sábado, 10 de noviembre de 2007

Grave atentado contra la Disciplina Militar

Se ha publicado en el diario el peruano, el 09 de Noviembre del presente mes, la Ley Nº 29131, sobre el régimen disciplinario en nuestras Fuerzas Armadas, dicha norma legal si bien es cierto, por un lado permite al personal militar no acatar las órdenes que impliquen la comisión de un delito, desconozcan la Constitución o violen los derechos humanos, por otro lado, cuestiona seriamente la disciplina militar y puede poner en peligro a una organización de la naturaleza de las FFAA.

Se ha sostenido siempre que la disciplina es la base fundamental de los ejércitos, se considera además que la disciplina militar, es la fuerza que permite a todos sus integrantes el fiel cumplimiento de sus deberes, sometiendo conscientemente su voluntad y obediencia. “La disciplina militar es también orden, método, sistema y regulación de las actividades militares”.
La disciplina además en instituciones verticales y jerarquizadas, permite el ejercicio del mando y éste es inmanente a todos sus integrantes. Por tanto mandar y obedecer es parte de la vida diaria castrense y para ello es fundamental la disciplina. Esta norma legal permite al subordinado cuestionar una orden del superior, lo que sería grave en operaciones militares.

Aun teniendo en cuenta que la dichosa norma puede tener una buena intención y cuya finalidad es evitar la comisión de delitos que afecten la propia disciplina, los derechos humanos o se viole la carta magna, considero que es muy grave para la existencia de las FFAA, porque con la aprobación de esta nueva ley, le ponen el epitafio a uno de los valores trascendentales y que es la base fundamental de la existencia de los ejércitos en el mundo.

La disciplina es necesaria para la supervivencia de las organizaciones de manera general, y de las FFAA en particular. La disciplina involucra a otros valores éticos y morales que vienen encadenados y se relacionan íntimamente. La responsabilidad en el cumplimiento de los deberes, la puntualidad como norma de vida, aún el orden, limpieza e higiene personal y de grupo tienen relación directa con ella.

¿Ha llegado la hora de decir adiós a la disciplina militar?, consideramos que si, porque los subordinados tendrán la facultad de incumplir las ordenes que consideren afectan sus derechos humanos y los derechos de otros. Desde el horario de trabajo, pasando por los ejercicios tácticos, las maniobras y el servicio en guarnición, las operaciones contrasubversivas, hasta las sanciones físicas o disciplinarias que se aplican en las FFAA, están en tela de juicio.

En la aprobación de esta norma y su posterior aprobación por el Congreso y finalmente su publicación, podemos apreciar la presunta presión de las ONG´s, y de los caviares. Esto agrava más aún la futura participación de las FFAA en las operaciones contra subversivas y eventualmente las de narcotráfico en apoyo a la PNP, que podrían ser apeladas como atentatorias de los derechos humanos de los terroristas y narcotraficantes.

Qué autoridad será la encargada de determinar qué orden o disposición atenta contra los derechos humanos, quién se encargará de dilucidar y definir la calidad de las órdenes. Será el superior que las imparte, será el subordinado que debe obedecerla, pero que le puede parecer atentatoria y por tanto no quiere cumplirla. Crearán una relación general de las ordenes que se deben cumplir y las que no se deben cumplir.

Esto traerá graves casos de insubordinación en la relación superior-subordinado al interior de las instituciones militares, particularmente en operaciones contrasubversivas y que será crucial en el futuro para la supervivencia de las instituciones jerarquizadas y verticales, que tienen la sagrada misión de defender a la nación y podrían ser la causa de una futura descomposición de las FFAA, que es el objetivo final de los enemigos de la Patria.

Se está cumpliendo paso a paso con la política de ir a la desaparición de las FFAA que hoy están con las manos atadas.

No hay comentarios: