domingo, 13 de marzo de 2016

¿Por qué Keiko Fujimori debe ser presidente del Perú?



A paso de vencedores.

El pueblo siendo noble y generoso hasta hoy se ha comportado como un ser indiferente y desagradecido. Hay un compromiso de agradecimiento ineludible que hasta el día de hoy no se ha realizado con sus FFAA, Comités de Autodefensa  y el gobierno de 1990-2000, que asumió la decisión política de enfrentar a las OOTT violentistas, que desangraban a nuestra patria.  

Los enemigos del ex presidente Alberto Fujimori Fujimori, que se rasgan las vestiduras en cuanto foro hay, que apelaron a la defensa de los derechos humanos hasta que este rubro se agotó, hoy se avienen a la defensa del medioambiente para seguir recibiendo donaciones del extranjero, que les permite vivir una vida muelle, de espaldas a la realidad nacional.

El odio enfermizo de la izquierda rosada o caviar, la clase política tradicional mimetizada en los viejos partidos originarios de la izquierda, infiltrados en los organismos del estado, medios de comunicación y del gobierno actual de cuya participación directa se sospecha, han iniciado una campaña de destrucción contra Keiko Fujimori. Han sacado del barril de la podredumbre todos los casos que le han imputado al padre, para desinformar a la población electoral y hacerla responsable de actos en los que ella no ha participado.

Francisco Tudela van Breugel-Douglas ex Canciller en el gobierno de Alberto Fujimori afirma que “…la razón profunda del antifujimorismo es el odio por haber desmantelado el estado de Velasco, que había sido la niña de los ojos de la izquierda peruana, por la cual había luchado desde 1930 a las que se habían unido otras partidos políticos  con formas más moderadas o más radicales de lo mismo, o sea APRA, DC, AP, todos preconizaban lo que hizo Velasco”. Este rencor ominoso se ha trasladado a la hija candidata.

Recordemos que en las elecciones presidenciales del 2011, se polarizó la opinión pública nacional entre el mal candidato y el menos malo. A esa polarización, de manera conveniente e irresponsable contribuyó la prensa; en la actualidad, gracias al papel de los medios de comunicación, esta polarización nuevamente se está dando, fujimoristas y antifujimoristas es el tema del presente-

El escribidor y nobel español-peruano marqués Mario Vargas LL., asumió como garante de Ollanta Humala, un compromiso y orientó con sus declaraciones la votación del electorado, hacia este candidato, quien finalmente ganó las elecciones por muy poca diferencia. Frente al desastroso gobierno de Humala el garante mostrará su arrepentimiento, quizás el día de su juicio final.

Los resultados alcanzados en este gobierno permiten calificarlo como funesto, para la inmensa mayoría de peruanos, que le dieron su confianza en las elecciones de 2011, fue una gran decepción. No solo adoleció de un líder con firmeza, sino que su pusilanimidad hizo, permitió, que su esposa asumiera actividades de gobierno que no le correspondía, lo que afectó su credibilidad.  

Esa falta de liderazgo no le permitió tomar las decisiones correctas en el momento oportuno, más bien se prefirió retroceder ante las exigencias de OONNG´s medioambientales, que han hecho retroceder al gobierno en el tema de la minería, con graves repercusiones en lo económico.

Además, descuidó la seguridad ciudadana, las denuncias de corrupción en Brasil –lava jato- traerán cola en nuestro país, la detención de Martín Belaunde en Bolivia, quien se ha negado a hablar sobre presuntos actos de corrupción, hasta que este gobierno se vaya; el robo de las agendas de Nadine Heredia, tantas veces negado por ella, de las que dijo eran “truchas”,  hasta que aceptó que eran suyas. La muerte de Fasabi en la nebulosa.

La economía se desaceleró por falta de inversión pública, inversión privada y la disminución de las exportaciones, causando  subida de los precios de alimentos de primera necesidad, afectando a los sectores más pobres de la población, si a eso le agregamos la falta de previsión para enfrentar el fenómeno El Niño, la situación se agravó.

El candidato Ollanta Humala se comprometió en reunión con los miembros en retiro, de las FFAA, PNP, familiares, viudos y discapacitados de estas instituciones, masivamente votaron por Ollanta, con la esperanza de que cumpla su promesa, especialmente en la segunda vuelta. Ya sabemos que este traicionó a sus compañeros de armas en retiro, sus promesas de respetar las pensiones, todo ello ha causado desazón, consternación y repudio en la familia militar-policial.

Las personas que le dieron su voto a Ollanta el 2011, habiendo aceptado que se equivocaron, en estas elecciones son quienes masivamente están apoyando a Keiko Fujimori, quieren reivindicar su voto, quieren corregir el error que cometieron hace 5 años,  dándole en esta oportunidad su elección a Keiko Fujimori, en el entendido que ella sí hubiera realizado un buen gobierno.

Keiko Sofía Fujimori, no solo aguantó a pie firme el ataque de la prensa, la caviarada internacional y nacional, sus hijos putativos, los enemigos políticos e ideológicos de su padre,  después que este viajara a Japón, donde dicen sus enemigos renunció por fax, nadie ha mostrado ese fax al que tanto apelan sus enemigos.

Ella hizo frente  a una serie de cuestionamientos y denuncias judiciales, nunca se corrió, asistió puntualmente a todas las citaciones que el Ministerio Público y Poder Judicial programaron, la mayoría integrado por simpatizantes de la caviarada y del Apra, de todos los juicios salió bien librada, sus casos se archivaron.

Nunca se fue a París para que sus presuntos delitos prescriban como Alan García. No solo se ha preparado durante más de  dos décadas, ha vivido sus mejores años juveniles desempeñando una responsabilidad muy grande, acompañando a su padre como primera dama en todas las actividades de gobierno.

Quienes recuerdan estos hechos solo alaban su desempeño, que siempre estuvo a la altura de las circunstancias, asesorada por su padre principalmente y de quien con seguridad aprendió a gobernar y esa experiencia de vida es invalorable, invaluable y parte de su intangible personal.

Muchos la critican y la han criticado hasta la infamia, le han apostrofado una serie de delitos que no ha cometido, como el de sus estudios cuyo juicio se abrió repetidas veces y siempre llegaron a sentencias favorables a ella, además, qué hijo o hija puede ser responsable de los actos de sus padres.

La han motejado como “la primera dama de la corrupción”, especialmente los enemigos políticos de su padre, esos que tienen la mente podrida, el corazón lleno de animadversión y rencor, de esos corazones sangrantes que solo pueden sembrar odio e inquina en los sentimientos del pueblo, de este pueblo generoso que tiene confianza en que ella hará un excelente gobierno porque está preparada para ello.

Y cuál es el pecado de Keiko Sofía, ser la hija de Alberto Fujimori, de un presidente que derrotó a los principales enemigos del país: Recuperó la economía de nuestro país después de la  inflación económica que superó 3000% durante la debacle aprista; la victoria sobre el terrorismo logrando la paz interna que todos hoy gozamos y se consolidó la paz con Ecuador después de casi 50 años.


¿Pagarán los hijos los pecados de los padres? 

No hay comentarios: