jueves, 5 de marzo de 2009

Un museo para recordar la valiente participación de las FFAA, PNP y Ronderos.


Bastó que el Ministro de Defensa Dr. Ántero Florez-Araoz expresara su opinión contraria a la donación del gobierno alemán de dos millones de dólares, destinados a la construcción de lo que eufemísticamente, algunos sectores de la llamada sociedad civil, han denominado “un museo para recordar a las víctimas de la guerra interna que desgarró al Perú en las dos décadas precedentes”, para que se prendieran las alarmas rojas y se destara una campaña de considerables proporciones, en contra de esta decisión.

En esta campaña no solo mediática, sino que contaría con la participación de algunos ministros, de clara tendencia izquierdista del actual gabinete de Yehude Simon, el apoyo y participación de representantes de izquierda, algunas ONG´s y miembros de la ex CVR, quienes han expresado su malestar, por la decisión sabia, acertada y elocuente del gobierno de no aceptar esa donación.

El gobierno es soberano, no debería rectificar su decisión.

Decisión que compartimos, porque desde ya sabemos, que el homenaje será parcializado hacia una sola dirección. Hacia los deudos y sobrevivientes de las organizaciones subversivas. Así lo han dejado entrever los principales voceros e interesados en aceptar esta donación, quienes han declarado ese se sentido a los diferentes medios de comunicación.

Consideramos que el gobierno debe mantener su decisión primigenia, porque así interpreta el verdadero sentir del pueblo, sabe que un homenaje de esta naturaleza no solo polarizará más a nuestro país, sino que la brecha abierta por el informe de la ex CVR, que aún no cierra, porque realmente no reconcilió a nadie, se profundizará y no se logrará la verdadera reconciliación que todos anhelamos.

En este contexto nos sorprende que se haya iniciado una campaña destinada a torcer la mano al gobierno, apelando a una serie de argucias y desinformando a la opinión pública, dando a entender que si no aceptamos la donación será tomado como un acto inamistoso de nuestro país con el gobierno alemán. Salomón Lerner ex presidente de la CVR ha expresado “Si hay un ofrecimiento, rechazarlo es un acto inamistoso a los que han ofrecido, un gesto de menosprecio a la memoria, la cultura y la reparación de las víctimas que la CVR aconsejó”.

Consideramos que no existe ningún acto inamistoso, mucho menos un gesto de menosprecio a la memoria de las víctimas de la guerra fratricida desatada por SL contra el Estado peruano.

Construir un museo para privilegiar el recuerdo de una guerra desatada por SL, es no solo una falta de respeto a las autoridades, campesinos, miembros de las FFAA, PNP, Ronderos muertos y los sobrevivientes minusválidos, que cada día deben cargar con la cruz de haber ofrendado sus esfuerzo y sacrificio, no reconocido egoístamente, por quienes propugnan la construcción de este museo.

En esta campaña abierta, participa además la titular de la defensoría del pueblo la Dra. Beatriz Merino exhortando al presidente Alan García a rectificar y reconsiderar su decisión y aceptar la donación. También el ex comisionado Carlos Tapia, quien recordó que a fines del gobierno de Alejandro Toledo, en el 2005, rechazó una importante donación de dos millones de soles para hacer una publicación extraordinaria del resumen del informe de la CVR.

¿Y los deudos y sobrevivientes de nuestras FFAA, PNP, viudas, discapacitados e integrantes de las Rondas Campesinas asesinados por SL?, ¿qué será de ellos, qué lugar privilegiado en ese soñado museo ocuparán? ¿No merecen un museo por haber defendido al pueblo peruano de la insania terrorista?

No perdamos tiempo, iniciemos una cruzada para construir un museo que perennice en la memoria del pueblo, la valiente participación de nuestras FFAA, PNP y Comités de Autodefensa durante la lucha contrasubversiva. Hasta cuándo vamos a permanecer indiferentes con los vencedores de las organizaciones terroristas y salvadores de nuestra patria.

Somos un pueblo soberano, nuestras autoridades han sido elegidos por el voto popular y también designados por el ejecutivo, en importantes cargos para desempeñar roles en provecho de la seguridad de nuestro pueblo. Tenemos la libertad de aceptar o no una donación, cuando percibimos que esta podría afectar nuestra integridad, paz y tranquilidad logrado en base a un alto costo social y económico.

Publicado por el diario La Razón. Lima-Perú, el 6 de marzo de 2009. Bajo el título "Un MUseo para perennizar inmolación de las FFAA, PNP y Ronderos en la lucha contra el terrorismo.

No hay comentarios: