que “diez regiones del país han sido escenario de incendios forestales en tan solo una semana. Los departamentos afectados por el fuego son La Libertad, Pasco, Lambayeque, Áncash, Tumbes, Piura, Ayacucho, Lima, Huancavelica y Cajamarca”. Clima seco, ausencia de humedad y sequía serían las causas.

Hasta diciembre 2016, el recurso hídrico y ausencia de lluvias, así como la sequía en la parte andina y selva de nuestro país amenazaba a la flora, fauna y población de estas zonas, motivado por el retraso de lluvias, que normalmente se inician a fines de noviembre, principios de diciembre y duran hasta marzo del siguiente año. Sus efectos se empezaban a sentir en la costa peruana.

Toda esta situación, qué duda cabe, nos permite establecer que, adolecemos no solo de una política proactiva de riesgos de desastres en el país; lo que es peor, los últimos gobiernos a partir del año 2000 poco o ninguna importancia le han dado a este tema. El Estado dispone del Sistema Nacional de Gestión del riesgo de Desastres (SINAGERD), como órgano de máximo nivel de decisión política.

El SINAGERD, es presidida por el Presidente de la República y está integrado por: la Presidencia del Consejo de Ministros(PCM) como ente rector; EL Consejo Nacional de Gestión del riesgo de Desastres; El Centro Nacional de Estimación, Prevención y reducción del Riesgo de Desastres(CENEPRED); el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico(CEPLAN) y el Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) entre otros.

Después del huayco de Chosica y Chaclacayo, restablecido el tránsito vehicular de transporte y carga, y de personas en la carreta central, se dio nuevamente vuelta a la página y aunque parezca mentira, todas las autoridades del gobierno regresaron a la rutina, en que se ha convertido el caso Odebrecht y Camargo Correa con nuevas denuncias que involucrarían directamente a Alan García, Ollanta Humala y Alejandro Toledo, y algunas detenciones de funcionarios de tercera categoría o nivel, dónde están los grandazos, se pregunta la población.

Pero, sin lugar a dudas, el huayco Odebrecht que viene desde  Brasil a través de nuestra cordillera, no es un fenómeno natural común y corriente, se asemeja a un tsunami de grandes proporciones, que amenaza no solo a quienes medraron del poder, se aceitaron y recibieron honorarios de éxito; sino que el país, en lo moral, ética y valores, recibe un golpe mortal. No se podrá recuperar si es que la justicia, no se pone los pantalones y arremete como un buldócer, y no lo que siempre está acostumbrada, archivar los casos, se desaparecen los expedientes, las pruebas, se producen incendios o robos.


El miércoles pasado por la noche, un apresurado Toledo llegó de madrugada al aeropuerto y se embarcó a EEUU vía Panamá, horas antes circuló la versión de que el juez que ve el caso lava jato ordenaría su detención. Un Toledo asustado y puesto a salvo, twitteo en su cuenta que no había huido del país y se fue porque tenía compromisos en la universidad de Stanford, de EE.UU. Fue desmentido por la vocera oficial de esta universidad.

PPK no las tiene consigo, paralelamente al bajón en las encuestas y al ver que su índice de desaprobación ante la población es mayor que su aprobación, consideramos que está, seriamente preocupado. Además, PPK, siendo el presidente debería liderar la lucha contra la corrupción, tener una posición más estricta, más dura con el caso “lavajato”. La población preocupada, se pregunta por qué no es así.

Otra tanto, sucede con la presidente del Legislativo Luz Salgado, que ha hecho declaraciones muy suaves sobre el mega caso Odebrecht, que atraviesa transversalmente a los últimos gobiernos, según la denuncia llegada de la justicia estadounidense. Es cierto, se debe dejar que el poder judicial haga los suyo, por la independencia de poderes, pero ese acuerdo de 29 millones de soles firmado por la fiscalía con Odebrecht, realmente preocupa.

Como podemos apreciar, el gobierno de PPK no solo está cercado por una baja en las encuestas, sino por los fenómenos naturales que en esta época del año hacen un tremendo daño a la población de menores recursos, las protestas violentas como el de Puente piedra, su posición suave frente al caso Odebrecht, los problemas sociales, son una muestra del hartazgo de la población y de la falta de liderazgo del gobierno.


Esta situación estaría siendo aprovechada por organizaciones de extrema izquierda que buscan cualquier resquicio de debilidad del gobierno, para realizar protestas, con graves daños a la propiedad privada y pública y aprovechando para realizar ensayos de protestas contra el gobierno más violentas en el futuro, frente a la falta de liderazgo del ejecutivo. 

No hay comentarios: