lunes, 6 de noviembre de 2017

¿La insistencia, ya no va?


El Congreso de la república, que se autoconsidera primer poder del estado, ha rendido sus banderas ante el poder ejecutivo, ha retrocedido, ha defeccionado. De otra manera no se explica que hasta ahora, no ha considerado en la agenda el debate en el pleno, la insistencia de la ley que regula las pensiones de los miembros de las FF. AA y PNP.

Durante el gobierno de Ollanta Humala actualmente con prisión preventiva, en diciembre de 2012, se promulgó los Decretos Legislativos 1132 que modificaron los sueldos de los miembros de las FF. AA y PNP, y 1133 que congeló las pensiones del personal que pasó al retiro antes de diciembre de 2012. Un abuso monumental que no tiene parangón en la historia.

Respecto de la “pensión actual en el régimen del Decreto Ley N° 19846”, dice lo siguiente:
“Las modificaciones establecidas en el Decreto Legislativo que aprueba la nueva estructura de ingresos aplicable al personal militar de las Fuerzas Armadas y policial de la Policía Nacional del Perú no alcanzan a los actuales pensionistas del régimen de pensiones del Decreto Ley N° 19846, por lo que no se reestructurarán sus pensiones”.

Para tener presente siempre, los personajes de triste recordación que firmaron ambos decretos legislativos: OLLANTA HUMALA TASSO Presidente Constitucional de la República, JUAN F. JIMÉNEZ MAYOR Presidente del Consejo de Ministros, LUIS MIGUEL CASTILLA RUBIO Ministro de Economía y Finanzas, PEDRO CATERIANO BELLIDO Ministro de Defensa, WILFREDO PEDRAZA SIERRA Ministro del Interior. Fecha, 8 de diciembre de 2012.

El 4 de mayo del presente año se aprobó el proyecto de ley que modifica la segunda disposición complementaria final del Decreto Legislativo 1133, la misma que fue aprobada por el pleno del congreso, por 99 votos a favor y cero en contra, en una votación en que todas las bancadas estuvieron de acuerdo. Fue unánime.

La autógrafa fue enviada al presidente de la República Pedro Pablo Kuczynski (PPK), para su promulgación; sin embargo, no sabemos por qué razones, sabiendo que era un compromiso suyo desde cuando fue candidato a la presidencia, la observó, no se promulgó y más bien dispuso que el proyecto retorne al Congreso. 

Las observaciones del Ejecutivo fueron debatidas por la Comisión de Defensa, Orden Interno, desarrollo Alternativo y Lucha Contra las Drogas, la que desestimó las observaciones del Ejecutivo por falta de congruencia entre observaciones y la Constitución; recomendando la insistencia de la ley.
Desde la última legislatura en julio pasado, en que la ex presidenta del Congreso Dra. Luz Salgado Rubianes tuvo la oportunidad de agendar la insistencia del proyecto de ley, que regulaba las pensiones distorsionadas, dejadas como una herencia perversa por el felón ex presidente Ollanta Humala, prácticamente no se ha avanzado nada. ¡Pura mecida!

Desde esa fecha hasta el presente, la insistencia se ha convertido en un tema espinoso, un tema que se toca con guantes o con pinzas y con cierto temor. El actual presidente del Legislativo, el congresista Luis Galarreta, no sabemos por qué, no la ha considerado aun en agenda; pero, podemos presumir que enfrenta una serie de obstáculos que el Ejecutivo estaría poniendo al Legislativo.

Qué otro obstáculo tendría que franquear el Congreso, que tipo de presiones estaría recibiendo el presidente del Legislativo. Se dice que habría veladas amenazas de recortes presupuestales, así, nuevamente los veteranos de las FF. AA y PNP, encuentran una gran resistencia, un gran obstáculo en la clase política-empresarial que gobierna el país. No hay dinero para los veteranos pensionistas, sí hay, para exoneraciones a grandes empresas. Un real abuso.

Las diferentes organizaciones de pensionistas de la Fuerza Armada, PNP, viudas y discapacitados, están observando el poco o nulo interés con que se maneja el tema de sus pensiones congeladas desde hace 6 años, no escapa a conocimiento del presidente PPK, esta situación anómala, quien reconoció en su etapa de candidato, que era una diferencia que debía tener una solución.

Es como, si la estructura del puente que se ha tendido entre pensionistas y el poder legislativo, estuviera amenazada por aguas turbias, aguas ponzoñosas, aguas negras, aguas de relave, que se han encargado de envenenar el interés mayoritario del Congreso para aprobar la insistencia y disponer su promulgación.

Nuevamente los veteranos pensionistas, son burlados, los matará la indiferencia, el desafecto y desagradecimiento de una clase política que, usufructúa una paz y tranquilidad que los veteranos consiguieron a fuerza de sacrificio y sangre, que no son valorados, muchos entregaron su vida en las vertientes andinas y selváticas.

Han quedado en el olvido los verdaderos pacificadores del país, no es justo, no es honesto, ni correcto. Hay un sector de nuestra sociedad que, por influencia de los enemigos del país, vierten un malsano sentimiento, nacido del odio y la sinrazón, que no permite una verdadera reconciliación nacional.

¡Pensiones justas para los verdaderos pacificadores del país!


No hay comentarios: