sábado, 19 de septiembre de 2015

Las pesadillas de Palacio de Gobierno.


La descomposición en el partido de gobierno está llegando a su máximo vértice, es como si se estuviera hundiendo el barco y ha llegado el momento de abandonar la nave, para buscar nuevos horizontes políticos en otros vientres de alquiler, que les permitan seguir mamando de las ubres del Estado, con todas las gollerías puestas a su disposición. Tan solo quedan 24 fieles seguidores de Humala en el parlamento. Todo un desastre políticamente hablando.
Esto demuestra la pobre calidad moral de la mayoría de los integrantes del partido nacionalista, que hasta hace unos meses era el bastión del humalismo en el Congreso y fuerza mayor legislativa. Qué tipo de asesores tienen en palacio de Gobierno, que hacen cometer una serie de torpezas al Presidente Ollanta Humala y su esposa, ambos responsables de la desbandada.
Aparentemente, las estrategias comunicativas no son escuchadas y  las mejores opciones no son tomadas en cuenta, para enderezar el rumbo que sigue la nave. Desechando toda recomendación para encontrar nuevos rumbos de acción y salir del atolladero que el propio gobierno se ha buscado.
Pese a los esfuerzos del poder legislativo y las organizaciones políticas en establecer mecanismos de solución para preservar  nuestra democracia, se observa en el gobierno una gran desidia y reacción paquidérmica, en tomar decisiones urgentes, que permitan paliar la crisis que se vive y que está golpeando la economía familiar.
Si nos tomamos la molestia de ir a los mercados de los diferentes distritos y AAHH, escucharemos el airado reclamo de las amas de casa,  que observan la indiferencia y abandono  del gobierno en la solución de los principales problemas, especialmente el económico y el de seguridad, lo que se agrava porque se ha instalado en el imaginario popular una gran incertidumbre y desconfianza en las autoridades.
El gobierno debería buscar nuevas estrategias y tomar serias decisiones para enfrentar en momentos tan álgidos y de gran vacilación, la inestabilidad que el propio régimen se ha buscado con las decisiones equivocadas que a lo largo de estos 4 años ha seguido y hoy que observan que  le quedan escasamente diez meses, no atinan con la solución correcta.
El Presidente Ollanta Humala continúa inaugurando obras en provincias y algunos lugares de la capital, aparentemente sin mostrar preocupación por los escándalos. Sin embargo, su discurso tiene un gran ingrediente, para él vital y fundamental, la defensa irrestricta de su esposa, apoyando la posición asumida frente al escándalo de las agendas.
La comisión del Congreso presidida por Marisol Pérez Tello, encargada de investigar a Martín Belaunde Lossio, presentó su informe final, que el pleno del Congreso debatió. El informe en mayoría fue aprobado por el  76% de los congresistas. El informe encuentra indicios de lavado de activos cuya responsabilidad indica a Martín Belaunde Lossio y Nadine Heredia.
Además, abarca a Arturo Belaunde Lossio; Juan Carlos Rivera Ydrogo (gerente de Antalsis); Ilan Heredia (director de Todo Graph); al ex coordinador parlamentario de Produce Carlos Fuyikawa; al ex fundador de Todo Graph Jorge Chang Soto; y al ex representante de la empresa Mendoza Delgado Constructores SAC, Francisco García Lozada.
También a los expresidentes regionales Gregorio Santos (Cajamarca); Jorge Aldazábal Soto (Madre de Dios) y José Luis Aguirre (Madre de Dios), Jorge Acurio Tito (Cusco), René Concha (Cusco); y Vladimir Cerrón (Junín).
Sin embargo el informe en minoría presentado por el congresista Teófilo Gamarra a última hora, después de iniciada la sesión del pleno, se centró en  “cuestionar la labor del grupo investigador y en defender a la primera dama”. Informe falto de argumentos que es imposible pueda influir posteriormente en el Ministerio Público.
El debate en el pleno se centró en la relación que existía entre la primera dama y Martín Belaunde Lossio, así como en las empresas fundadas por el ex asesor de campaña, nos referimos a Centros Capilares y Todo Graph. Hubo intercambio de puyas entre los congresista Mauricio Mulder y Daniel Abugattás, que obligaron a suspender la sesión por 15 minutos.
En este escenario, antes, durante y después del pleno, sucedieron una serie de hechos, que buscaban desviar la atención de la población, sembrar el pánico, zozobra y el temor. Para poner la cereza de la torta, despidieron a Milagros Leiva en un intento de amedrentar a la prensa. La señora Heredia presentó denuncia contra la presidente de la comisión de investigación del caso Belaunde Lossio.
Hubo de todo, minas sueltas en diferentes lugares de Lima y provincias. Por efecto de una mina sembrada frente a un colegio un policía falleció, además de banderolas mal confeccionadas atribuidas a SL. La captura del mal llamado Tony Montana peruano, la orden de inamovilidad en el Ejército, los rumores de golpe militar, previo relevo del Comandante del Ejército, las explicaciones del ministro y del presidente Ollanta Humala que no satisfizo a la población.
En medio de todos estos hechos saltó la extraña muerte de Emerson Fasabi Moscovich, sus padres aseguran que trabajó para el presidente Ollanta Humala, "Nuestro hijo fue empleado suyo por 8 años", por lo que pidieron una cita al mandatario con la finalidad de esclarecer las circunstancias de la desaparición y muerte del exsoldado.
Toda una semana de diversos hechos que al parecer buscaban presionar a diferentes sectores y crear caos en la población, y de esta manera el informe de la congresista Marisol Pérez Tello pasara inadvertida. La investigación es contundente y concluye que Martín Belaunde "articuló una red de contactos con altos funcionarios del Estado y personas allegadas al poder político”, para obtener "ventajas económicas a favor de la empresa Antalsis”.

Fin de la investigación, no, el Ministerio Público y Poder Judicial, organismos a todas luces cuestionados por la población tienen la palabra, habida cuenta que, como resultado de la investigación en el caso Ancash, una de sus conclusiones recomienda al Ministerio Público investigar a los ex fiscales de la Nación José Peláez Bardales y Carlos Ramos Heredia por la destitución de cuatro fiscales que indagaban en la gestión de César Álvarez y el Caso 'La Centralita'. Todo un drama nacional, que no tiene plazo para acabar.

No hay comentarios: